mover

mover

miércoles, 3 de septiembre de 2014

Carta a Capriles de Eddie Ramirez


Señor Henrique Capriles R.
 
Distinguido compatriota:

Después de escuchar la entrevista que usted concedió a la periodista Laura Newman, de Al Jazeera, con respeto me permito enviarle esta carta pública con algunas reflexiones. Reconozco en usted un gran espíritu de servicio para contribuir al bienestar de todos. Considero positivo que recalque que gobierna en Miranda sin distinción de tolda política y que insista en la unión de todos los venezolanos. Igualmente agradezco el enorme esfuerzo que realizó en las últimas campañas electorales y, desde luego, respeto sus puntos de vista aunque no comparto algunos.

La motivación para dirigirle esta carta es porque valoro todo lo que usted ha hecho y por considerar que tiene mucho que aportar a este país. En momentos graves como los que vivimos, usted y otros dirigentes están llamados a rescatar la democracia y a contribuir a enrumbar al país para lograr un desarrollo sustentable. Usted expuso francamente lo que piensa: no cree en intervenciones militares, ni en salidas no constitucionales, que para ganar una elección a este régimen es necesario hacerlo por un amplio margen porque controla todas las instituciones, que las consideraciones sobre aumento de la gasolina pasan por una revisión de los convenios y dádivas a Cuba, Argentina y a otros gobiernos y que tenemos la mayor inflación del mundo y una elevadísima tasa de homicidios, en todo lo cual la mayoría de los venezolanos podemos estar de acuerdo.

Cuando la entrevistadora planteó las diferencias que existen en la oposición, usted descalificó las manifestaciones estudiantiles y llamados tendentes a acortar el período presidencial, sentenciando que es le dio oxígeno a Maduro. Además, que para la gente del pueblo ¨la libertad y la democracia no representan nada¨. Al respecto me permito comentar que usted ha podido ser más agresivo en contra del régimen y más solidario con quienes también están en la oposición pero tienen otra visión. Recuerdo que también en otras ocasiones usted ha declarado que no es más valiente quien tira piedras y sale a las calles a manifestar.

Ha podido declarar que la represión ordenada por Maduro es la responsable de los venezolanos caídos en las manifestaciones. Ha podido añadir que esos jóvenes que enfrentan a los guardias nacionales y a los paramilitares rojos violadores de los derechos humanos son valientes, pero que usted considera que esa no es la vía para lograr un apoyo mayoritario del pueblo. También hubiese sido positivo que mencionara que, en vista de la crisis, la Constitución ofrece diferentes opciones para cambiar al régimen, además de la electoral, pero que usted se aferra a esta. Ha podido señalar que los que menos tienen están agobiados por el alto costo de la vida, la escasez e inseguridad, por lo que esa es su prioridad, pero que nuestro pueblo también quiere libertad y democracia. Por último, ¿no cree que fue poco apropiado hacer alusión a que usted no se considera descendiente de El Libertador, en clara alusión, como mencionó la periodista, a Leopoldo López, quien está arbitrariamente preso por defender principios y valores?

La intención de esta carta es hacer un llamado a usted y al resto de nuestros dirigentes a ser más cautelosos en sus declaraciones, sin que por ello dejen de defender sus puntos de vista, ya que todos reclamamos la unidad de la oposición como paso necesario para salir del régimen, emprender la tarea de unir a todos los venezolanos e iniciar la reconstrucción del país.

Atentamente,
Eddie A. Ramírez

El Hombre Mediocre de Giuseppe Ingegnieri

LEA Y LUEGO NOS CUENTA SI LE FUE FÁCIL DIFERENCIAR A LOS DEL REGIMEN EN VENEZUELA Y A LOS QUE CONFORMAN LA MESA DE LA UNIDAD (SUPUESTOS OPOSITORES).


 
"Cada cierto tiempo el equilibrio social se rompe a favor de la mediocridad".
 
El ambiente se torna refractario a todo afán de perfección, los ideales se debilitan y la dignidad se ausenta;

Los hombres acomodaticios tienen su primavera florida.   

Los gobernantes no crean ese estado de cosas; lo representan; 
El mediocre ignora el justo medio, nunca hace un juicio sobre sí, desconoce la autocrítica, está condenado a permanecer en su módico refugio.

El mediocre rechaza el diálogo, no se atreve a confrontar con el que piensa distinto.

Es fundamentalmente inseguro y busca excusas que siempre se apoyan en la descalificación del otro

Carece de coraje para expresar o debatir públicamente sus ideas, propósitos y proyectos. 

Se comunica mediante el monólogo y el aplauso.
Esta actitud lo encierra en la convicción de que él posee la verdad, la luz, y su adversario el error, la oscuridad.
Los que piensan y actúan así integran una comunidad enferma y más grave aún, la dirigen, o pretenden hacerlo.

El mediocre no logra liberarse de sus resentimientos, viejísimo problema que siempre desnaturaliza a la Justicia.

No soporta las formas, las confunde con formalidades, por lo cual desconoce la cortesía, que es una forma de respeto por los demás.

Se siente libre de culpa y serena su conciencia si disposiciones legales lo liberan de las sanciones por las faltas que cometió.

La impunidad lo tranquiliza.  

Siempre hay mediocres, son perennes. Lo que varía es su prestigio y su influencia.

Cuando se reemplaza lo cualitativo por lo conveniente, el rebelde es igual al lacayo, porque los valores se acomodan a las circunstancias.

Hay más presencias personales que proyectos.

La  declinación de la “educación” y su confusión con“enseñanza”permiten una sociedad sin ideales y sin cultura, lo que facilita la existencia de políticos ignorantes y rapaces."



Su verdadero nombre era Giuseppe INGEGNIERI
http://es.wikipedia.org/wiki/Jos%C3%A9_Ingenieros
Nació en Italia en 1877.
Vino a la Argentina con sus padres, de muy pequeño ...

Estudió en el Nacional Buenos Aires. Luego se recibió de Médico.
Fue escritor, filósofo y sociólogo. Participó en política.

Falleció en Buenos Aires a los 49 años, en 1925.

Shaw

El alma es un don demasiado precioso para que Dios la dé al hombre por nada. Éste ha de ganarla siendo o haciendo algo.
SHAW, George Bernand