mover

mover

jueves, 16 de mayo de 2013

¡La Asamblea Nacional no es un cuartel..!

Fortalecido jueves bendiciones y mucha salud. 

Y sigue el Presidente de la AN tomando decisiones como si la misma fuese un cuartel. Diputado electo por el pueblo ciudadano Disodado Cabello,permita recordarle que nuestros Diputados de la bancada Democrática fueron electo con el 52% de los votos y que por cuestiones de las matemáticas inventadas por ustedes resulta que tenemos menos diputados,pero bueno allí están ellos llevando nuestras voces,nuestros reclamos.Es de suma importancia para todo el parlamento y para buen devenir de las sesiones de la misma que usted cambie esa actitud militarista que mantiene en dicha Asamblea.Es preocupante esa actitud,para todos nosotros y porque no decirlo también para esas personas que creyeron o aún creen en el proyecto de gobierno.

El derecho que tienen todos absolutamente todos incluyendolo a usted se la dimos todo este pueblo que votamos en las pasadas elecciones parlamentarias por una tendencia o por la otra.Recuerde que existe un referendo revocatorio para todos ustedes y dependiendo de sus trabajos,luchando por el beneficio social de quienes los elegimos,los podemos ratificar en sus cargos o refrendarlos.

Es de suma importancia que se mantenga el estado de derecho en la misma,la armonía,la cual aunque tal vez no se vea de manera directa para muchos,repercutirá en la tranquilidad del país.Asuman su responsabilidad,no jueguen con este pueblo que ya está cansado de las diatribas políticas.

Diferencias, claro que existirán siempre,lo que no permitimos es la actitudes sumamente radicales de parte de algunos de sus colegas de su tolda política,sabemos que en sus filas si hay diputados que están luchando por llevar el beneficio y mejoras a sus representados,igual lo están haciendo lo nuestro.

Imponer un doctrina política no debe de ser nunca la función de ningún Diputado,son ustedes los garantes que se crea en el sistema político de nuestro país.Vaya pues para usted y todos los diputados de nuestra AN ese exhorto a mantener la armonía,el correcto debate,buscando las soluciones a nuestros problemas,no incrementarlos.

Afuera hay un pueblo que los observa. Lo que si exijimos a todos nuestros Diputados que dentro de los debates o discusiones incluyan la Libertad de todos los Presos Políticos.

Las marcas que dejas en los demás


Cuando yo era niño, aún muy pequeño, mi padre compró el primer teléfono de nuestro vecindario. Recuerdo bien aquel aparato negro y brillante que se hallaba sobre la cómoda de la sala. Yo era muy chico para alcanzarlo, pero me quedaba escuchando fascinado mientras mi madre hablaba con alguien. Un día descubrí que dentro de aquel objeto maravilloso vivía una persona fantástica. Se llamaba "Información" y no había nada que ella no supiera. "Información" podía suministrar cualquier número de teléfono y hasta la hora correcta. 
 
Mi primera experiencia personal con ese genio de la botella vino un día que mi madre se encontraba fuera, en casa de unos vecinos. Yo estaba en el garaje, revolviendo la caja de herramientas, cuando me golpeé un dedo con el martillo. El dolor era terrible, pero no tenía motivo para llorar, ya que no había nadie para consolarme. Andaba por la casa chupándome el dedo dolorido, hasta que pensé: "¡El teléfono!" Rápidamente cogí una pequeña escalera que coloqué frente a la cómoda de la sala. Me subí a la escalera, descolgué el auricular del gancho y lo apreté contra mi oído. Alguien atendió y yo dije:
- Información.
dos o tres clics, hasta que una voz suave y nítida habló en mi oído:
- Información, dígame.
- Me he golpeado el dedo... Las lágrimas vinieron fácilmente ahora que tenía audiencia.
- ¿Tu madre no está en casa?, preguntó ella.
- No, no hay nadie, sollozaba.
- ¿Estás sangrando?
- No, pero me he golpeado con el martillo y me duele mucho.
- ¿Puedes abrir la puerta del congelador?
- Respondí que sí.
- Entonces coge un cubito de hielo y póntelo en el dedo, dijo la voz.
 
Tras aquel día, yo conectaba con "Información" por cualquier motivo. Ella me ayudó con mis dudas de geografía y me enseñó dónde estaba Filadelfia. Me ayudó con los ejercicios de matemáticas. Me enseñó que la pequeña ardilla que traje del bosque tendría que comer nueces y pequeñas frutas.
 
Cuando Peter, mi canario, se murió, yo llamé a "Información" y le conté lo ocurrido. Ella me escuchó y comenzó a hablar de esas cosas que se le dicen a un niño que está creciendo. Pero yo me sentía inconsolable y preguntaba:
 
- ¿Por qué tienen que morirse unos pajaritos que cantan tan bien y dan alegría a los demás?
- Paul, recuerda siempre que existen otros mundos donde también se puede cantar.
De alguna manera, después de esto me sentí mejor. Al día siguiente, allá estaba yo de nuevo:
- Información, dígame, dijo la voz ya tan familiar.
- ¿Usted sabe cómo se escribe "excepción"? 
 
Todo esto aconteció en mi ciudad natal, al norte del Pacífico. 
 
Cuando yo tenía 9 años, nos mudamos a Boston. Añoraba mucho a mi amiga. "Información" pertenecía a aquel viejo aparato telefónico negro, y yo no sentía ninguna atracción por nuestro nuevo teléfono blanco que se hallaba sobre la cómoda de la nueva sala. Pasó el tiempo y fui creciendo, pero los recuerdos de aquellas conversaciones infantiles nunca se alejaron de mi memoria. Frecuentemente, en momentos de duda o perplejidad, he intentado recuperar el sentimiento de seguridad que tenía en aquel entonces. 
 
Hoy puedo comprender lo paciente, comprensiva y dulce que fue aquella mujer al perder su tiempo en atender las consultas de un niño. Algunos años después, cuando me dirigía para la universidad, mi avión hizo escala en Seattle. 
Yo tenía más o menos media hora entre los dos vuelos. Tomé el teléfono para llamar a mi hermana, que vivía allí a unos quince minutos. Entonces, sin darme cuenta, marqué el número de la operadora de mi ciudad natal: 
 
- Información.
Como en un milagro, escuché la misma voz dulce y clara que tan bien conocía:
- Información, dígame.
- ¿Usted sabe cómo se escribe "excepción"? pregunté.
- Se produjo una larga pausa. Luego, una suave respuesta:
- Tu dedo ya está mejor ¿verdad Paul?.
- Me eché a reír. ¡Así que es usted! ¡No se imagina lo importante que fue para mí en aquel tiempo!
- Sí me lo imagino. Y tú no sabes cuánto significaba para mí aquella comunicación. No tuve hijos, así que me pasaba el día esperando tu llamada.
 
Le comenté lo mucho que me había acordado de ella en los últimos años y le pregunté si podría visitarla cuando fuese a ver a mi hermana.
- ¡Claro que sí!, pregunta por Sally.
Tres meses después fui a Seattle. Al telefonear, me respondió una voz desconocida:
- ¿Podría hablar con Sally?, dije.
- Usted es amigo de ella?, preguntó la voz.
- soy un viejo amigo. Mi nombre es Paul.
- Lo siento mucho, pero últimamente Sally estaba trabajando aquí sólo media jornada, porque se encontraba enferma. Por desgracia, murió hace cinco semanas. 
 
Antes de que yo pudiera colgar, la voz añadió:
- Espere un momento. ¿Usted dijo que su nombre es Paul?
- Sí.
- Sally le dejó un mensaje. Lo escribió y me pidió que yo lo guardase por si usted llamaba. Se lo voy a leer.
 
El mensaje decía:
- Dile que aún creo que existen otros mundos donde la gente también puede cantar. Él lo comprenderá.
 
Di las gracias y colgué. Lo comprendí. 
 
"Nunca subestimes la marca que dejas en los demás". (Desconozco su autor)

Grane

Dejar que el tiempo resuelva nuestras deudas y dolores es mejor que tratar de cortarlos impacientemente.
GRANE, Frank

¿Quieres saber cuál es el tuyo?


Para potenciar el estado de ánimo, para mostrar pasión o negatividad o sosiego, pero también para definir el carácter. Los colores dicen mucho de uno mismo e inciden en las emociones diarias. Con la Corología cada día del año tiene un color y unos rasgos de la personalidad únicos. ¿Quieres saber cuál es el tuyo?

Enero tiene color caramelo; junio es verde brote; agosto se corresponde con naranja. Y dentro de los meses, cada día se caracteriza por una tonalidad diferente, una gama cromática exacta que define la personalidad. 


Así es, en grandes líneas, la Colostrology o Colorología, una fusión de astrología, numerología y teoría del color que describe los rasgos de una persona a partir de los 365 colores del año (uno más si se trata de bisiesto). 

Este estudio, que ha sido desarrollado por la astróloga Michele Bernhardt en el libro ‘Colorstrology: what your birthday colour says about you’ (Editorial Park Street Press), se basa en dos hechos fundamentales: hay un mundo de posibilidades en cada día de nacimiento, y es el color el que refleja la esencia de cada uno según este mismo día. 

Sabemos que el color interviene en el estado mental y emocional. También sabemos que el color potencia o aplaca el estado anímico. 
 
¿Cómo? A través de la aportación de datos interesantes de la personalidad y de matices significativos de las emociones. En resumidas cuentas, que el color afecta e influye en nuestra vida porque, como fuente de luz, es una manifestación de energía. La autora lo ilustra con una incógnita: “¿hay algo más milagroso, inesperado y maravilloso que la aparición del arcoiris?”. 

Consideraciones cósmicas aparte, lo cierto es que la Colorología basa sus premisas en Pantone, el primer sistema de identificación del color. Una herramienta que permite la comparación y comunicación del color de manera exacta y que es, además de un negocio registrado –cada una de las gamas cromáticas es propiedad intelectual de la compañía-, el método más utilizado en el mundo de las artes gráficas.
Sabemos que el color interviene en el estado mental y emocional. Que el azul suele asociarse a la relajación y la paz; el amarillo al optimismo, el rojo a la pasión y los tonos tierra a la mesura y la responsabilidad. También sabemos que el color potencia o aplaca el estado anímico. Que el blanco concede luz, limpieza y claridad, mientras que el negro, por el contrario, remite muchas veces a la noche, a lo tenebroso y lo desconocido. 

La psicología también ha estudiado el efecto que causan en los individuos los diferentes colores y las reacciones que los mismos provocan a un nivel incluso subconsciente. Para entendernos, es algo similar al impacto que tiene la meteorología en el carácter de un momento concreto. ¿Quién no se ha sentido nostálgico o deprimido ante una tarde lluviosa? ¿O entusiasmado y optimista en una mañana primaveral? 

Del mismo modo, cuando seleccionamos una tonalidad específica para pintar la casa, o una prenda de determinado color para vestir en tal fecha, o un tinte de pelo y de uñas en lugar de otro, estamos aportando –sin tener en cuenta los factores externos- algunos datos de nuestra personalidad que responden a razones ocultas. 

La Colorología eleva estos hechos en el plano metafísico y ofrece información sobre el poder espiritual del color para un mayor enriquecimiento personal. Por eso, según este sistema, cada día del año tiene un color único que condensa las características personales en función de la señal de la luz y de una vibración numerológica. Elegido al azar, una persona nacida el 15 de abril tendrá un color rojo cereza y será ante todo organizada, seductora y sensible. 

Pero ojo, que según esta teoría, es importante comprender que el color del nacimiento no tiene nada que ver con el color favorito, que puede o no ser el mismo. El color de nacimiento afecta a la realidad de uno mismo y se basa en propiedades metafísicas desde un punto de vista espiritual. Como dice la Colorología en su declaración de intenciones, “el color favorito puede cambiar por estímulos, modas u opiniones externas. Sin embargo, el color del nacimiento es constante y para toda la vida”. Si quieres conocer cuál es tu color, visita la página de Colostrology. 

Con información de mujerhoy.com
http://www.colorstrology.com
http://www.noticias24.com/gente/noticia/100491/descubre-de-que-color-eres-a-traves-de-la-colorologia/