mover

mover

viernes, 23 de mayo de 2014

Sra. Rosa María Orozco Seijas













El 22 de mayo se cumplieron tres meses de la muerte de la joven Geraldine Moreno, luego de que el pasado 19 de febrero recibiera un disparo en el rostro propinado por un efectivo de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) durante una manifestación en Carabobo.
Moreno estuvo hospitalizada desde la noche de aquel 19 de febrero hasta el mediodía del 22 de febrero cuando murió en una clínica de Naguanagua. 

Su madre, Rosa Orozco, recuerda el hecho exigiendo justicia, a través de una carta abierta dirigida al General Antonio Benavides Torres, comandante general de la GNB, que a continuación transcribe textualmente Notitarde:

Hoy 22 de mayo, al cumplirse tres meses de la muerte de mi única hija, muy respetuosamente me dirijo a usted, porque en mi familia me enseñaron a tener respeto por los demás, por las personas que tienen el deber y la responsabilidad de protegernos y cuidarnos, como las instituciones a la que usted muy orgullosamente dice representar.

“Que bueno que su familia está constituida sobre las bases de una sociedad como son el respeto por la familia y la dignidad de las personas, porque en la mía en estos momentos así como en muchas familias venezolanas, eso fue pisoteado, ya que un Guardia Nacional la destruyó, dejándome en una soledad que usted no imagina, porque no le ha tocado. Me quitaron mi vida, mis ganas de vivir, mi amiga, mi hija adorada, mi Geral.

“Usted dice que la GN, soldados, patriotas, nunca han levantado un fusil en contra de los venezolanos, usted me dirá ¿quién fue entonces? ¿Quién le quitó la vida a mi hija Geraldín y por qué la funcionaria de la mal llamada Guardia del Pueblo que agredió a Marvinia Jiménez aún anda suelta maltratando a más venezolanos, así como los funcionarios de la GN del destacamento 24 en el estado Carabobo?

“Lamento contradecir lo expuesto en su rueda de prensa del 23 de marzo con los periodistas, ya que quien le causó la muerte a mi hija sí fue un GN, quien accionó dos veces su escopeta contra su cuerpo y cara, destrozando sus ojos y su cerebro casi en su totalidad, acabando cobardemente con su vida. Ese ‘patriota’, ese ‘soldado’, iba en su moto acompañado de una femenina GN, quienes desde hace dos semanas están detenidos en el Core 2, le pregunto: ¿por qué no los enviaron al Penal de Tocuyito o a algún otro peligroso penal como a muchos estudiantes privados de libertad injustamente? Otra cosa que no entiendo, es por qué los otros 23 funcionarios que formaban parte de la comisión, no están detenidos también, incluyendo al Teniente Coronel Osuna Díaz, Frank Alonzo, Jefe de la Brigada Motorizada del Destacamento 24, quien comandaba la comisión. Todos están involucrados, ya que en el hecho hubo tortura, homicidio, complicidad, encubrimiento, y usted se jacta de decir que la GN le sirve a los venezolanos.

“Le invito a que se informe mejor antes de hablar y seguir dejando mal parada a la Institución, usted dijo: ‘…gracias a Dios la GN nunca ha tenido una persona que le hayamos acabado su vida…’. Usted dijo ‘…a mí me tienen que traer al GN si es que… el que sea, el que comentan, dónde ésta… la compañera, compatriota, ¿Geraldín es que se llama? de Valencia, murió por ese disparo a quemarropa ahí, ésa no es una acción de un GN damas y caballeros, es que me lo tiene que confesar ahí, para yo decir, porque muchos dicen: fue la guardia, fue la guardia, pero ¿dónde, cómo? Si allí no había unidades de la guardia, no había comisiones en esa urbanización. ¡Ah! ¿se está investigando? Perfecto, ojalá que aparezca el responsable, ojalá, yo quiero saber quién es …’. Le dejo un link en donde puede corroborar cada palabra expresada por usted, ni más, ni menos.

https://www.youtube.com/watch?v=_5nXMQN8D8M

También lo invito a que lea el expediente del caso de mi hija, para que certifique con sus propios ojos las declaraciones de los 25 GN que reconocieron haber estado de comisión en Tazajal bajo las órdenes del Teniente Osuna, allí también podrá ver las fotos que evidencian el daño devastador, cruel e inhumano que ocasionaron los perdigones disparados a quemarropa. Usted dice que tiene hijos y una bonita familia, yo también la tenía, por eso como ciudadana, como venezolana, como madre, le exijo respeto y deje de decir que la gente, que las redes sociales solo enlodan el gran nombre de la GN.

“Está evidenciado y documentado, que la GN abusa, reprime, tortura, hiere, ultraja y asesina a venezolanos, en su gran mayoría jóvenes estudiantes, viola los derechos humanos, y le repito lo que le dijo una joven periodista a quien admiro, Lisbeth de Cambra, Secretaria General del CNP de Caracas ‘…USTED NO TRABAJA PARA EL GOBIERNO VENEZOLANO, USTED TRABAJA PARA EL ESTADO VENEZOLANO, EL ESTADO SOMOS TODOS… le quiero recordar que usted trabaja para el Estado, el Estado soy yo, el Estado son ellos, no para el gobierno. Los gobiernos pasan pero el Estado queda…DEMUESTRE LA BUENA FE CON HECHOS…’.

“Usted trabaja para todos los venezolanos, incluso para los que pensamos diferente, y por si no lo sabía, nosotros los venezolanos les pagamos sus sueldos, y no es precisamente para que nos maten, nos repriman, nos torturen y violen todos nuestros derechos. General, el motivo de esta carta es, para que usted cumpla y haga cumplir lo que dijo.
“Con las madres venezolanas que no se metan ni con sus hijos tampoco. Éste es un momento extremadamente difícil para mí y para todas las familias venezolanas que están pasando por una situación similar, por eso le exijo como ciudadana venezolana, como madre, que se haga justicia y le recuerdo, que aunque pensemos diferente, ésta también es mi patria.

Atentamente: Rosa María Orozco Seijas
“La mamá de Geraldine Moreno Orozco”.