mover

mover

miércoles, 6 de junio de 2012

Las cadenas de la dependencia










Por: Fernando Luis Egaña - Uno de los temas favoritos de la retórica gubernativa es la "independencia". Pero no sólo la independencia como el proceso de emancipación a comienzos del siglo XIX, sino sobre todo la supuesta "nueva independencia" que Venezuela habría conquistado, claro está, gracias a la "revolución bolivarista".
Sin embargo, un examen objetivo de los hechos y evidencias demuestran que la realidad del presente venezolano se distancia tanto pero tanto de la retórica, que ésta en verdad resulta de signo diametralmente opuesto. Y esa realidad se caracteriza por la presencia asfixiante de un conjunto de cadenas que refuerzan dependencias tradicionales y que además establecen otras de factura netamente "revolucionaria".
La primera de ellas es la dependencia castrista o la subordinación general del Estado nacional al control directo o indirecto que se ejerce desde La Habana. Una dependencia que abarca numerosos aspectos que van desde la cubanización de organismos administrativos, hasta la supervisión de tareas sensibles como la identificación y la policía política. Acaso la principal de todas sea la dependencia personal y política del "comandante-presidente" al influjo de los hermanos Castro Ruz y en particular de Fidel Castro.
Otra de las dependencias potenciadas es la petrolera. Tradicional de muchas décadas, es cierto, pero ahora llevada a la máxima expresión. Y no en sentido figurado sino exacto: más del 95% de los ingresos del país provienen del petróleo, y no como actividad productiva capaz de crecer sino más bien dependencia de los altos precios del mercado internacional. Somos más dependientes porque producimos menos y en la práctica hemos perdido la capacidad de producir más.
Está también una dependencia sobrevenida en estos años: la dependencia despótica. Vale decir, el montaje de un aparato de poder cada vez más personalista, centralista y concentrador de facultades, que ha terminado de vaciar al Estado democrático, hoy en día transmutado en fachada formal, y que así mismo promueve una dominación creciente sobre todas las áreas de vida económica, política, social y comunicacional de la nación.
Y desde luego no podía faltar la dependencia estatista o populista, en virtud de la cual gran parte de la población depende directamente de la subvención estatal para más o menos mantener su sobrevivencia personal y familiar. Dependencia que se concibe y ejerce como instrumento de condicionamiento político hacia los sectores más necesitados, en particular referencia a los procesos electorales.
¿Nueva independencia? Al revés. Las cadenas de la dependencia están haciendo de Venezuela y los venezolanos, un país atado a un poder hegemónico y continuista. Romper esas cadenas, por tanto, adquiere una significado de lucha existencial por el futuro.

Esta noche...


El Evangelio tiene luces
que de golpe se encienden en la oscuridad...
Luces que iluminan con elocuente claridad
las situaciones de nuestras vidas,
sin que la distancia de los siglos
disminuya su sabiduría.


Por: Luis Ugalde - ugalde@ucab.edu.ve - Venezuela las necesita con urgencia. “Había en una ciudad un juez que ni temía a Dios ni respetaba a los hombres”. Así empieza la parábo-la o cuento que inventa Jesús para enseñarnos el valor de la insistencia en la oración (Lc 18, 2). Aquí tenemos no sólo un juez, sino todo un ejército servil dedicado a someter la justicia y la verdad a los intereses del poder.

Desde el Gobierno acusan al coronel- juez Aponte Aponte de delincuente y traidor a la patria. Por supuesto, él confiesa prácticas suyas y del poder a lo largo de una década que son delitos y traición a la nación, “sin temor a Dios ni a los hombres”. No tenemos razones para pensar que estas confesiones sean falsas, sino todo lo contrario, ni para creer que vayan a corregirlas quienes, acusados por él, siguen en el disfrute del poder ilimitado.

El rico insensato… Jesús nos presenta también otra parábola de un hombre rico y poderoso que con sus graneros reventados de cosecha se siente dueño ilimitado de la vida y de los bienes. No importa la procedencia lícita o no de la cosecha, se siente poderoso y se pregunta “¿qué voy a hacer para disfrutarlo?”. Se responde a sí mismo: “Haré lo siguiente, derribaré los graneros y construiré otros mayores en los cuales meteré mi trigo y mis bienes. Después me diré: Querido amigo, tienes acumulados muchos bienes para muchos años; descansa, come, bebe y disfruta”. (Lc 12, 16-19). Cuando se sentía así, Dios le hizo saber cuán pequeña es la distancia entre el poder y la nada: “Pero Dios le dijo: ¡Necio, esta noche te reclamarán la vida! Lo que has preparado ¿para quién será?”. Y concluye: “Así le pasa al que acumula tesoros para sí y no es rico a los ojos de Dios” (Lc 12, 20-21).

La conciencia es expulsada por la lujuria del poder y de la riqueza, pero reaparece en el umbral de la muerte o de la desgracia política: ayer ministro o gobernador, y hoy preso o sepultado; ayer empresario mimado, y hoy despojado y acusado; ayer revolucionario condecorado, y hoy traidor en fuga.

La parábola ayuda a ver lo criminal de la política sin ética, lo fugaz del poder y llama a actuar siempre con conciencia en defensa de la ver-dad y de la vida del otro. Es la única cosecha que no se pierde, ni la arrebata el enemigo. 

Impresiona la lista de nuestros “revolucionarios” prepotentes que de la noche a la mañana murieron o cayeron en desgracia; están en el cementerio, en la cárcel, en el exilio y son perseguidos por sus amigos y protectores de ayer: Velásquez Alvaray, Mackled, Fernández, Carlos Escarrá, Lina Ron, Jesús Aguilarte, Danilo Anderson, Wilmer Moreno, Aponte Aponte, Tascón.

La desmesura del poder la vivimos y sufrimos todos los días. Los oímos proclamar que la revolución justifica todo y no tiene límites, ni necesita argumentos ni justificaciones, fuera de sí misma. Los vemos atropellar, interpretar y cambiar la Constitución y las leyes a conveniencia del poder y con su dedo supremo ensalzar o anular a las personas o acusarlas arbitrariamente. Pero en el momento menos pensado Dios nos dice: ¡Necio, esta noche has de morir y rendir cuentas! De poco sirve suplicar prórrogas. No somos quién para juzgar las conciencias y las intenciones de los demás, pero sí tenemos obligación de juzgar los terribles efectos que ha tenido la borrachera del poder revolucionario constituido en suprema ley de sí mismo. 

¡Cuántos presos, despojados y exiliados injustamente! ¡Cuántos millones de afectados por el desgobierno, corrupción y desastres, cuya reparación tomará años!
Llegó la noche, el plazo para ver y padecer los efectos de promesas y decisiones insensatas y el fin indeseado. 

También la hora de reconstruir la decencia, la justicia y el poder como servicio. Pero la potencial locura del poder, con sus arbitrariedades, atropellos y destrucción, no es patrimonio de un solo color político, y reconstruir a Venezuela es reconocer la noche en que estamos metidos con los terribles efectos del poder desbocado que no se detiene ante ninguna consideración moral. La reconstrucción exige una nueva primavera de la conciencia y de la responsabilidad en todos los ámbitos.

Séneca

El tiempo descubre la verdad. SÉNECA, Lucio Anneo

Un poco de Gramática bien explicada

Tengo 50 años y he tenido la suerte de estudiar bajo unos planes educativos buenos, que primaban el esfuerzo y la formación de los alumnos por encima de las estadísticas de aprobados y de la propaganda política. En jardín (así se llamaba entonces lo que hoy es "educación infantil", mire usted) empecé a estudiar con una cartilla que todavía recuerdo perfectamente: la A de "araña", la E de "elefante", la I de "iglesia" la O de "ojo" y la U de "uña". Luego, cuando eras un poco más mayor, llegaba "El Gordito de Petete", un librito con poco más de 100 páginas y un montón de lecturas, no como ahora, que pagas por tres tomos llenos de dibujos que apenas traen texto. Eso sí, en el Gordito, no había que colorear ninguna página, que para eso teníamos cuadernos. 

En Primaria estudiábamos Lengua, Matemáticas, Ciencias Naturales, Ciencias Sociales, Plástica (dibujo y trabajos manuales), Música y Educación Física. En 6º de Primaria, si en un examen tenías faltas de ortografía del tipo de "b en vez de v" o cinco faltas de acentos, eras candidato a repetir el grado. 

En Bachiller, estudié Historia Mundial, Química, Literatura y Mecanografía. 
Leí El Quijote y el Lazarillo de Tormes; leí las "Coplas a la Muerte de su Padre" de Jorge Manrique, a Garcilaso, a Góngora, a Lope de Vega o a Espronceda... 

Pero, sobre todo, aprendí a hablar y a escribir con corrección. Aprendí a amar nuestra lengua, nuestra historia y nuestra cultura. 

En castellano existen los Participios Activos como derivado de los tiempos verbales. El participio activo del verbo atacar es "atacante"; el de salir es "saliente"; el de cantar es "cantante" y el de existir, "existente". ¿Cuál es el del verbo ser? Es "ente", que significa "el que tiene entidad", en definitiva "el que es". Por ello, cuando queremos nombrar a la persona que denota capacidad o ejerce la acción que expresa el verbo, se añade a este la terminación "-nte". 

Así, al que preside, se le llama "presidente", independientemente del género (masculino o femenino) del que realiza la acción, pero nunca "presidenta". 

De manera análoga, se dice "capilla ardiente", no "ardienta"; se dice "estudiante", no "estudianta"; se dice "independiente" y no "independienta"; "paciente", no “pacienta"; "dirigente", no dirigenta"; "residente", no "residenta”. 

Y ahora, la pregunta: ¿Nuestros políticos y muchos periodistas (hombres y mujeres, que los hombres que ejercen el periodismo no son "periodistos"), hacen mal uso de la lengua por motivos ideológicos o por ignorancia de la Gramática de la Lengua Española? Creo que por las dos razones. Es más, creo que la ignorancia les lleva a aplicar patrones ideológicos y la misma aplicación automática de esos patrones ideológicos los hace más ignorantes (a ellos y a sus seguidores). 

No me gustan las cadenas de correos electrónicos (suelo eliminarlas) pero, por una vez, les propongo que pasen el mensaje a los amigos y conocidos, en la esperanza de que llegue finalmente a esos ignorantes semovientes (no "ignorantas semovientas", aunque ocupen carteras ministeriales). 

Lamento haber aguado la fiesta a un grupo de hombres que se habían asociado en defensa del género y que habían firmado un manifiesto. Algunos de los firmantes eran: el dentisto, el poeto, el sindicalisto, el pediatro, el pianisto, el golfisto, el arreglisto, el funambulisto, el proyectisto, el turisto, el contratisto, el paisajisto, el taxisto, el artisto, el periodisto, el taxidermisto, el telefonisto, el masajisto, el gasisto, el trompetisto, el violinisto, el maquinisto, el electricisto, el oculisto, el policío y, sobretodo, ¡el machisto! SI ESTE ASUNTO"NO TE DA IGUAL", PASALO,  POR AHÍ LE TERMINA  LLEGANDO A LA MINISTRA DE "IGUAL-DA"    
  
Porque no es lo mismo tener UN CARGO PÚBLICO que ser UNA CARGA PÚBLICA.

Reflexiones del Padre Freites



Por: Pedro Freites Romero - Les escribo deseándoles paz siempre y en todo.

Les escribo a los amigos y personas que desean salir de las tinieblas del error, y que desean que nuestro pueblo vea una luz en medio de una gran Oscuridad, a la vez que felicito a todos los que desde su propia realidad padecen las consecuencias de un régimen destructivo, inhumano que en estos 13 años nos ha dejado en la ruina, en la miseria y han secuestrado todas las instituciones del estado. Les ruego que no sigamos vendiendo falsas esperanzas, pues el problema no es salir de Chávez, sino que hacer después de él. El país no puede paralizarse por lo que él diga. Tenemos que sacudirnos y dejar los miedos, y la cobardía. Es una invitación a los líderes de la oposición y a todos los actores políticos a que asumamos una actitud más seria y responsable, pues de manera muy personal, no creo que la panacea sea llegar a las elecciones del 7 de octubre y que al salir de Chávez ya todo está resuelto. El problema es bien grave y peligroso, por tanto les invito a actuar con sentido patriótico y que nos comprometamos a crear una conciencia en los ciudadanos. Se nos vino una crisis económica que requiere la Unión de todos, sincerar nuestra propia realidad, y creo que en este escenario los economistas y gerentes tienen una opción fundamental de vida por el bien del país.

Es importante tener una clara conciencia sobre la dramática situación que estamos viviendo. Este barco ya está naufragando, y el pobre capitán a quien desde hace 13 años se le entregó el timón, ya no tiene escapatoria, por ello hemos de estar muy atentos, alertas por el desarrollo de los acontecimientos. Lamentablemente nos hemos equivocado una vez más y no podemos estar alzando las banderas de un falso triunfalismo. Ya las luces de alerta están encendidas y se trata de estar alerta y vigilante en todo momento, pues nos viene una situación de emergencia y calamidad. He preferido mantenerme en silencio, aún en contra de mi voluntad, pero ya esto es insoportable y si los hombres callan, las piedras hablarán. No podemos seguir distraídos y centrados en la enfermedad del Sr. Chávez, pidamos para que Dios manifieste su santa Voluntad, pero el país no puede depender de un hombre enfermo por el PODER absoluto y total.

La situación de Venezuela es insoportable por donde la mires y hoy nos tenemos que preguntar; Y el día D, qué vamos a hacer?, ya no es tiempo de palabras. En mi humilde apreciación considero que Chávez ya se despidió de manera heroica, con el histrionismo más elevado e incluso retando a Dios, a la naturaleza y a los mismos médicos. “Este cáncer lo pulverizaremos al igual que a la oposición”. No quiero ser profeta del desastre, pero veo claro que vamos al caos, a una hambruna terrible, no tenemos dinero para subsistir los próximos tres meses, el Presidente del Banco Central, Sr. Nelson Merentes, miente, apenas tenemos unos 5.600 millones de dólares, las reservas internacionales están muy mermadas. No tengo palabras bonitas, simplemente hay que aceptar que al país lo dejó gravemente enfermo, está haciendo metástasis en el campo económico, productivo, en convivencia social, jurídica y familiar. Viene una gran carestía, hambre, angustia, desespero y veo con mucho dolor que los líderes de la oposición desperdiciaron una oportunidad única, al no introducir en su agenda política el problema del saqueo, del robo, de la corrupción del régimen. Hoy tenemos que preguntarnos con claridad. ¿Dónde están los REALES?, ¿DÓNDE ESTÁ EL ORO?, ¿CUÁL ES LA REALIDAD DE PDVSA, y las industrias básicas del Estado?

La deuda de Venezuela supera los 130 mil millones de dólares, ¿quién nos podrá subsidiar, prestar o apoyar en un Tsunami económico? La experiencia de Grecia se queda pequeña, porque nos hemos peleado con todo el mundo, especialmente con el Imperio, y los colombianos los cuales no serán tan bobos para suministrarnos comida en tiempo de carestía, porque no tenemos plata para comprar y el régimen ha destruido todo lo nacional, todas las industrias. No soy economista, pero no creo que podamos soportar tres meses en esta ruina, por lo que me permito afirmar que Estamos sentados en un VOLCÁN en erupción.

Tenemos que pedir y decir la Verdad a los Venezolanos, aquí no se trata de ideología, de comunismo, de cristianismo, ni de derecha ni de izquierda, estamos ante una situación se subsistencia o supervivencia. Durante 13 años hemos estado asistiendo a la mayor estafa social que gobierno alguno ha desarrollado de la manera más perversa y criminal.

No podemos olvidar que la economía sigue siendo el Motor de la historia, aunque no se trata de entrar en argumentaciones ideológicas, San Pablo decía Claramente: “El que no trabaja, que no Coma”, y dolorosamente nuestra miopía política, nos ha conducido a una gran irresponsabilidad al dejar que estos sátrapas del castro-comunismo-staliniano mataran el futuro, la esperanza y nuestra propia realidad.

Es tiempo de organizarnos, y reaccionar. Hay que decirle la verdad al País, pues no se trata de un simple juego o estrategia política, tenemos que poner al País por encima de todo, incluso de nuestros intereses o derechos muy personales. No podemos seguir cayendo en las estupideces de decir que Sí Hay un Camino, el futuro del progreso! ¿Pero cuál progreso si no se le dice la verdad al pueblo? La verdad duele, y los politiqueros de oficio parecieran que sólo les gusta tener multitudes que sean manipulables, a los cuales se les pueda seguir ofreciendo o vendiendo falsas esperanzas.

Necesitamos un gran estadista, hombres con capacidad de administrar esta gran tragedia y de conducir a la reconciliación de la nación que se encuentra ante un precipicio. Hay que hablar claro y sin miedo. Tenemos que insistir, y pedir que le den cuenta al país. Este cáncer ya tocó todas las puertas de la vida nacional, todos los estratos sociales, especialmente a los más pobres, los más indefensos y excluidos, pues estamos ante una grave enfermedad de la sociedad. El país está gravemente enfermo y no podemos disfrazar esta enfermedad. Es tiempo para abrir los ojos e iluminar la conciencia de los ciudadanos. Es cuestión de sobrevivencia.

La gente tiene que saber lo que está pasando. Cuál es la situación real, cuál y cuánto es nuestra deuda? cómo estamos en materia de infraestructura, de carreteras, autopistas, hospitales, viviendas, educación?…. Tenemos que prepararnos para hacer una reingeniería de reconstrucción del país, lo que significa recomponer el sistema vial, y eso vale para el sector de la salud, de la educación, del sistema productivo, cuántas empresas tenemos y en cuáles condiciones?.

El país tiene que saber que PDVSA está quebrada, que han hecho del país una extensión de un PUDREVAL QUE TODO LO CONTAMINA Y LO DESTRUYE. PDVSA YA NO EXISTE, LAS INDUSTRIAS BÁSICAS DEL ESTADO YA NO EXISTEN; NOS ROBARON, NOS SAQUEARON. CUÁL ES LA SITUACIÓN ENERGÉTICA DEL PAÍS?. CHÁVEZ APAGÓ LA POTENCIA ENERGÉTICA Y CREÓ LA INDUSTRIA DEL ODIO, DEL ARMAMENTISMO Y EL PUEBLO PASANDO NECESIDADES. ES CRIMINAL LO QUE HA HECHO Y EN ESTOS MOMENTOS LOS VENEZOLANOS NO PODEMOS CAER EN LA TENTACIÓN DEL SENTIMENTALISMO, DE LA LÁSTIMA Y LA COMPASIÓN CUANDO EL DRAMA ES TERRIBLE. ESTO REQUIERE CORAJE, FORTALEZA, CRITERIO Y VALENTÍA.

ES MORALMENTE INACEPTABLE QUE NOS EXPONGAMOS A UNA CONFRONTACIÓN POR EL HAMBRE, POR LA RUINA, POR EL ODIO Y EL CRÍMEN QUE HAN COMETIDO CONTRA UNA GRAN NACIÓN, QUE SIENDO LA MÁS RICA DEL CONTINENTE, HOY ES LA POTENCIA DEL ODIO, DEL ATRASO, Y DE UNA INMENSA HIPOTECA.

No soy profeta ni hijo de profeta, pero la única forma en que podemos levantarnos y sacar al país adelante es diciendo la verdad y que el venezolano tome conciencia clara sin fanatismo ideológico, ni de un color, es decir, tenemos que tomar conciencia que NOS ROBARON, QUE NOS SAQUEARON, QUE ESTAMOS EN LA RUINA. EL DAÑO QUE HAN HECHO A ESTE PAÍS ES INMENSO. ESTA ES UNA TAREA TITÁNICA, Y NO SE TRATA DE GANARLE A CHÁVEZ EN LAS ELECCIONES, SINO DE CÓMO RECONSTRUIR TODO EL APARATO PRODUCTIVO, CÓMO RETOMAR EL ESPACIO DE CONFIANZA EN EL CONCIERTO DE LAS NACIONES. ¿Cómo está la cuestión monetaria?

Es urgente hacer una radiografía profunda y clara del país. No permitamos que sean los mismos destructores la fuente de información. EL PAÍS ES INAUDITABLE al igual que todas las empresas e instituciones del estado.

Hay que hacer un corte de cuentas, mostrar lo que es absolutamente cierto. Tenemos que preguntar y preguntarnos, Dónde están las reservas internacionales? ¿Dónde está el oro? No nos chupemos el dedo y creamos en los informes que nos darán Merentes, Giordani, Izarra, Diosdado Cabello, Rangel Silva o cualquiera de los adláteres del régimen. Que sus informes sean verificables. QUE LO CERTIFIQUEN Y LO DEMUESTREN NO EN SIMPLES PAPELES.

Hacer un levantamiento de la realidad del estado de la nación es determinante. Vienen días en que el pueblo venezolano no podrá comerse los tanques, los aviones, los helicópteros rusos y todas las armas, necesitamos es comida, arroz, papas, pastas, carnes, pollos, y todos los alimentos de primera necesidad. Cómo olvidar el crimen de PUDREVAL?. Acaso con la enfermedad de Chávez se podrá silenciar la ruina en la que nos han dejado?.

La historia fundamental es que nos han llevado a la ruina, han destruido nuestro futuro y matado la esperanza. Pero somos un pueblo que nos levantaremos y Dios nos asiste y lo que queremos es ayudar a sanar y salvar a esta gran nación por la que tanto luchó Bolívar y tantos patriotas.

Pareciera que Chávez ya ha comenzado a comprender su inmensa incapacidad en el manejo del país, es un profundo fracasado y de una irresponsabilidad irracional. Me viene a la memoria Calígula, Hitler, Cómodo y Nerón, entre tantos. Hoy no se trata de tener lástima, y que nos sigan distrayendo. Soy uno de los que no creo en el CNE, y que estamos ante un limbo jurídico, donde el estado de derecho brilla por su ausencia.

Hoy tenemos un vacío de poder, y es inaceptable que sigan pisoteando al pueblo y sus derechos. Pareciera que Chávez en medio de su enfermedad se fue a casa de su mentor destructor Fidel Castro a que le dijera la forma más sutil de como entregar el poder: Acepta el cáncer, se declara incapaz y nos dice: “Ustedes, los pitiyanquis, manejen mi propio desastre”…Lo cual deja el camino abierto, para que en unos pocos años tengamos nuevamente al chavismo imponiéndose en el país. No crucemos los brazos esperando el 7 de octubre, con un triunfalismo ya derrotado desde la sala situacional el ministerio del poder popular para las elecciones que se decide en la Habana.

Hay que decirle la verdad a todos los venezolanos y que tomen conciencia de la ruina y la miseria en que nos ha dejado el castro-comunismo.

Me despido, no sin antes saludar a nuestras fuerzas armadas nacionales, quienes tienen la responsabilidad histórica de definirse por el bien, la seguridad y la soberanía de la nación. Ustedes no pertenecen a un proyecto político ni a una ideología, ustedes son soldados defensores de la patria. Por toda la traición que algunos miembros de la Institución han cometido, por todos sus pecados, es tiempo que los que aún les queda una reserva moral se preparen para los momentos que vienen. Pues estamos en un volcán en erupción. Ustedes no pueden ni deben usar jamás las armas contra el pueblo. La comunidad nacional e internacional tiene los ojos puestos en ustedes. Nos rebelamos ante la traición de afirmar que las fuerzas armadas son chavistas, decir esto es algo indigno, los que tienen esta posición deberían quitarse el uniforme y ser juzgados por traición a la Patria. No aumenten el desprecio que algunos se han ganado por su complicidad ante la presencia de fuerzas irregulares en el país, en el Fuerte Tiuna, por cerrar los ojos ante la presencia de Timochenko, el secretariado de las FARC, en nuestro territorio. Venezuela aún cuenta con ustedes, y no con los narcomilitares que alimentan los imperios trasversales de los negocios más peligrosos y oscuros del crimen. La historia los juzgará. En los dignos soldados de la patria nos estamos jugando el destino de una Venezuela en paz…

Por último, ratifico que en mi corazón no hay espacio para el odio, pido a Dios que manifieste su voluntad en el Sr. Hugo Chávez, que le de fuerzas y lo sane para que entregue cuentas del saqueo y ruina en el que ha dejado a los venezolanos.

No podemos caer en el sentimentalismo, pues ellos pueden manejar muy bien la lástima y la compasión para tapar toda la olla podrida que nos han dejado. Hay que destapar con justo criterio esta olla en ebullición. No tengamos miedo, Venezuela merece un destino mejor.

¡DESPIERTA Y REACCIONA! es el momento…! Este régimen en 13 años se dedicó a robar, saquear, engañar, regalar el dinero de todos los venezolanos.

¿Dónde están los reales?…Un cáncer de una persona no puede ocultar la ruina en que estamos. Si no actuamos, somos corresponsables todos del desastre de nuestra querida nación. Es tiempo de rectificar, es tiempo de arrepentimiento, es tiempo de cambio y conversión sincera. ¡Que Dios nos asista!

Historia de Venezuela

Tomado de http://ovario.wordpress.com