sábado, 23 de junio de 2012

Terencio

Una mentira va pisándole los talones a otra. TERENCIO, Publio