mover

mover

viernes, 10 de enero de 2014

Respuesta de Bertin Osborne

 
 
 
 
 
 
 
 
Respuesta a ataques recibidos luego de escribir esto:
http://libertadpreciadotesoro.blogspot.com/2014/01/mi-venezuela-amada.html
 
Por: Bertin Osborne 

He recibido cientos de mensajes y estoy sorprendido de que mis palabras hayan tenido esa repercusión.
 
Algunos me critican por haberlo hecho y me piden que me ocupe de mi país que es un desastre.
 
Vaya por delante que he dicho en voz alta lo que mi corazón me dice todos los días y no he querido, jamás, menospreciar a nadie, ni dar lecciones. Siento los que se hayan ofendido, porque, además, creo que tienen razón.
 
Mi país es un caos y yo lo digo en nuestra televisión constantemente.
 
Esta lleno de ladrones y corruptos en los más altos cargos públicos…. Pero…algunos ya están entrando en prisión, incluso un yerno de nuestro Rey tiene pinta de que también va a entrar.
 
Es cierto que hay más inseguridad ahora, que te pueden robar la moto, el celular o tu casa, casi siempre sin armas… Pero….si llevo a mi hijo a un parque puedo dejarle jugando y yo sentarme a leer, porque se que no le va a pasar nada malo.
 
Es cierto que hay más drogas que antes…. Pero…. Las mafias, si las hay, no nos afectan en nuestro día a día, porque no se ven.
 
Es cierto que hay crisis, mucha, demasiada, que la gente sufre estrecheces… Pero…. Si vas a uno de los miles de supermercados que hay en mi país siempre hay leche y pañales para los niños y carne, pescado y papel toilet para nosotros, y, además, de mil marcas.
 
Si se te rompe el carro en una autopista, que por cierto, son estupendas, puedes sentarte tranquilamente a escuchar música dentro, mientras llega la grúa y si, mientras, llega la guardia civil, estarás salvado, seguro, ayudado y tranquilo.
Yo conocí así a Venezuela, me enamore de ella, tuve hasta cédula venezolana hace años ! Quiero con todo respeto, como corresponde a un extranjero, soñar en volver a ver mi país amado como lo conocí. Es eso malo? Es eso ofensivo ? Yo creo que no.
 
Yo amo a mi país, pero Venezuela, además de amarla, también me duele.
 
Me duele porque estoy rodeado de vuestros compatriotas todos los días de mi vida y les veo sufrir. Porque tengo grandes amigos, pero sólo dos hermanos, y uno, como no, de Caracas. Miguel Sierralta.
 
Pido disculpas a quien se haya sentido ofendido con mis palabras y sólo quiero decirles que todas y cada una de ellas han salido desde lo más profundo de mi corazón.