miércoles, 5 de diciembre de 2012

Sarasate

¡Un genio! ¡He practicado catorce horas diarias durante treinta y siete años, y ahora me llaman genio!
SARASATE, Pablo