mover

mover

jueves, 3 de enero de 2013

Venezuela ¡país secuestrado!

 





Por: V. Iván Acosta V. - v.ivan.acosta.v@gmail.com -

En los últimos días los rumores sobre la muerte del Presidente Chávez han aumentado exponencialmente. Por su parte, jerarcas del gobierno, cuando no se contradicen, insisten en que pronto se curará aunque la última operación fue compleja y el estado es delicado.


Lo que es cierto, es que desde el 02/02/1999 Venezuela ha sido secuestrada y entregada a Cuba por grupo de apátridas resentidos, quienes por años estuvieron conspirando para tomar el poder, convirtiendo al país en una colonia del la isla caribeña.


Luego de la última visita del Presidente Chávez al país, la cual duró pocas horas, y en donde el primer mandatario informó que se sometería a una cuarta operación, que en caso de que por cualquier circunstancia sobrevenida no pudiera continuar, le pidió a sus partidarios que, en la inminente elección presidencial que se realizara, votaran por Nicolás Maduro, su designado sucesor político.


Desde hace días, al Vicepresidente Maduro, quien no fue encargado de la presidencia, y que sólo con un decreto suscrito hace varias semanas, pero publicado recientemente en la Gaceta Oficial, le fue otorgado potestad presidencial en materia económica. Sin embargo, el Vicepresidente, violando normas constitucionales, designó un sustituto en la vicepresidencia por tiempo indefinido mientras él está en La Habana, como si se tratara de un viaje de cualquier ciudad a la capital del imperio (Unión de Repúblicas Socialistas Bolivarianas).


Mientras tanto, “líderes” opositores MUDitos negocian seguir siendo reconocidos como los voceros opositores al régimen chavista, con tal de no ser “tocados”. También, hacen declaraciones infelices como decir que “el Vicepresidente Maduro engaña al país, a diferencia del Presidente Chávez, porque éste último dijo ‘la verdad’ al decir que quizás haya situación sobrevenida luego de esta última operación”, como si el primer mandatario nacional no estuviese mintiendo, engañando y violando el pacto social que lo llevó al poder hace 14 años.


Entre otras cosas, me pregunto lo siguiente:


¿Cree alguien que dirán la verdad sino cuando les convenga o sea inevitable la noticia, a menos que se les presione?


¿Dejarían entrar a Cuba a comisión de Diputados de la Asamblea Nacional para constatar el estado real del Presidente Chávez? Nota: Ni siquiera me refiero a entrar a la instalación médica donde lo tienen (CIMEQ), sino a la isla-país.


Cuando regrese el cuerpo (con o sin vida) de Hugo Chávez, ¿traerán también de Cuba los lingotes de oro de las reservas internacionales?


Al instalarse la Asamblea Nacional este 5 de enero, espero que los Diputados opositores propongan que se realice una sesión extraordinaria el 10 de enero para la juramentación del Presidente electo, ya que es muy probable que no sesionen ese día para crear la condición de excepción de juramentarse ante el Tribunal Supremo de Justicia. Tal cual ha dicho el actual presidente del parlamento de que la juramentación ante el máximo tribunal no tiene fecha prevista.


Respeto a que se realice la juramentación en cualquier sitio no ortodoxo, el problema no es si se puede o no, sino mas bien las razones para hacerlo, y las intenciones ulteriores de llevar al país hacia la instauración total de un régimen comunista, militarista, autoritario, personalista.


Las instituciones no son las sedes físicas donde con regularidad se realizan sus actividades, sino las personas investidas de imperio que realizan las funciones establecidas para dichas instituciones. Tal cual cuando se traslada el juez, secretario y alguacil de un tribunal, dicho tribunal se puede constituir en un lugar para inspeccionar, secuestrar, embargar, ejecutar sentencias.


Tal cual está previsto en el Artículo 18 de la Carta Magna, el Poder Público Nacional puede sesionar en cualquier lugar de Venezuela, y tomando en cuenta la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, considero que por vía excepcionalísima (por ejemplo guerra) podría el Poder Público de un país hacer actos en sedes diplomáticas. Pero éstas no se dan los supuestos de excepcionalidad, y dada la naturaleza de este régimen y el propósito ulterior de hacer la juramentación presidencial desde el exterior, ya explicada en el párrafo anterior, no debería permitirse, y desconocer dicho acto como irrito e inconstitucional.


Tampoco estoy de acuerdo con la tesis que agentes del régimen, e incluyendo MUDitos han propuesto, referente a que si el Presidente Electo no se juramenta el 10 de enero, entonces inmediatamente opera la falta temporal. De forma de tener un período de 90 días prorrogables por 90 días más para negociar y establecer quienes están en el grupo de ambos bandos que son intocables y con privilegios y aprobación para contratar con el Estado (más bien, régimen).


Lo que si estoy de acuerdo es que si no se juramenta el Presidente Electo el 10 de enero, la cual es una fecha fatal establecida por el mismo “Comandante” Presidente Chávez en su Constitución, que de inmediato (de hecho y de Derecho) se decrete la falta absoluta, y se proceda tal cual se establece en la Carta Magna.


El daño hecho al país es inmenso, y la recuperación una tarea titánica. No sólo es el daño económico, político, social, cultural. Lo principal y más difícil de recuperar es la confianza. Por ejemplo, la confianza en saber realmente cuanto somos, donde habrá que depurar a fondo la ONIDEX, e incluso contarnos uno por uno.


Es caer en lo mismo que el chavismo decir estupideces como que se darán 72 horas a los cubanos para que salgan del país. Primero, no es recomendable romper relaciones diplomáticas con Cuba, sino disminuirlas al mínimo necesario, documentar y exigir el pago de deudas pendientes y tener en agenda las deudas que aún no son exigibles. Segundo, ¿es que acaso sabe alguien cuántos cubanos hay en el país y dónde están


Lo importante es reunificar y reconstruir al país (Séptima República), salir de ésta nefasta Quinta República, y no caer de nuevo en la Sexta República (Abril de 2002). Tampoco se debe repetir lo de (auto)jurar como Presidente ante nadie, (auto)aumentarse el rango militar o liquidar instituciones públicas.

.
Repito lo dicho anteriormente, de que estoy dispuesto a formar parte de la Séptima República.

Venezuela...

Todo lo que nace proviene necesariamente de una causa; pues sin causa nada puede tener origen. PLATÓN