mover

mover

lunes, 28 de mayo de 2012

Comunicado de RCTV










El 27 de mayo de 2012 se cumplen cinco años del cierre arbitrario e inconstitucional de RCTV. Aquel domingo del 2007, se les arrebató a todos los ciudadanos no sólo su Derecho Fundamental a la Libre Expresión e Información, sino también su derecho a la protesta y a que ésta sea escuchada. El balance para Venezuela, después de cinco años, es extremadamente negativo.

Nos han convertido en un país intencionalmente desinformado, víctima indefensa de una violencia sistemática, de una corrupción sin castigo ni límites, de una ausencia total de justicia y de la incapacidad pública y notoria, de quienes nos gobiernan, para administrar el Estado con probidad, responsabilidad y eficiencia.

Como consecuencia de esto cientos de venezolanos mueren mensualmente víctimas del hampa descontrolada y los responsables no son castigados. Los ciudadanos sufren por el deterioro de todos los servicios públicos, debido a que los ingresos cuantiosos del país se desvían para alimentar extrañas alianzas, nacionales e internacionales. Se persigue al emprendedor, al inversionista, a la empresa privada, afectando así puestos de trabajo al despojar al venezolano de sus fuentes legítimas de subsistencia.

La destrucción del aparato productivo privado, no es casual, sino que responde a la orientación de superadas doctrinas comunistas.

Para lograr esto y callar al ciudadano, era necesario cerrar RCTV, como en efecto lo hicieron, esgrimiendo en el Acto Administrativo la falsa excusa de la necesidad de nuestra señal, para lanzar un nuevo canal de supuesto servicio público. Pero la verdadera y única razón fue callar la protesta, el verdadero y único objetivo fue y sigue siendo, la hegemonía comunicacional del Gobierno.

Nos cerraron, no una, sino dos veces, prohibiéndonos en el segundo cierre transmitir por TV paga desde el 23 de Enero de 2010. Con ese segundo cierre a nadie le quedó la menor duda de que el objetivo fue y es impedirnos llegar a los hogares de los venezolanos y que el país cuente con nuestra pantalla y nuestros micrófonos para hacerse escuchar. Nunca ha sido RCTV el enemigo, el enemigo es la Libertad de Expresión.

Cuando no hay Libertad de Expresión no hay Democracia, porque es necesario el silencio para que impere el abuso de Poder del que se alimentan los viejos y los nuevos totalitarismos. La ausencia de Estado de Derecho no es Democracia; la violación sistemática de los Derechos Humanos no es Democracia; la ausencia absoluta de seguridad jurídica, donde no existe independencia del Poder Judicial no es Democracia; la permanencia indefinida en el Poder de los funcionarios públicos no es Democracia; el secuestro del Poder Electoral por parte del Gobierno no es Democracia; la hegemonía comunicacional no es Democracia.

En resumen: no vivimos en Democracia.

Como toda Venezuela lo sabe, en RCTV estamos comprometidos con los verdaderos principios y valores que sustentan el sistema democrático: El principio del respeto a los Derechos Humanos y Libertades Fundamentales, el de la Supremacía Constitucional; el de la División de Poderes; el de la Seguridad Jurídica y el del acceso al Poder y su ejercicio con sujeción al Estado de Derecho, todos estos, como única vía para obtener la seguridad, el bienestar y el progreso que añoran y merecen los venezolanos. Pero nada de esto es del agrado del que abusa sistemáticamente del Poder. Por eso no nos pueden ver.
A partir del anuncio del cierre de RCTV un sentimiento nacional de rechazo contundente ante semejante injusticia se regó por toda Venezuela y al día siguiente del mismo, aquel 28 de mayo de 2007, el compromiso con la Libertad de los venezolanos se potenció con ímpetu para transformarse en la barrera que puso freno a una reforma constitucional que pretendía desnaturalizar la esencia de nuestra Nación. Ese impulso fue una histórica semilla que dará frutos el 7 de octubre de 2012. Esa semilla confirma nuestra certeza: En RCTV… "nos vemos en Democracia".

Radio Caracas Televisión RCTV, C.A.

El Universal

Buda

Para enseñar a los demás, primero has de hacer tú algo muy duro: has de enderezarte a ti mismo. BUDA, Sidhartha Gautama