mover

mover

viernes, 2 de marzo de 2012

El problema no es el cáncer


Editorial de Analítica

Lo que deberían tomar en cuenta el Presidente, el Gobierno revolucionario y el chavismo en general, es que no importa cuán alto vuele un cóndor, en Venezuela el gavilán colorao se está quedando sin plumas.

Si el Presidente tiene el cáncer feroz que algunos dicen, o si se está curando como él mismo y el Gobierno aseguran, ni ustedes ni nosotros podemos hacer nada, porque ni depende de nosotros ni sabemos cuál es la verdad verdadera.

Lo que sí sabemos es que la deuda del país y de Pdvsa crece a mansalva y los venezolanos tenemos cada día nuestro futuro más comprometido sin que nadie se haya molestado en pedirnos nuestra opinión.

Sabemos que nos siguen matando en las calles y carreteras por una delincuencia incontrolable que actúa incluso planificando y ejecutando desde las cárceles; que no importa lo bueno que sea el hospital cubano donde tratan al Presidente, los servicios públicos de salud en Venezuela van de mal en peor, y los privados van quedando para muy pocos ricos; sabemos que Pdvsa alardea mucho pero tiene que importar gasolina, que pocas semanas transcurren sin que tenga una falla y que no sólo envenena con sus montañas de coque; que el servicio eléctrico normal sigue siendo una ilusión frecuentemente a oscuras; que el transporte público nacional no facilita la vida sino es una tortura lenta y engorrosa; sabemos, en fin, que el país va mal porque la revolución llegó pero lo bonito no.

Y lo que deberían tomar en cuenta el Presidente, el Gobierno revolucionario y el chavismo en general, es que no importa cuán alto vuele un cóndor, en Venezuela el gavilán colorao se está quedando sin plumas.

Envíe sus comentarios a editor@analitica.com
Ver más en: www.analitica.com