lunes, 10 de diciembre de 2012

Anónimo

El hombre sabio que observa el espacio no considera lo pequeño como demasiado poco; ni lo grande como enorme, porque sabe que no existen límites a las dimensiones. Anónimo