mover

mover

jueves, 31 de enero de 2013

Me adhiero a esta Carta para Ivana Simonovis

Miércoles, 30 de enero de 2013

Carta a Ivana Simonovis


A Ivana Simonovis:


Sólo puedo pretender imaginar lo que tú sientes a tus 15 años de edad y haber pasado todos estos años sin poder compartir con tu padre Iván Simonovis tus momentos de alegría y tristeza, pues a tu edad comprendo que necesitamos ese cariño y esas enseñanzas que un buen padre nos da.


Lamento que él, tú y tu familia hayan tenido que pasar esta desgracia frente a la injusticia en manos del peor régimen que habrá tenido Venezuela.


Sin embargo, como tengo plena confianza de que Venezuela atraviesa un problema, no sólo político sino plenamente cultural, que debe ser orientado hacia el cambio desde la base de la inocencia y educación de ustedes los niños, me tomo el atrevimiento de referirme a tu carta.

Cuando alguien te enseña Ivana, a pedir "clemencia", te está enseñando a demostrar lástima y a utilizarla como método de negociación que sólo será aplicada si necesitas negociar con injustos. Lo que viene luego de pedir "clemencia" al malo para tratar de apelar a su "justicia", es la sumisión.

Cuando alguien te pida que apeles a la lástima pregúntale, tú que confías en la inocencia de tu padre Iván Simonovis:

"Y si estos mismos que durante años me han causado tanto dolor oyen mis peticiones y liberan a mi padre ¿Tendría qué darles las gracias? ¿Significaría qué ya no son malos y ahora son buenos?"

Ivana Simonovis, la verdad no se negocia, se defiende. No apeles a la lástima de quienes injustamente han causado dolor a ti y a toda tu familia, porque el resultado de eso será que tendrás que estarles agradecida si responden. 

Lamento la situación que te ha tocado vivir, pero ante la injusticia tienes un aprendizaje a muy temprana edad que puede servirte para toda la vida: el aprendizaje de nunca negociar la verdad, sino defenderla.

Estoy seguro que si a tu edad lo aprendes, serás de las mejores mujeres que habrá conocido en esta tierra la raza humana.

La justicia Ivana, está precisamente en nunca renunciar a la verdad.
 
Mis mejores deseos para ti.

Atentamente:
José Miguel Pérez G
@elcapitalismo
http://elcapitalismolf.blogspot.com

Los mejores alimentos para el cerebro












Tu cerebro es el órgano más importante en tu cuerpo. Es el gran organizador que interpreta señales que proceden de todo tu cuerpo y asegura que las cosas funcionen bien. Si tu cerebro no funciona en su nivel óptimo, te volverás lento y aletargado. Tus células cerebrales necesitan el doble de energía que el resto de las células en tu cuerpo. En general, la fuente alimenticia preferida por tu cerebro son los carbohidratos, pero se cree que muchos otros compuestos como el omega 3 también mejoran el funcionamiento cognitivo. Dar el alimento correcto a tu cerebro puede hacer la diferencia entre estar poco activo hasta el final del día y funcionar al máximo.

Arándanos

Los arándanos pueden ser el alimento más famoso que aumente la funcionalidad del cerebro. Varios estudios han revisado los efectos de los arándanos, y han mostrado que reducen el riesgo de desarrollo y los efectos del Alzheimer. Los estudios también han mostrado que suelen mejorar el funcionamiento cognitivo de las ratas.

Granos integrales

Los granos integrales, que se encuentran en alimentos como los cereales y la pasta integral, hacen maravillas con tu funcionamiento cardiovascular y bajan tu nivel de colesterol. Esto puede no parecer relevante para el funcionamiento cerebral, pero sus beneficios para con el flujo sanguíneo implican beneficios para la función cognitiva. Tu cerebro, como cualquier órgano de tu cuerpo, necesita sangre.

Peces grasos

Uno de los químicos que más se mencionan como capaces de mejorar la funcionalidad cerebral son los ácidos grasos omega 3. Las membranas celulares dentro de tu cerebro están hechas parcialmente de ácidos grasos, y estas membranas son esenciales para la transmisión de señales. La gente que consume más alimentos con omega 3 tienen un menor riesgo de sufrir ataques y demencia, y declinan más lentamente con la edad.

Tomates

Aunque los tomates se consumen tan frecuentemente que no les atribuirías ningún beneficio, pueden tener potencial para prevenir condiciones tales como la demencia y el Alzheimer. Logran esto a través del vínculo entre los radicales libres y la degradación general de las células del cuerpo. Los tomates contienen un antioxidante, que se cree que protege del daño de radicales libres y, por ende, tu cerebro.

Nueces

Aparte de proveer grasas beneficiosas, proteínas y fibras, las nueces también contienen vitamina E (que ha sido vinculada con mejoras en la memoria). Las semillas, el arroz integral y los vegetales de hojas verdes podrían también mantener el mismo vínculo.

Cafeína

La razón por la que te activas luego de una taza de café es porque la cafeína mejora de modo genuino tu concentración. El problema principal con el consumo de café y té por su capacidad de activar el cerebro es que los efectos no duran mucho. A menos que quieras convertirte en una ruina nerviosa hacia el final del día, limítate a unas tres tazas.

Aguacates

Los aguacates ayudan a tu cerebro de un modo muy similar al de los granos integrales, bajando tu colesterol y así aumentando el flujo de sangre hacia el cerebro. Contienen también grasas monosaturadas, de las que se sabe que mejoran la circulación.

Frutas

Las frutas contienen carbohidratos complejos, que se descomponen para obtener glucosa, que es la fuente alimenticia preferida del cerebro. El azúcar común de mesa es también un carbohidrato, pero es "simple", es decir que actúa más rápidamente y tiene menor duración. Los carbohidratos complejos tardan más en descomponerse por su combustible, por lo que proveen una fuente duradera de energía mental.

Tomado de: http://www.ehowenespanol.com