mover

mover

sábado, 25 de enero de 2014

No mas marañas, ni politiquería




Por: Jorge Parra - @jorgelparrat 
Con el pasar de los días vemos a un pueblo resignado a vivir entre colas, apagones, escasez y hampa por falta de políticos verdaderamente comprometidos con el cambio. Los negocios por debajo de la mesa, el silencio y el miedo se ha convertido en el enemigo principal de un pueblo que a gritos pide solución a tanta anarquía.
No podemos seguir eligiendo a cobardes cuando estamos en una guerra a muerte por la existencia y sobrevivencía de un país que es masacrado lentamente, debe nacer una nueva forma de hacer política, darle paso a una generación de relevo que NO salte la talanquera por 4 lochas, que tenga la capacidad innata de renovar conciencia, con mente fría y calculadora que no basile en defender a capa y espada los intereses del pueblo, que jamas negocie el futuro y el progreso de millones que con esperanza y fe desean una oportunidad para ser ciudadanos emprendedores.
La agenda obligatoriamente debe ser defender al pueblo en la calle, no podemos seguir  hacernos los locos cuando tenemos a Ivan Simonovis muriendo en cuatro paredes
¿se les olvido como murió Brito?
¿creen que dejando sola a la gente buena por la avaricia del liderazgo es la solución para surgir?
No, mis hermanos,  a la oposición le hacen falta caras frescas, ideas innovadoras, liderazgos sin vicios, sin mesianismos que simplemente den la cara por sus comunidades, que sin miedo estén de primero en cada protesta. Nos hace falta destapar los oídos y la conciencia para poder escuchar y sentir las calamidades que pasan millones, por la incapacidad e incompetencia de un régimen que vendió el futuro próspero y emprendedor de un pueblo, por años de fama y una hoja en los libros de historia.
En esa dirección refiero directamente mi critica;  como oposición hemos cometidos muchos errores y estamos en una profunda deuda con los que hoy sufren los embates de esa pesadilla llamada revolución. Yo no olvido cuando me revelé por primera vez ante los que se dicen llamar eruditos de la política, por NO QUERER IR a las elecciones parlamentarias en 2005, cuando sabíamos que ganaríamos la mayoría de los curules, victoria que nos daban el supremo poder de frenar el despilfarro de Hugo Chávez, pero no señores, ustedes prefirieron no participar y hoy nos chillamos ese desastre que tardará mas de 30 años en ser enmendado.
Nuestro norte debe ser el beneficio del mas humilde y no la popularidad del puesto; amigos,  los puestos públicos no tienen dueño, esa debe ser nuestra premisa, debemos elevar nuestra moral con mejores acciones, debemos dormir con el pueblo en calle si es necesario, aquí el compinchismo y la repartición por cuotas se tiene que acabar, respetemos los liderazgos puntuales y los nuevos liderazgos, salgamos a la calle y juntos exijamos la liberación del valiente Ivan Simonovis líder que cuenta incondicionalmente con el apoyo de un pueblo noble que no olvida.
Si queremos recuperar la política, la paz, la reconciliación y el futuro de Venezuela con dignidad, es obligatorio dejar atrás la mezquindad, la ambición y el egoísmo. Dejemos de pensar con los colores de un partido y por primera vez en la historia pintemos de color pueblo nuestras ganas de construir una Venezuela llena de valores, la Venezuela productiva que todos necesitamos, esa que te garantice progreso a nuestra juventud luchemos sin descanso para que nuestro talento no se fugue, para que la experiencia vuelva, vamos a darle fin a los días del hampa Jose Sanchez Mazuco a cargo de la seguridad, sepultemos la escasez junto a Lorenzo Mendoza.
Estamos frente a la última oportunidad de reivindicar los errores del pasado.
Sembremos en suelo soberano y cultivemos en el alma del pueblo una jardín de esperanzas rumbo al 2015.