lunes, 19 de noviembre de 2012

Franklin

El hambre pasa por delante de la casa del hombre laborioso, pero no se atreve a entrar en ella. FRANKLIN, Benjamin