miércoles, 23 de octubre de 2013

La botella












Un hombre estaba perdido en el desierto, destinado a morir de sed. Por su buena ventura, llegó a una cabaña vieja, desmoronada, sin ventanas, sin techos.

El hombre anduvo por ahí y se encontró con una pequeña sombra donde acomodarse para huir del calor y del sol desértico.

Mirando a su alrededor, vio una vieja bomba de agua, toda oxidada.
El se arrastró hacia allí, tomó de la nivela y comenzó a bombear, a bombear y a bombear sin parar, pero nada sucedía.

Desilusionado, cayó postrado para atrás, notó que a su lado había una vieja botella, la miró, la limpió de todo el polvo que la rodeaba y pudo leer un recado que decía usted necesita primero preparar la bomba con toda el agua que contiene esta botella mi amigo, después, por favor tenga la gentileza de llenarla nuevamente antes de marchar.


El hombre desenroscó la tapa de la botella y en realidad, ahí estaba el agua, la botella estaba llena de agua.


De repente, él se vio en un dilema si bebiese aquella agua, él podría sobrevivir, pero si la vertía en esa bomba vieja y oxidada, tal vez obtendría agua fresca, bien fría, del fondo del pozo, y podría tomar toda el agua que el quisiese, o tal vez no, tal vez la bomba no funcionaría y el agua de la botella sería desperdiciada.


¿Qué debería hacer?
¿Derramar el agua en la bomba y esperar a que saliese agua fresca o beber el agua vieja de la botella e ignorar el mensaje?
¿Debería perder toda aquella agua en la esperanza de aquellas instrucciones poco confiables, escritas no sé cuánto tiempo atrás.

Con reluctancia, el hombre derramó toda el agua en la bomba, enseguida agarró la nivela y comenzó a bombear y la bomba comenzó a rechinar sin parar... nada pasaba.

La bomba continuaba con sus ruidos y entonces surgió un hilo de agua, después un pequeño flujo y finalmente, el agua corrió con abundancia... agua fresca, cristalina.


El llenó la botella y bebió ansiosamente, la llenó otra vez y tomó aun más de su contenido refrescante.


Enseguida, la llenó de nuevo para el próximo viajante, la llenó hasta la boca, tomó la pequeña nota y aumentó Créame que funciona, usted tiene que dar toda el agua, antes de obtenerla nuevamente.


¿Cuantas veces tenemos miedo de iniciar un nuevo proyecto pues este demandará de una enorme inversión de tiempo, recursos, preparación y conocimiento?
¿Cuántos se han quedado parados satisfaciéndose con los resultados mediocres, cuando podrían conquistar victorias significativas?


Autor desconocido

La piña










La piña conocida también como el ananá, es una planta perenne de la familia de las bromeliáceas, nativa de América del Sur. La piña es una es fruta deliciosa que ofrece muchos beneficios para la salud. A continuación te presentamos 10 bondades dela piña para tu organismo.

10. Reduce el riesgo de hipertensión La hipertensión se origina cuando demasiada fuerza se ejerce sobre las paredes arteriales, mientras que la sangre circula. Una forma de combatir esto es consumir una gran cantidad de potasio y una pequeña cantidad de sodio en tu dieta para bajar la presión arterial. Las piñas son excelentes para la hipertensión, ya que una taza de piña contiene alrededor de 1 mg de sodio y 195 mg de potasio.

9. Ayuda a perder peso Comer piña puede reducir los antojos dulces, por su dulzura natural y consumes mucho menos calorías, incorpora una gran cantidad de piña en las comidas te ayudará mucho en la pérdida de peso ya que la piña puede hacer que te sientas lleno sin ofrecerle un gramo de grasa a tu cuerpo.

8. Ayuda a mantener una buena salud ocular Las piñas protegen contra los problemas de los ojos relacionados con la edad, porque es rico en antioxidantes.

7. Impide la placa bacteriana y ayuda a mantener los dientes sanos Otro de los beneficios es que impide que se forme placa bacteriana en los dientes gracias a la alta cantidad de vitamina C que contiene y por lo tanto evitar muchas enfermedades de las encías.

6. Ayuda a cura el estreñimiento y el movimiento de intestino irregular La piña es rica en fibra, muy eficaz para curar el estreñimiento y el movimiento de intestino irregular.

5. Ayuda a mantener la piel hermosa La piña contiene enzimas que hacen que la piel se vuelva más elástica, y mejora la hidratación de la piel, al mismo tiempo elimina las células dañadas o muertas, nos ayuda a lograr una tez clara y brillante. Las enzimas de la piña luchan además contra los radicales libres y pueden disminuir manchas y líneas finas.

4. Fortalece el sistema inmune La piña contiene una enzima llamada bromelina. La bromelina es un anticoagulante natural y también hay evidencias de que puede provocar cambios beneficiosos en los glóbulos blancos de la sangre, por lo tanto mejora la función inmune.

3. Excelente para proteger la tiroides y el sistema nervioso La piña es una excelente fuente de vitamina C, yodo, magnesio, fósforo y calcio, útiles para la tiroides y las células nerviosas.

2. Combate la ateroesclerosis, enfermedades cardíacas y diabetes La vitamina C aporta al organismo una protección frente a radicales libres (sustancias que atacan a las células sanas). La acumulación de radicales libres pueden ser los causantes de provocar ateroesclerosis y enfermedades cardíacas o diabetes.

1. Es una excelente fuente de manganeso La piña también es una excelente fuente de manganeso, un mineral esencial para la producción energética de algunas enzimas. También tiene grandes cantidades de tiamina (vitamina B1), también muy importante para que estas enzimas produzcan esa energía. La piña también aporta hierro, azufre y potasio, que favorecen la actividad de las hormonas sexuales y ayudan a generar enzimas. 

Fuente: http://globovision.com/articulo/conozca-los-10-beneficios-al-comer-la-pina

ATENCIÓN: Recordar muy bien esto:

Las penas y preocupaciones no se ahogan en alcohol, 
¡Saben nadar!
Anónimo

Saint-Exupéry

No se ve bien sino con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos.
SAINT-EXUPÉRY, Antoine de