mover

mover

viernes, 11 de julio de 2014

Sentido de Pertenencia
















Por: Magda Mascioli G.

Como seres humanos, siempre estamos en alguna parte: en nuestras casas, trabajos, escuelas, universidades, países. En las casas, somos miembros de la familia; en las escuelas y universidades, somos alumnos; en el trabajo, somos empleados; en el país, somos habitantes…

¿Se ha preguntado alguna vez hasta qué punto somos, más que integrantes de la familia, “parte de nuestra familia”?

¿Hasta dónde, más que estudiantes del liceo o de la universidad, somos “integrantes de nuestro liceo o de nuestra universidad?

¿Somos solo habitantes del país donde vivimos o somos parte, un factor de suma importancia para nuestro país y nuestros conciudadanos?

En el trabajo ¿Somos solo empleados de la empresa o somos “parte de nuestra empresa”?

Hay un factor que responde a esas interrogantes y que establece la diferencia entre el “solo estar” y “el formar parte de”, y no es otro que el “Sentido de Pertenencia”.

El Sentido de Pertenencia es lo que nos lleva a sentir como “nuestra” la casa en la que vivimos, la familia a la que pertenecemos y en la que encontramos, más que una casa, un hogar. Es lo que nos lleva a convertirnos en Ciudadanos de nuestro país, dejando de ser solo habitantes de una tierra; es lo que nos conduce a ser parte activa de “nuestra” empresa para convertirnos en una de las tuercas que sirven para que el engranaje funcione en beneficio de todos.

En ocasiones decir “nuestro”, no significa ser “dueños de”. No somos dueños de nuestra familia, pero la defendemos, la cuidamos, la amamos porque es “nuestra”. Igual sucede con nuestro país, con la empresa donde trabajamos.

En la medida en que cada uno de nosotros comience a sembrar, a cuidar, a fomentar lo que significa realmente sentir como Nuestro lo que nos rodea, en esa misma medida comenzaremos a experimentar lo que significa tener “Sentido de Pertenencia”, y avanzaremos no solo en beneficio propio y de nuestras familias, sino en beneficio de nuestros compañeros de trabajo, de nuestros vecinos, de nuestro país.

El mejor trabajo… es el trabajo donde estamos.
El mejor lugar en el cual trabajar… es el lugar donde estamos trabajando

La empresa no lo hace a uno como empleado…  
Somos los empleados quienes hacemos a la Empresa en la que trabajamos.

De nosotros depende comenzar a desarrollar una consciente y bien dispuesta disposición a sentir como realmente “Nuestro” lo que nos rodea. De seguro nos llevaremos muy gratas sorpresas cuando comencemos a “formar parte de” en lugar de solo “estar”, y comencemos a ver los resultados.
No olvide que todos contamos con todos para avanzar.