mover

mover

viernes, 19 de julio de 2013

En síntesis ¡Los propios cuervos conchupantes!

 







Por: Agustín Blanco Muñoz - abm333@gmail.com - @ablancomunoz  

La pregunta de la dama fue tan precisa como inesperada:
Dígame Profesor, en su condición de historiador ¿usted cree que este hombre es o no colombiano? 

Mire, ese no es el problema. Lo fundamental es que aquí no hay una política para sacarlo sino para convalidarlo y en este sentido, cuando el 15A se cantó el robo de los resultados, se apeló a las instancias establecidas actuando totalmente apegado al derecho que estaban cuestionando, y de este modo, se acepta que el propio acto electoral se hizo en el marco legal y que, en consecuencia, cualquier error o falla es subsanable utilizando los mecanismos objetados.

Esto quiere decir que la MUD y el excandidato Capriles se entrampan por cuenta propia. Apelan a un CNE para pedirle una auditoria que saben no les será concedida en la forma como la solicitan y cuando el organismo procede a realizarla bajo sus condiciones, los demandantes sólo pueden manifestar su disconformidad y aceptar lo establecido por el organismo reconocido y convalidado por la propia solicitud opositora.

Esto mismo ocurre con la o las impugnaciones de los resultados electorales del trajinado 14A ante el TSJ, que hasta la fecha no han sido respondidas. Cuando se vencía el plazo para que la Sala Electoral dictaminara si se aceptaba o no el/los recursos interpuestos, la Sala Constitucional sin mayores explicaciones, le ordenó remitir el caso a su seno.

En ese momento quedó más en evidencia lo que viene. Si ya  se atrevieron el 09D-12 a dictar el fallo según el cual el presidente electo no necesitaba ser juramentado porque prevalecía la necesidad de la “continuidad administrativa” ¿Qué no harán ahora para acabar con la prédica de la “ilegitimidad”? A nadie debe extrañar entonces que en cualquier momento se publique el dictamen según el cual las apelaciones son inadmisibles.

Ya el régimen sabe que las oposiciones MUD-Capriles no están ganadas para otro tipo de protesta que no sea la institucional. Eso los obliga a defenderse en los organismos internacionales que dictaminan en el largo plazo y cuyas decisiones por lo general no son vinculantes por cuanto sería desconocer un estado de derecho y unas instituciones ya avaladas y convalidadas por los propios demandantes.

En este sentido, nadie puede creer a esta hora que Nicolás Maduro sea sacado del mando-poder por el TSJ, la OEA o la ONU.  A eso no le otorga validez ni la propia MUD-HCR que no solo convocó, sino que ya se sienten ganadores en las elecciones del 08D.

Es tal el nivel de seguridad en la victoria que el excandidato denunció el 16/07 que el régimen postergará esas elecciones para el próximo año tratar para superar un cuadro electoral que ni siquiera cuenta con candidatos.

Para este momento, si se tiene claro lo que será el dictamen del TSJ y se ve al demandante reconociendo al CNE, se decide acudir a otra forma de impugnación. Y ya es mucha la gente que en medio de una explicable desesperación, ha comenzado esa búsqueda.

El Referendo Revocatorio Presidencial sería a mitad de mandato. Por ello hoy lo más inmediato es apelar al incumplimiento del requisito de ser venezolano por nacimiento para ejercer el cargo y, según la prédica, Nicolás Maduro (NM) no lo es.

Hasta ahora, sin prueba documental, toda la alharaca parece obra de la desesperación, la impaciencia y la impotencia de muchos. Ante la falta de una política convincente, la gente “de a pie” se inclina a aceptar salidas que aún sin mayores esperanzas sirven para drenar la angustia.

A este nivel ha llegado el estado de una política que no exhibe posiciones doctrinarias en lo ideológico y político. Difícil saber hoy cómo actuaría la MUD ante una eventual conducción de la sociedad venezolana. Su única carta de presentación es la dirección de un frente democrático.

¿Democracia similar a la que prevalece en la Venezuela 1958-1998? ¿Mantenimiento del modelo gastado, fracasado, corrupto, de violencia e injusticia?

Y si no es así, ¿cuáles son los reparos que ha hecho la MUD a  esos 40 años de gobierno que dieron entrada a este tiempo de mayores padecimientos y penurias?

En sentido estricto, el régimen actual es la continuación del desastre bipartidista de la llamada cuarta república, con la diferencia de que a la cobertura ‘democrática’ se le añade ahora la de un supuesto socialismo del siglo XXI.

Esto quiere decir  que en lo ideológico, político y programático este expaís sigue a nivel de 1958, por no decir 1936, o tiempos anteriores. El liberal-positivismo mantiene hoy y aquí su imperio. 

¿Hasta cuándo se mantendrá la figura del líder-caudillo tradicional?

¿Quién puede sostener que la Venezuela actual se puede regir por los lineamientos de dos llamados líderes que se abrogan la dirección de esta sociedad? 

¿De dónde sacan que aquí aplica una polarización reducida a dos proyectos de país?

Hasta la fecha, se reducen a uno, porque no es posible marcar una verdadera ruptura entre ambos. A una vacía democracia sigue un vacío socialismo.

Estamos ante una actividad política tan desjerarquizada, continuista y mecánica que prevalece una mutua legalización y convalidación como la que actúa a propósito de los resultados del 14A. Y en este escenario se apela hoy a lo más pedestre: a la supuesta nacionalidad colombiana de NM.

Estas formas de distracción llevan a consignas como la de “¡Fuera Colombiche!”. La continuidad de la vieja política de la conchupancia puntofijista que a la vez es la prolongación de 200 años de la misma politiquería y los mismos beneficiarios.

Se olvida que hay una inmensa y mayoritaria Venezuela que aspira  adelantar la auténtica reconstrucción de esta sociedad en términos de constituyente originaria.

Se impone alcanzar una realidad en la cual prevalezca, al fin, el aporte, posición y decisión del colectivo social y no la voluntad de quienes, por lo menos desde 1810-11 han dictaminado, vigilado y defendido los infames poderes de las polarizaciones, complicidades y falsas y engañosas luchas.

Hasta ahora lo que se conoce como independencia sólo ha servido para beneficiar los independientes, con y sin cédula de identidad venezolana. ¡Qué historia amigos! 

El Universal, 19 de julio del 2013.

Esto es la que los venezolanos NUNCA HEMOS ENTENDIDO. Por eso no dejamos de ser becerros obedientes en manos de politiqueros corruptos, mentirosos y tramposos.

Imposible es empezar a comer por la segunda cucharada - Refrán Castellano

Weil


Vives, Juan Luis

Ni la utilidad del mentir es sólida,ni el mal de la verdad perjudica mucho tiempo.
VIVES, Juan Luis

Mis respetos al Dr. Salomon Jakubowicz

tratamiento de resistencia a la insulinaLa causa oculta del sobrepeso (que la hija de Chávez desconoce)


La Obesidad no es causada por comer mucho. Culpar a los pacientes es echarle la culpa a las víctimas.

Después de leer que María Gabriela Chávez (hija de Hugo Chávez) llamó ‘cerda’ a una mujer con sobrepeso (foto) no pude dejar de escribirle con mucho respeto. Espero que nadie lo malinterprete.

Nunca olvidaré una noche en Julio del 99 cuando estaba de guardia en la sala de emergencia del Hospital Universitario. A las 2 AM me despierta una llamada para atender a una paciente diabética con una infección en el pie. Todavía recuerdo el olor de carne podrida antes de abrir la cortina y examinarla. Debía decidir si necesitaba una amputación.

Quisiera pensar que atendí a esa Señora con la misma compasión que le mostré a otra paciente recién casada que llegó a esa guardia y resultó tener un cáncer muy avanzado. No había nada que pudiera hacer para salvarla pero le traje una sábana caliente y una taza de café.

Pero con la diabética reaccioné diferente. Mucho más crítico pensé: si hubiese cuidado su alimentación no estuviese a punto de perder una pierna en manos de un médico que ni conoce.

Por qué juzgué a esta paciente tan severamente? En mi juventud creía saberlo todo, equivocadamente creía que era su culpa: comió demasiado, engordó, después le dio diabetes y ahora amputaciones.
La noche siguiente atendí al paciente de la foto que engordaba sólo donde se inyectaba Insulina. Empecé a dudar del paradigma que la comida era la causa del sobrepeso.

En esa época fui parte del equipo que descubrió que la Metformina ayudaba a adelgazar y a mejorar la fertilidad. Junto con la mejor endocrinóloga del mundo (Daniela Jakubowicz) rompimos los paradigmas médicos de esa época.

Así me di cuenta lo equivocado que estaba. Casi nunca la Obesidad es por comer y frecuentemente la resistencia a la insulina es la verdadera causa del aumento de peso.

Encontrar la causa del problema fue fundamental para recomendar el tratamiento correcto para adelgazar pero además aprendí a no ser un médico arrogante. No se si otros médicos adoptarán los avances científicos pero lo que no puede seguir sucediendo es que le echemos la culpa a los pacientes Obesos y Diabéticos como yo lo hice hace 15 años. Ellos se quieren curar pero no saben que hacer.

A veces pienso en esa noche en la sala de emergencia y quisiera hablar con esa Sra. Como médico lo hice bien pero como humano le fallé. Ella no merecía ser juzgada por su sobrepeso. Necesitabas mi compasión. Si estas viendo esto ahora, espero me perdones.

Dr Salomon Jakubowicz

Tomado de:
http://www.niunadietamas.com/blog/tratamiento-insulina/#comment-320993

911cocina - Como resolver errores de preparación

Por: Yahoo Editorial -

La cocina es como un laboratorio de ciencia: cada tanto, algo “explota”. Los alimentos se queman, se pasan de cocidos, se exceden en condimentos. Las recetas fallan y resultan en platos diametralmente opuestos de los que imaginábamos.

No desesperes: los expertos también sufrieron este tipo de catástrofes y te acercan soluciones prácticas para disimular cualquier “desperfecto”, y que tus invitados ni se enteren de lo que pasó detrás de esas puertas.
911 cocina/ Thinkstock
  • Se te quemó el pollo. “Para eso está la salsa”, resalta Angela McKeller, chef estadounidense y autora del libro Gluten-Free Made Easy as 1, 2, 3, a la revista Good Housekeeping. Sirve el pollo ya trozado y con una buena cantidad de salsa para humedecer la carne. Si se te quemó solamente la piel, ¡pélalo!
  • ¡Muy picante! ¿Se te fue la mano con el jengibre, los ajíes picantes o la pimienta? Nada que un limón no pueda resolver. Exprímelo encima del plato que hayas cocinado, ¡para bajarle la temperatura! Otras soluciones que recomienda Marlene Koch, autora del libro Eat More of What You Love en la revista Good Housekeeping son 1 o 2 cucharaditas de vinagre o 1 cucharada de azúcar. Si estabas haciendo una salsa, puedes diluir el picante con crema, manteca, yogur o queso crema.
  • Pusiste demasiada sal. Frena esas ganas de tirar todo lo que preparaste. ¡Hay solución! McKeller propone meter una papa cruda en la sopa o en la salsa que estés cocinando, para que absorba la sal. Un paquete de arroz también sirve. Si todavía está salado, añade una cucharada de azúcar. Por último, un toque de vinagre de manzana debería ayudar.
  • La carne parece suela de zapato. ¿La cocinaste demasiado tiempo a alta temperatura? No hay drama. Marc Vidal, chef ejecutivo de Boqueria en Nueva York, sugiere a la revista Woman’s Day cortarla en tiritas para hacer fajitas mexicanas. O tritúrala y agrégala a una salsa boloñesa. ¡Mmm!
  • Las verduras se te pasaron (y se desmayaron). Te las olvidaste en la cacerola y quedaron casi deshechas. ¿El remedio? Termina de deshacerlas y coviértelas en puré o sopa. McKeller también aconseja acomodarlas en una fuente, agregarles un huevo batido, rociarlas con queso rallado y llevarlas al horno.
  • La salsa tiene grumos. ¡Fíltrala con un colador! Enseñanza para la próxima vez: incorpora los ingredientes lentamente. El secreto de la salsa blanca es “añadir la leche poco a poco y batir, batir, batir”, remarca Vidal en Woman’s Day.
  • Los espaguetis se pegan. Escúrrelos y enfríalos rápidamente. Después, saltéalos con una cucharada de aceite de oliva (quizás necesites un poco más), y sacúdelos en la sartén hasta que se recalienten.
¿Qué haces ante una catástrofe culinaria? ¿Tiras todo y vuelves a empezar o tratas de arreglarlo?
Fuentes: Revista Good Housekeeping (goodhousekeeping.com), Revista Woman’s Day (womansday.com) y Revista Reader's Digest (readersdigest.ca).

Tal vez te interese:
La importancia del agua en las dietas