mover

mover

martes, 4 de febrero de 2014

El misterio sobre el nacimiento de Maduro, una trama muy confusa


Por: Antonio Maria Delgado - adelgado@elnuevoherald.com

@DelgadoAntonioM

Encarando testimonios de que Nicolás Maduro realmente es colombiano, altos dirigentes del oficialismo se han apresurado asegurar que nadie es más venezolano que el nuevo líder de la revolución chavista, declarando públicamente que nació en la Patria de Bolívar, en al menos cuatro lugares diferentes.

Los inusuales desmentidos son consistentes con los documentos públicos que aparecen en Venezuela sobre los padres del gobernante, que aunque escasos, demuestran que la ubicuidad forma parte del ADN legal de la familia, con distintas actas dándole al papá tres lugares simultáneos de nacimiento y a la madre dos.

Y la partida de nacimiento del nuevo jefe del régimen bolivariano, que los venezolanos solo han podido ver brevemente de lejos en una pantalla de televisión, carece de sellos que confirmarían su autenticidad y fue elaborada sin cumplir con los procedimientos normales de la época. 

La documentación y declaraciones producidas hasta ahora para mitigar las dudas de que Maduro es venezolano de nacimiento oscurecen mucho más de lo que aclaran el espinoso tema, que es la base de uno de las múltiples acusaciones de que usurpa la presidencia de Venezuela.

Es un tema sobre el que el propio gobernante ha evitado pronunciarse pese a que informes de prensa publicados en Colombia recogen los testimonios de moradores que dicen haber conocido bien a su familia, y que el actual mandatario venezolano había nacido en el vecino país antes de que se mudaran a Venezuela cuando él era muy chico.

Algunas de estas personas fueron entrevistadas por el diputado Walter Márquez, del partido Movimiento al Socialismo (MAS), quien lleva semanas investigando la nacionalidad del mandatario.

“He conseguido gente que fue contemporánea con la mamá y la tía de él, y que lo conoció a él [Maduro] desde niño en Cúcuta”, dijo Márquez desde San Cristóbal.

“Hay muchísimos testimonios en la frontera, pero entre éstos, hemos encontrados más de diez que son creíbles, cuyas historias coinciden una con otra”, agregó Márquez, quien tiene previsto presentar los resultados de sus investigaciones en pocos días.

Márquez, un historiador conocido por las investigaciones sobre algunos de los casos más sonados del país, dijo que muchos de los documentos que se consiguen en Venezuela y los pronunciamientos del oficialismo sobre las raíces del gobernante son contradictorios.

Según los datos recabados hasta ahora, Maduro tiene seis lugares de nacimiento diferentes, incluyendo la Parroquia Santa Rosalía de Caracas, que es el lugar que consta en el acta de su primer matrimonio, contraído en 1988.

Pero la declaración que aparecen en el acta de matrimonio difiere de las versiones oficiales brindadas hasta ahora por altos funcionarios del gobierno, incluyendo al propio Maduro, quienes por separado han declarado que el gobernante nació en febrero de 1962 en tres parroquias diferentes de Caracas, incluyendo, Los Chaguaramos, El Valle y La Candelaria.

A esas, se le suma la versión brindada por el gobernador de Táchira, José Vielma Mora, quién aseguró que Maduro había nacido en su estado, en la localidad de El Palotal, entre las ciudades de San Antonio y Ureña.

“Aquí hay varios temas que investigar. Primero hechos de corrupción administrativa alrededor de su nacionalidad y alrededor de su identificación ciudadana. Segundo, la falsa atestación de funcionarios públicos, con el cual se viola el código penal”, comentó Márquez. 

“Y hay un tercer elemento, que es el hecho de que él, a sabiendas de que no cumple con los requisitos constitucionales, se presenta a la elección presidencial, con la cual comete un fraude constitucional, prevaricato constitucional, violando el artículo 227 de la Carta Magna que exige el requisito de elegibilidad", agregó.

A las distintas versiones oficiales sobre el origen de Maduro, se suma la situación relacionada con sus padres.

Su papá, Jesús Nicolás Maduro, aparece en documentos oficiales que nació en el estado Falcón, pero en tres localidades diferentes: Cumarebo, Sabana Alta y Coro. Su mamá también tendría dos cunas, Cúcuta (Colombia), y Rubio (Venezuela).

Fue Maduro el que aseveró que nació en Rubio. El gobernante declaró que ese era el lugar de nacimiento de su madre, Teresa de Jesús Moros, ante autoridades civiles de la época para la elaboración de su acta de defunción en 1994.

Esa es una versión que es falsa y Maduro, al brindarla, incurrió en un delito, dijo Márquez.

“Tenemos el acta de nacimiento certificada y apostillada. Nació en la Parroquia de San Antonio de Padua de Cúcuta”, dijo el diputado, antes de agregar: “Maduro mintió”.

Luego de que las autoridades venezolanas presentaran una partida de nacimiento para silenciar las acusaciones de que el nuevo líder de la revolución bolivariana, Nicolás Maduro, es colombiano y por ende ejerce ilícitamente el poder, las dudas no han desaparecido del todo debido a una serie de presuntas irregularidades en el documento.

“Esa partida de nacimiento fue falsificada. El señor Maduro no es venezolano”, sostuvo el abogado e investigador Nelson Ramírez Torres, quien analizó el documento pese a que las autoridades no permiten verlo.

“Esa partida de nacimiento que presentaron carece de varios requisitos”, señaló. 

El documento solo pudo ser visto en una breve toma de la televisión durante una entrevista con la presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena, quien en octubre enseñó de lejos el acta para garantizar que Maduro, al inscribir su candidatura, dejó registro de que era venezolano.

Pero el documento no es de libre acceso a los venezolanos, y las solicitudes para verlo presentadas ante el registro de la Parroquia de la Candelaria por los investigadores del tema no han sido respondidas.

El diputado de la oposición Walter Márquez, quien este mes espera presentar un informe sobre la nacionalidad de Maduro, es uno de ellos.

“No ha sido fácil. Yo he pedido el documento y tiene demasiadas restricciones. No lo niegan, pero tampoco lo muestran”, dijo el antiguo colaborador del fallecido presidente, Hugo Chávez.

“Argumentan muchas cosas, que quieren colocar una nota marginal, que lo está estudiando otra persona. Las veces que nos hemos acercado a verlo, el documento no ha sido accesible”, sostuvo.

El que haya aparecido en ese registro también es motivo de curiosidad.

Meses antes, una operación de investigación privada ordenada por empresarios venezolanos de todos los registros de Caracas había mostrado que la partida de nacimiento no aparecía en ninguna de ellas.

“Se revisaron todas, en una investigación que llevó semanas”, dijo una fuente familiarizada con la investigación que habló con El Nuevo Herald bajo condición de anonimato. “La de La Candelaria, fue una de ellas”.

Quien sí ha tenido acceso a al documento fue el equipo de investigación encabezado por el abogado Raymond Orta, que certificó la autenticidad del documento.

Orta cuya firma, –tuabogado.com, está especializada en la grafotécnica y en la búsqueda de documentos– concluyó que el “acta no presenta signos de falsificación o forjamiento alguno […], siendo auténticas la firma del Jefe Civil y la estampa de sello correspondiente”.

Por otro lado, el informe establece que el padre del mandatario, Nicolás Maduro García, nació en Venezuela, a diferencia de la madre, Teresa de Jesús Moros, quien habría nacido en Colombia.

El que el padre fuese venezolano es de vital importancia, porque incluso bajo el supuesto de que Maduro haya nacido en el país, una determinación de que ambos padres fueran colombianos automáticamente le daría la nacionalidad del vecino país, y la doble nacionalidad le descalificaría para ejercer la Presidencia de la República.

Pero otros incluso dudan que haya nacido en Venezuela y la autenticidad del documento.

“Tenemos muchos indicios para concluir que es falsa”, comentó Ramírez Torres, antes de agregar que las personas que forjaron el documento descuidaron los detalles.
“Para empezar, la hoja de papel utilizada carece del sello del Concejo Municipal del Distrito Federal, lo cual es un requisito para certificar la validez del documento”, comentó desde Caracas.

El sello redondo debe aparecer en toda partida de nacimiento en el lado superior derecho y así aparece en el de Diana Ferrier García, que es utilizado por el informe Orta para comparar las firma que aparece en la de Maduro porque en el registro es la inmediatamente anterior.
Al igual que el sello, el acta de Maduro presentado por Orta, carece de la correspondiente enumeración de acta. Se trata de un número sobre cual debe marcarse el sello del consejo municipal.
El la partida de Diana Ferrier García aparece como 433.
“Los libros debían estar foliados, y el artículo 447.4 del Código Civil ordenaba que el presidente del Concejo Municipal dejara constancia del número de folios que contenga el libro”, comentó Ramírez Torres, en un informe elaborado sobre el documento.

“El que la partida no tenga sello ni número del folio significa que intercalaron una hoja con contenido falso, independientemente de que las firmas del jefe civil y de la secretaria hayan sido o no falsificadas”, sostuvo.

Estos dos indicios son los que más saltan a la vista, pero no son los únicos.

El documento también presenta otras irregularidades que llaman la atención, incluyendo la inclusión de la frase: “Esta presentación fue ordenada por el procurador de menores” después de que el documento había sido terminado de redactar, en una sección de la declaración sumamente irregular.

El pronunciamiento es utilizado como una especie de excusa para explicar el por qué el acta estaba siendo elaborada dos años después del nacimiento, lo cual en sí mismo es irregular para un niño que nació en Caracas en 1962.

“La declaración del nacimiento y presentación del niño fue extemporánea, fuera de los veinte días que ordenaba el Código Civil, lo cual se exige justamente para impedir fraudes en la identificación”, dijo Ramírez Torres en su artículo.

Pero la justificación utilizada en realidad no justifica nada, dijo Ramírez Torres “En 1964, los procuradores de menores no tenían atribuciones para ordenar a las jefaturas civiles las presentaciones de menores”, comentó. “Y en todo caso, las circunstancias correspondientes a la procuraduría de menores, es decir, las razones por las que emitió la orden, no fueron incluidas en el documento, como debería ser el caso”.

Adicionalmente, la partida de nacimiento no es acompañada de la debida documentación de la clínica, donde Maduro supuestamente nació, lo cual también es obligatorio.

Links:

Juego trancado


VENECONOMÍA







Tanto fue el cántaro al agua que se rompió. El gobierno lleva tres quinquenios completos estrangulando al sector productivo del país, acabando con la industria nacional (privada y pública) y llevando al país a una economía de puertos, donde hasta el 80% de la demanda de bienes y productos penden de las ingentes importaciones.



A esto se le une, un corrupto e ineficiente manejo de la industria petrolera estatal, financista del mamotreto intercontinental del castrocomunismo y de cuanto espejismo misionero de reparto de la renta se le ocurrió al zar petrolero Rafael Ramírez y a su mentor Hugo Chávez. 

Una mermada industria que dejó al gobierno con la botija vacía, pues hoy PDVSA está produciendo escasamente unos 2.500.000 barriles diarios de los cuales se exportan tan sólo unos 1.100.000 b/d contra pago en efectivo contante y sonante. El resto no es retributivo para los venezolanos ya que unos 1.400.000 barriles diarios están destinados al consumo local, a pagar la deuda con China y a dádivas para el régimen de los Castro y demás gobiernos de PetroCaribe, Alba y CELAC, etc.


Con el precio del petróleo a $100 por barril y sumando $3,0 millardos de exportaciones no petroleras, esto daría unos $43 millardos de exportaciones en un país que en 2013 importó $51 millardos de bienes y servicios.
 
Completa este explosivo coctel, que la sequía de divisas la está pagando todo el sector productivo privado que apostó a Venezuela confiando en las reglas de juego que impuso el gobierno, y al que ahora el Ejecutivo Nacional le niega el pago de una deuda legítima y legalmente contraída, que asciende a unos $15 millardos. 

Una deuda que tiene ahorcados, entre otros a los sectores de: Alimentos ($2,4 millardos); automotor ($1,8 millardos); sector salud, incluyendo al farmacéutico y equipos médicos ($4 millardos); Aerolíneas nacionales e internacionales ($3,5 millardos); Telecomunicaciones ($600 millones); TV por suscripción ($500 millones); Químico ($500 millones); Industria Gráfica ($198 millones); Electrodomésticos ($160 millones); Maquinarias ($150 millones); Papelero ($ 80 millones) y Envases y empaques ($50 millones).

Ahora el gobierno está poniendo a los empresarios entre la espada y la pared. Y si se lee entre líneas la oferta del gobierno es que para salir del atolladero en el que ha metido a Venezuela se aflojarán los dólares para las nuevas importaciones, pero las deudas se quedarán en el limbo.

Mientras, no hay una sola muestra de Maduro ni de su séquito económico que indique que se dejará de enviar sus dádivas a Cuba y al ejército de gobiernos chupadólares.

Comunicado

 
 
 
Alerta a la opinión pública nacional e internacional
 
Ayer Domingo 2 de Febrero, día en que se llevaron a cabo más de 50  Asambleas de Calle denominadas #LaSalida, en diversas ciudades del país, promovidas por la oposición democrática venezolana, fueron detenidos en el estado Nueva Esparta los ciudadanos Carlos Jiménez, Carlos Carrera, David Corso, Jackson González, Simón Rodríguez y Nelson Hernández, quienes protestaban pacíficamente frente al Hotel Venetur, lugar donde se alojan las delegaciones que están participando en la Serie del Caribe, ya que contaban con la presencia de la de la prensa nacional e internacional que cubre dicho evento deportivo, para manifestar su descontento por la influencia, dependencia e injerencia de gobierno cubano en nuestro país.
 
La protesta en ningún momento tuvo manifestaciones violentas ni agresiones físicas contra los hermanos cubanos que participan en los juegos,  tal y como argumenta el gobierno venezolano, sino que estaban dirigidas específicamente  contra el gobierno de Nicolás Maduro.
 
En horas de la mañana del día de hoy, luego de salir de un programa de radio en la emisora Encuentro 88.7 FM, fue secuestrado por el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) el Concejal Giuseppe Di Fabio, Dirigente Regional del Partido Voluntad Popular y Jesús Noriega, sin orden de aprehensión y llevados a la sede de dicho organismo, sin que hasta ahora se sepa los cargos por los cuales fueron detenidos. El dirigente se encontraba dando un balance de las Asambleas de Calle que se habían realizado en el Estado Nueva Esparta y de las detenciones de los manifestantes frente al Hotel Venetur.
 
Estas detenciones se suman a otras que hemos venido denunciando, donde las personas son secuestradas por Organismos de Seguridad del Estado sin que se sigan los mecanismos que la Ley impone, violando así el derecho a la tutela judicial efectiva y el derecho a la defensa.
 
Denunciamos una vez más cómo el gobierno venezolano criminaliza  la protesta pacífica, amedrenta, apresa y persigue a quienes ejercen sus derechos constitucionales y utiliza el terrorismo de estado y abuso del poder para secuestrar a ciudadanos  plenamente identificados como opositores al gobierno o pertenecientes a partidos políticos  de la oposición democrática venezolana, para intimidarlos e imputarles delitos fabricados, sin argumentos ni pruebas válidas conocidas.
 
Exigimos la liberación inmediata de estos venezolanos.  Alertamos a la opinión pública y a la comunidad internacional para que estén atentos a estas arbitrariedades que el gobierno venezolano está ejerciendo contra el pueblo venezolano, que está expresando su descontento por la terrible situación política, social y económica que se vive actualmente en nuestro querido país y que pretende ocultar con la hegemonía comunicacional y el control de los medios de comunicación, utilizando además la represión, persecución e intimidación contra los venezolanos.
 
En Caracas, a los 3 días del mes de febrero de 2014.