mover

mover

jueves, 17 de noviembre de 2011

Iván Simonovis presenta su "Guía Anti-Crimen"


Por: Iván Simonovis - La inseguridad personal es uno de los problemas que más angustia a los venezolanos y yo comparto esa preocupación con todos los ciudadanos de este país. Mi trayectoria profesional estuvo marcada por la lucha contra la delincuencia. Más de dos décadas dedicadas a la investigación criminal, me dieron la oportunidad de conocer muy bien cómo piensan y operan los antisociales. A pesar de que estoy desde hace 7 años encerrado injustamente en las celdas de la Disip (hoy llamada Sebin), lo cual limita mi campo de actuación, sentí la obligación de hacer algo y pensé que debía emprender algún proyecto que se materializara en acciones sencillas de prevención, sobre todo para proteger a mi familia ante la creciente ola delictiva que agobia a la sociedad venezolana. Así que un día conversando acerca de mis inquietudes con un amigo, excompañero de trabajo en la otrora PTJ, él me sugirió la idea de escribir un texto -tomando como base mis charlas de prevención del delito- que sirviera de guía ante las arremetidas del hampa, y que no solo fuera útil para mi familia sino que pudiera constituirse en una orientación valiosa para cualquier ciudadano. Me pareció viable e interesante esa idea, especialmente porque permitía transmitirle a la gente mi experiencia en el ámbito de la investigación criminal. Le comenté el proyecto a mi amigo Roberto Weil, con quien ya había trabajado, para que con su ingenio y creatividad ilustrara el texto. Aceptó de inmediato y comenzamos a materializar el proyecto. Después de superar varias vicisitudes propias de las restricciones impuestas cuando se está preso y de lo que implica una producción editorial, hoy está disponible al público la “Guía Anticrimen”. Un libro que fue posible gracias a la colaboración incondicional no solamente de Roberto Weil, sino de Patricia Weil, Alicia Egloff, Julio Betancourt, Jorge Betancourt, Santiago Betancourt, Mariángela Pereira, Kiki Pertiñez, Thairy Baute y mi esposa Bony Simonovis. El objetivo principal de la “Guía Anticrimen” es ofrecer información de una manera clara, práctica y sencilla sobre los diferentes escenarios de la actuación criminal, conocer cómo funciona la mente de un delincuente y de qué manera planifica sus fechorías. Por medio de un análisis de riesgo personal, el lector de esta guía podrá diagnosticar su nivel de vulnerabilidad y aprenderá a tomar las medidas necesarias para no caer en las garras de los malhechores. Si usted comprende la magnitud del problema y reconoce su nivel de vulnerabilidad, tal actitud lo ayudará a generar estrategias de prevención que protegerán sus bienes y garantizarán su vida y la de su familia.

La “Guía Anticrimen” puede adquirirse en las librerías Tecni-Ciencias y también a través de los teléfonos 0412-624.3955 y 0412-624.3956.
Más información en:
www.ivansimonovis.com,
http://facebook.com/guia.anticrimen
@guiaanticrimen.

Texto de recurso de nulidad ejercido contra la Ley para la Regularizacion y Control de los Arrendamientos de Vivienda ante el TSJ


CIUDADANO:
PRESIDENTE Y DEMAS MAGISTRADOS DE LA SALA CONSTITUCIONAL DEL TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA
SU DESPACHO.-


Nosotros, RAIMUNDO ORTA POLEO, RAYMOND ORTA MARTINEZ, ROBERTO ORTA MARTINEZ, CARLOS CALANCHE E IRENE MORILLO LOPEZ, venezolanos, mayores de edad, abogados en ejercicios, domiciliados en la ciudad de Caracas, procediendo en este acto en ejercicio de nuestros propios derechos, entre ellos los que nos otorga la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en sus artículos 20 y 51, con fundamento en el interés legítimo que nos confiere nuestra condición de ciudadanos venezolanos por nacimiento y nuestra profesión de abogados, condiciones estas que nos impone simultáneamente el derecho y la obligación de la defensa de las instituciones jurídicas, sobre las que descansa la organización de nuestro estado democrático y sus instituciones de derecho y de justicia; de manera específica en el ejercicio de la potestad de obligación que nos confieren los artículos 333 y 7 de la Constitución Venezolana vigente, y por ello comparecemos ante la autoridad de ustedes como depositarios que son directos de la jurisdicción constitucional que les atribuyen los artículos 334 y 336 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en concordancia con el artículo 226 ordinal 1, ejusdem y el artículo 1 de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia, para DEMANDAR POR VÍA DE ACCIÓN POPULAR LA NULIDAD POR INCONSTITUCIONAL DE LA LEY PARA LA REGULARIZACION Y CONTROL DE LOS ARRENDAMIENTOS DE VIVIENDA, publicada en Gaceta Oficial No. 6.053 Extraordinaria de fecha 12 de Noviembre de 2011, por las siguientes razones de derecho:

CAPITULO I - DE LA VIOLACIÓN DEL DERECHO A LA PROPIEDAD PRIVADA Y SUS ELEMENTOS ESCENCIALES


El artículo 115 de la Constitución Nacional establece:
“Artículo 115. Se garantiza el derecho de propiedad. Toda persona tiene derecho al uso, goce, disfrute y disposición de sus bienes. La propiedad estará sometida a las contribuciones, restricciones y obligaciones que establezca la ley con fines de utilidad pública o de interés general. Sólo por causa de utilidad pública o interés social, mediante sentencia firme y pago oportuno de justa indemnización, podrá ser declarada la expropiación de cualquier clase de bienes.”. (Negritas nuestras).
Las normas de la ley de cuya nulidad se invoca contienen una serie de violaciones constitucionales en su articulado que señalamos a los efectos de que sean declaradas contrarias a la Constitución y tratados internacionales por las siguientes razones:

1) Demandamos la nulidad de la Disposición Transitoria Quinta de la mencionada LEY PARA LA REGULARIZACION Y CONTROL DE LOS ARRENDAMIENTOS DE VIVIENDA, publicada en Gaceta Oficial No. 6.053 Extraordinaria de fecha 12 de Noviembre de 2011 que establece:

"Por ser contrario al interés general de esta ley, por considerarse el arrendamiento de interés social, y colectivo y con fines de utilidad pública, los arrendatarios y arrendatarias que ocupen viviendas constituidas sobre edificios que tengan 20 años o más dedicados a la arrendamiento, tendrán derecho adquirirla, exceptuando del cumplimiento de la presente disposición a los pequeños arrendadores. A tal efecto el propietario o arrendador, procederá de acuerdo al capítulo relativo a la preferencia ofertiva, establecido en este instrumento legal, en un lapso no mayor de sesenta días a partir de la entrada en vigencia de la presente ley." (Negritas y subrayado nuestro)

La norma antes trascrita colide con el Artículo 115 de la Constitución Nacional, que establece:

“…Artículo 115 Se garantiza el derecho de propiedad. Toda persona tiene derecho al uso, goce, disfrute y disposición de sus bienes. La propiedad estará sometida a las contribuciones, restricciones y obligaciones que establezca la ley con fines de utilidad pública o de interés general. Sólo por causa de utilidad pública o interés social, mediante sentencia firme y pago oportuno de justa indemnización, podrá ser declarada la expropiación de cualquier clase de bienes.”

En la última parte de la disposición transitoria Quinta de la LEY PARA LA REGULARIZACION Y CONTROL DE LOS ARRENDAMIENTOS DE VIVIENDA se lee:

“…A tal efecto el propietario o arrendador, procederá de acuerdo al capítulo relativo a la preferencia ofertiva, establecido en este instrumento legal…”

De un análisis gramatical de esta norma se entiende claramente que se utiliza el verbo “procederá” en forma imperativa, es decir que está nueva norma venezolana, sin precedentes en la historia republicana establece una orden de venta a todo propietario de edificios con más de 20 años dedicados al arrendamiento, es decir que la ley establece que se debe vender OBLIGATORIAMENTE a arrendatarios el inmueble objeto del contrato de arrendamiento, dentro de un plazo de 60 días contados a partir de la entrada en vigencia de la ley.

Esta disposición transitoria cuya nulidad se invoca, viola flagrantemente uno de los elementos fundamentales del derecho de propiedad como lo es el derecho de disponer. El concepto "Disponer” según el diccionario de Cabanellas incluye: "Enajenar o gravar los bienes”. La garantía constitucional prevista en el artículo 115 incluye la protección de la libre voluntad de cualquier ciudadano o la potestad de conservar para su patrimonio o de vender cualquier bien de su propiedad, dentro de los cuales obviamente entran los bienes inmuebles, pero esta norma irrespeta este derecho. Es claro que cualquier norma de rango sub-constitucional que obligue a un particular a ofrecer en venta un bien patrimonial a otro sea quien sea sin que medie la vía expropiatoria, es sin duda alguna violatoria del derecho de disposición de los bienes incluido expresamente en el derecho de propiedad venezolano. A los efectos de ratificar esta interpretación, este mismo artículo establece que sólo por causa de utilidad pública o interés social, mediante sentencia firme y pago oportuno podrá ser declarada la expropiación de cualquier clase de bienes, pero este no es el caso que plantea la norma objeto de ataque por inconstitucional.

Si el derecho de disposición encabeza los elementos integrales del derecho de propiedad en este artículo, es imposible que pueda interpretarse que los otros conceptos de “contribuciones, restricciones, y obligaciones que establezca la ley” puedan vulnerar la voluntad individual del ciudadano propietario de un inmueble y conminarlo forzadamente a dar uno de los elementos fundamentales de la relación contractual como lo es el consentimiento, que se encuentra previsto en el artículo 1141 del Código Civil en su ordinal primero como condición esencial para la existencia del contrato, como lo sería la oferta de venta para luego derivar en un contrato de compraventa de un inmueble.

Invocamos a los efectos de ratificar la ilegalidad de la señalada disposición transitoria que esta norma viola igualmente el artículo 21 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos o Pacto de San José que establece: "Toda persona tiene derecho al uso y goce de sus bienes…” Desde este punto de vista podemos señalar que el uso o goce de los bienes incluyen de derecho de obtener lícitamente rentas o beneficios.

Es absurdo y contradictorio que el mismo capítulo I De la Preferencia Ofertiva al que remite la disposición transitoria inicia en su artículo 131 indicando:

“En caso de un acto traslativo de la propiedad de inmueble, la preferencia ofertiva es el derecho que corresponde al arrendatario o arrendataria que lo ocupa, para que se le ofrezca en venta en primer lugar y con preferencia a un tercero…” (Negritas nuestras)

De lo antes transcrito se observa que la preferencia solo opera en caso de que el propietario ejerza el derecho potestativo de disposición, venta o gravamen. Aprovechamos de ratificar que históricamente dentro de nuestra legislación el derecho de disposición o de venta ha sido claramente ubicado dentro de los derechos potestativos solamente pudiendo ser una persona compelida a ceder o traspasar su propiedad con base a la institución jurídica de la expropiación basada en un justiprecio, un procedimiento judicial donde puede ejercer su derecho a la defensa y el pago oportuno.

Estas razones antes expuestas deben ser consideramos suficientes para que sea declarada la nulidad de la disposición transitoria Quinta de la LEY PARA LA REGULARIZACION Y CONTROL DE LOS ARRENDAMIENTOS DE VIVIENDA y así solicitamos sea declarado.

2) Demandamos igualmente la nulidad del Artículo 88 de la LEY PARA LA REGULARIZACION Y CONTROL DE LOS ARRENDAMIENTOS DE VIVIENDA, publicada en Gaceta Oficial No. 6.053 Extraordinaria de fecha 12 de Noviembre de 2011 que establece:

“De la venta por antigüedad en el arrendamiento
Artículo 88. En aquellos inmuebles construidos, según lo referido en el artículo 84 de la presente Ley, se garantiza que el arrendatario o arrendataria y su grupo familiar, no pasen más de diez años en condición de arrendatario o arrendataria. Por lo tanto, al cumplir diez años de construcción, los propietarios tendrán el compromiso de ofertar la venta al arrendatario o arrendataria que esté ocupando el inmueble, y el precio de venta será el que se determine conforme lo establezca la Superintendencia Nacional de Arrendamiento de Vivienda.”

Este artículo hace referencia a la obligatoriedad de venta a los inquilinos con más de 10 años en inmuebles que obligatoriamente por disposición de la misma ley hayan sido dados en arrendamiento de conformidad a lo establecido en el artículo 84 Ejusdem. En este caso se trata de otra modalidad de imposición legal de venta de patrimonio obligatoria y violatoria del principio de libre disposición del derecho de propiedad venezolano, por lo que invocamos mutatis mutandis los argumentos esgrimidos a favor de la declaratoria de nulidad de la Disposición Transitoria Quinta de la Ley toda vez que son contrarias a la carta Magna y los tratados Internacionales sobre derechos humanos suscritos por la República Bolivariana de Venezuela.

Debemos alertar que estas normas, es decir los artículos 85 y 88 de la ley afectan ya a todo desarrollo inmobiliario habitacional de más de 10 unidades con uso para vivienda, que vayan a ser construidos por particulares del sector privado y obliga a propietarios a ceder contra su voluntad derechos de propiedad, violentando el principio de libertad de disposición contenido dentro del derecho de propiedad del mismo artículo 115 de nuestra Carta Magna y es por ello que damos por reproducidos los argumentos esgrimidos en la nulidad de la disposición transitoria quinta de la ley objeto de la presente acción constitucional.

Igualmente denunciamos la inconstitucionalidad del artículo 84 de la ley al amparo del mismo artículo 115 Constitucional, por cuanto que el Artículo 84 viola los elementos de de uso, goce y disposición del derecho de propiedad constitucional, por cuanto obliga a dar en arrendamiento un porcentaje de los inmuebles que se construya en un conjunto de más de 10 Unidades habitacionales no pudiendo el constructor propietario poder elegir entre el alquiler o venta de inmuebles sino que es obligado a alquilar primero y posteriormente a vender después de 10 años del contrato de arrendamientos.

Lo antes expuesto es lógicamente opuesto y contrario a la declaración contenida en el título del mismo artículo 84 en el que se lee: “Estimulo al arrendamiento al sector privado de la construcción”, toda vez que después de hacer una inversión y obligar al particular alquilar a un precio regulado, afecta todo posible interés en construir viviendas para alquiler, debido a que el precio de regulación conforme a esta misma ley, pudiera generar una ganancia inferior al retorno relacionado con los costos de materiales, mano de obra y financiamiento que conlleva la ya complicada construcción inmobiliaria.

CAPITULO II - DE LAS VIOLACIONES AL PRINCIPIO CONSTITUCIONAL DE IRRETROACTIVIDAD DE LA LEY

Invocamos igualmente la nulidad de la disposición transitoria Quinta de la LEY PARA LA REGULARIZACION Y CONTROL DE LOS ARRENDAMIENTOS DE VIVIENDA por violación al principio constitucional de irretroactividad por las siguientes razones:

Establece el Artículo 24 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela lo siguiente:

“Ninguna disposición legislativa tendrá efecto retroactivo, excepto cuando imponga menor pena. Las leyes de procedimiento se aplicarán desde el momento mismo de entrar en vigencia, aun en los procesos que se hallaren en curso; pero en los procesos penales, las pruebas ya evacuadas se estimarán en cuanto beneficien al reo o rea, conforme a la ley vigente para la fecha en que se promovieron.
Cuando haya dudas se aplicará la norma que beneficie al reo o a la rea.”

Establece la disposición transitoria Quinta de LEY PARA LA REGULARIZACION Y CONTROL DE LOS ARRENDAMIENTOS DE VIVIENDA lo siguiente:

"Por ser contrario al interés general de esta ley, por considerarse el arrendamiento de interés social, y colectivo y con fines de utilidad pública, los arrendatarios y arrendatarias que ocupen viviendas constituidas sobre edificios que tengan 20 años o más dedicados a la arrendamiento, tendrán derecho adquirirla, exceptuando del cumplimiento de la presente disposición a los pequeños arrendadores. A tal efecto el propietario o arrendador, procederá de acuerdo al capítulo relativo a la preferencia ofertiva, establecido en este instrumento legal, en un lapso no mayor de sesenta días a partir de la entrada en vigencia de la presente ley." (Negritas nuestro)

Desde el punto de vista de las garantías legales que da a los ciudadanos el principio sagrado de la irretroactividad de la ley, se encuentra el que no sean reguladas situaciones de hecho o hechos jurídicos pasados, es decir, se garantiza que no puedan ser cambiados los derechos y deberes relacionados con el pasado, por lo que no se podrán establecer consecuencias jurídicas sobre hechos pasados cuando sea aprobada una nueva ley.

Se pretende con esta nueva e ilegal norma hacer in híbrido entre el derecho de usucapión o prescripción adquisitiva y la preferencia ofertiva al inquilino. No se puede establecer una obligatoriedad de venta a inmuebles tipo edificios alquilados por ningún tiempo hacia el pasado.

Otras de las violaciones a la irretroactividad ocultas en el mismo artículo la encontramos en la porción del texto de la ley en la que se lee: “exceptuando del cumplimiento de la presente disposición a los pequeños arrendadores.”

El concepto pequeño arrendador lo encontramos en el Artículo 7 de la ley que establece:

Artículo 7. Para todos los efectos de la presente Ley debe entenderse como:

…MULTI ARRENDADOR: Persona natural o jurídica que, a título personal o a través de terceros, se dedica al arrendamiento de tres o más viviendas.

PEQUEÑO ARRENDADOR: Es aquella persona natural o jurídica dedicada al arrendamiento de una o dos viviendas…”

De lo antes expuesto se establece una diferenciación de aplicabilidad de la norma dependiendo si tiene alquilada una o dos viviendas (pequeño arrendador) o tres o más viviendas (Multi Arrendador), lo cual se convierte en una vez más en una regulación que aplica o desaplica la norma de obligatoriedad de venta dependiendo de una situación jurídica o de hecho pasada, lo cual es absolutamente absurdo desde el punto de vista del principio de irretroactividad de la ley. Aprovechamos para invocar la violación en este mismo artículo del principio de no discriminación contemplado en el artículo 19 de la Constitución Nacional que establece:

“Artículo 19. El Estado garantizará a toda persona, conforme al principio de progresividad y sin discriminación alguna, el goce y ejercicio irrenunciable, indivisible e interdependiente de los derechos humanos. Su respeto y garantía son obligatorios para los órganos del Poder Público de conformidad con esta Constitución, con los tratados sobre derechos humanos suscritos y ratificados por la República y con las leyes que los desarrollen.”

La calificación de multiarrendador y las consecuencias legales de serlo, como son la obligatoriedad de venta se constituyen en un tipo de discriminación por tener INVERSION INMOBILIARIA, bien sea fraguada personalmente o bien derivada del trabajo familiar por haberla adquirido por herencia o legado. En la ley se establecen entonces también beneficios para los denominados pequeños propietarios, debiendo denunciar que ningún ciudadano con propiedades inmobiliarias hubiera sabido en el pasado que iba a ser premiado y castigado por ley dependiendo del número de inmuebles que diera en alquiler.

En artículo 21 de la constitución desarrolla más ampliamente la protección de igualdad de los ciudadanos al señalar:

“Artículo 21 Todas las personas son iguales ante la ley; en consecuencia:

No se permitirán discriminaciones fundadas en la raza, el sexo, el credo, la condición social o aquellas que, en general, tengan por objeto o por resultado anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio en condiciones de igualdad, de los derechos y libertades de toda persona.
La ley garantizará las condiciones jurídicas y administrativas para que la igualdad ante la ley sea real y efectiva; adoptará medidas positivas a favor de personas o grupos que puedan ser discriminados, marginados o vulnerables; protegerá especialmente a aquellas personas que por alguna de las condiciones antes especificadas, se encuentren en circunstancia de debilidad manifiesta y sancionará los abusos o maltratos que contra ellas se cometan...”

Los calificativos de pequeño arrendador y Multiarrendador vistas sus consecuencias legales frente a la ley como las previstas en los ordinales son igualmente discriminatorias por el contenido de sus dichos en los que se establece:

"Fines supremos en materia de arrendamiento
Artículo 5. La regulación jurídica y las políticas públicas en materia de arrendamiento, persiguen como fines supremos:...
Ordinal 4 "4. Brindar protección especial por parte del Estado, con la corresponsabilidad de la sociedad, a las familias y personas que viven en condición de arrendatarios o arrendatarias, siendo considerado un sector vulnerable en tanto no tenga acceso a la propiedad de la vivienda; especialmente cuando sea manifiesta la condición de débil económico y por ende jurídico; susceptible de soportar relaciones de explotación, discriminación o sometimiento para acceder a una vivienda transitoria. Promoviendo, igualmente, la protección de los pequeños arrendadores que respondan a la condición de débiles económicos y jurídicos."

5. Promover una política de seguridad social del arrendatario o arrendataria, complementario a la política habitacional que hace parte de la seguridad social de los trabajadores y trabajadoras. Estableciendo a su vez políticas de protección a los pequeños arrendadores responsables, que puedan verse afectados o afectadas en una relación arrendaticia por incumplimiento o incapacidad económica del arrendatario o arrendataria de acuerdo a la Constitución de la República y la ley." (negritas nuestro)

De lo antes transcrito se observa una clara parcialización o beneficios distintos y bien diferenciados entre los ahora calificados por esta nueva ley como pequeños arrendadores y los nuevos discriminados MULTIARRENDADORES, por lo que denunciamos igualmente la violación del principio de libertad económica y protección a la inversión privada amparados por el artículo 112 de la Constitución nacional que establece:

“Artículo 112 Todas las personas pueden dedicarse libremente a la actividad económica de su preferencia, sin más limitaciones que las previstas en esta Constitución y las que establezcan las leyes, por razones de desarrollo humano, seguridad, sanidad, protección del ambiente u otras de interés social. El Estado promoverá la iniciativa privada, garantizando la creación y justa distribución de la riqueza, así como la producción de bienes y servicios que satisfagan las necesidades de la población, la libertad de trabajo, empresa, comercio, industria, sin perjuicio de su facultad para dictar medidas para planificar, racionalizar y regular la economía e impulsar el desarrollo integral del país.”

El tener dos o tres inmuebles no puede ser utilizado como un criterio caprichosamente adoptado por el legislador para sancionar retroactivamente a propietarios de más de un inmueble y es por ello que nos vemos obligados a denunciar en esta oportunidad múltiples violaciones de derechos constitucionales en la aprobación de estos artículos de la LA LEY PARA LA REGULARIZACION Y CONTROL DE LOS ARRENDAMIENTOS DE VIVIENDA.

CAPITULO III - PETITORIO
Por las razones antes expuestas y con los fundamentos referidos y apoyado en el interés legítimo que nos confiere nuestra condición de ciudadanos venezolano y nuestra profesión de abogados, condiciones estas que nos imponen el derecho y la obligación de la defensa específica de las instituciones jurídicas sobre las que constitucionalmente descansa la organización de nuestro Estado democrático y social de Derecho y de Justicia venezolano y de manera específica en ejercicio de la potestad y obligación que me confieren los artículos 333 y 7 de la Constitución venezolana vigente, la cual impone a todos los ciudadanos la obligación cívica de cumplir íntegramente con las normas y postulados de dicha Constitución, así como el deber de colaborar con el restablecimiento de su efectiva vigencia cuando cualquier persona, natural o jurídica, pública o privada, pretendiere derogarla, total o parcialmente, o dejare de cumplirla o de cualquier forma actuare en violación de sus términos y principios, respetuosamente COMPARECEMOS ante la competente Autoridad de ustedes, como depositarios directos de la jurisdicción constitucional que les atribuyen los Artículo 334 (parte final) y 336 (ordinal 1), de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en concordancia con el artículo 266, ordinal 1, ejusdem, y el artículo 25, ordinal 1, de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia, para demandar, por vía de Acción Popular, la nulidad por inconstitucionalidad de la LEY PARA LA REGULARIZACION Y CONTROL DE LOS ARRENDAMIENTOS DE VIVIENDA, publicada en Gaceta Oficial No. 6.053 Extraordinaria de fecha 12 de Noviembre de 2011, específicamente la disposición transitoria quinta, los artículos 84 y 88, las calificaciones de pequeño arrendador y multiarrendador previstas en el Artículo 7 y las diferenciaciones en el trato jurídico previstas en la ley para los mismos, así como la obligatoriedad de venta de inmuebles derivada de las diferenciaciones creadas en esta ley de unos y otros por ser violatorias como ya lo hemos invocados de los principios constitucionales del derecho de propiedad, de irretroactividad, de libertad económica y estimulo a la inversión privada y contra la discriminación.

CAPITULO V - DE LOS ANEXOS
A los fines previstos por el artículo 129 de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia, consignamos, marcada “A”, Gaceta Oficial No. 6.053 Extraordinaria de fecha 12 de Noviembre de 2011 contentiva de la LEY PARA LA REGULARIZACION Y CONTROL DE LOS ARRENDAMIENTOS DE VIVIENDA.

CAPITULO VI - DE LA DECLARATORIA DE URGENCIA
Vistas las razones de orden público constitucional involucradas en el caso planteado, y por cuanto el mismo versa fundamental y principalmente sobre una cuestión de mero derecho, respetuosamente solicitamos que el presente recurso sea declarado de urgencia, tanto para su admisión como para su trámite y decisión, a cuyo efecto expresamente juramos dicha urgencia conforme a la Ley.

Caracas, a la fecha de su presentación.

ATENCION


En estos momentos, el Congreso norteamericano está debatiendo una ley que le daría a EE.UU. poder para censurar Internet a nivel mundial, creando una lista negra que podría incluir a YouTube, WikiLeaks y también a Avaaz. Si apoyamos ahora a congresistas clave de EE.UU., podemos derrotar este intento de censura global en Internet. Acabo de firmar esta importante petición en Avaaz.org para salvar Internet.

Únete a esta campaña aquí:

El Universal 17-11-2011



La hora del lider


Por: Pedro Lastra - Venezuela vive uno de los momentos más bizarros de su historia: levante una piedra, asomarán sus cabecitas dos docenas de candidatos. A cualquier cosa. Coja el telescopio del Monte Palomar para buscar un líder, resultará profundamente decepcionado. Si acaso, un par. Y tan distantes en el tiempo y en el espacio, que parecieran pertenecer a otra galaxia. Hay una sorprendente carencia de líderes, lo que es lógico. Un líder no se improvisa, es producto de una laboriosa, ardua y tenaz elaboración no sólo individual, sino colectiva. Y es precisamente su ausencia la que coadyuva a la devastadora emergencia de las crisis. Pues en tiempos de crisis, mientras se constata una apabullante ausencia de líderes, se verifica una sobreabundancia de candidatos. En efecto, el submundo de nuestras poblaciones pulula de candidatos. No terminan sus estudios y ya son candidatos. No han terminado el bachillerato. Y ya son candidatos. No acaban de mudarse, y ya son candidatos. Venezuela vive la más aguda de sus crisis, en todos los órdenes de su vida social. Particularmente en el de la generación de personalidades capaces de pensar en grande, de auscultar sus latidos profundos y proyectar soluciones de mediano y largo plazo. Pero basta que se presente un proceso electoral, sea para llenar las vacantes del poder legislativo o para colmar alcaldías y gobernaciones para que se amontonen a tal grado los postulantes, que se hace necesario apartarlos a sombrerazos. Es precisamente la sobreabundancia de candidatos lo que ha impuesto la práctica de las Primarias. Las próximas elecciones presidenciales no podían ser la excepción. Más de una docena de postulantes, incluyendo dos mujeres, varios gobernadores y dirigentes políticos de vieja y nueva data se precipitaron a postular sus nombres. Sólo la necesaria discreción nos impide mencionar cuántos de ellos cumplen con los más elementales requisitos para ocupar la primera magistratura. Difícilmente encontraremos más de dos líderes en el pelotón. A esos dos líderes, vale decir: personalidades capaces de dirigir los asuntos públicos con visión de estadistas y responsabilidad de alta gerencia pública, les recomendaría no entremezclarse con la docena de candidatos. Dejarles el terreno libre de obstáculos para que comiencen su curso de adversidades y luego de salir con las tablas por la cabeza, aguarden el tiempo de su cosecha para llegar a ser líderes útiles a su Patria. Nuestro par de Grandes debieran guardarse para momentos de excepcionales crisis de gobernabilidad, seguir compenetrándose de la vida de la república, seguir acerando sus voluntades, enriqueciendo sus espíritus y fogueándose en el ejercicio del Poder. Los soldados, alebrestados en el caos y la desunión, requieren de un comandante supremo capaz de inspirar obediencia, serenidad y confianza. Los Jueces, bajar la cabeza y someterse al imperio de las leyes. La policía, cegar sus apetencias y volver al redil de la moralidad pública. Los enemigos de la ley y el orden, aprontarse a recibir el castigo ejemplarizante y pagar con cárcel por los millones robados, trampeados, malversados. Será el momento de los líderes. Que no se destacan en el concurso de beldades designadas por encuestadores inescrupulosos ni cuentan con el beneplácito de dirigentes y funcionarios partidistas. El país se atosiga de elecciones, se abruma de candidatos y está sediento de un líder. Sólo nos enrumbaremos por la senda segura de la estabilidad y el éxito cuando suene la hora de los liderazgos. Los hay. Pocos pero suficientes. Se acerca su hora.

Crimenes y Castigo


Por: Victor Rodriguez Cedeño - vitoco98@hotmail.com - Algunos gobernantes, identificados con prácticas totalitarias, sean de derecha o de izquierda, poco importa, menosprecian las consecuencias que ineluctablemente se producen tras largos períodos de dominación y abusos. El ataque sistemático y generalizado en contra de una parte de la población civil que se opone a las políticas y planes de esos regímenes no deja de interesar a los gobiernos y democratas del mundo, aunque, en algún momento, el silencio pudiere aparentar cierta complicidad. La comunidad internacional en su conjunto, la sociedad civil organizada incluida, sigue de cerca esos procesos hasta que se agotan y dan paso a la libertad, como en Libia tras la dictadura de mas de cuatro decadas de Gadafi. Esos dirigentes no quieren entender que la sociedad internacional de hoy tiene rasgos de solidaridad mayores, de intereses comunes que nos hacen transitar hacia una sociedad cuyas relaciones se basan en una verdadera comunidad de intereses, evidentemente distinta a la de hace apenas pocas decadas. El respeto pleno de los derechos humanos y de las libertades fundamentales y la responsabilidad compartida de todos es uno de los aspectos mas importantes de esa nueva sociedad ineternacional, en la que el concepto de soberanía tiene ahora serias limitaciones, para impedir abusos que van en perjuicio del individuo y del medio ambiente. Los dictadores y aquellos con vocación para ello deben entender que ciertos actos constituyen crímenes y que por ello seran juzgados por los tribunales, incluso los internacionales que tarde o temprano, si no funciona la justica nacional, procederán a procesar y a castigar a los responsables de tales crimenes. En algunas situaciones los tribunales no existian y daban paso a los tribunales internacionales, como es el caso de la antigua Yugoslavia. En otras situaciones, los tribunales existen pero no funcionan adecuadamente por cuanto estan sometidos a los dictámenes del ejecutivo, presuntamente autor de tales crímenes, por lo que no hay posibilidad de procesar y castigar a los responsables de esos actos, como seria, entre otros, el caso de Sudan cuyo Presidente es solicitado por la Corte Penal Internacional. Los actos en los que incurren algunos regimenes para dominar y perpetuarse en el poder pueden constituir crimenes de lesa humanidad, segun la definicion generalmente aceptada por la doctrina internacional: “Categoria de crimenes internacionales que implica conductas punibles realizadas de manera general y sistematica, dirigidas o instigadas por un gobierno, una organizacion o un grupo, en tiempo de paz o de guerra” (Diccionario de Derecho Internacional, El Nacional, Caracas, 2011). En el Estatuto de Roma se precisa que se esta ante un crimen de esta naturaleza cuando uno de los actos a que se refiere el articulo 7 “ se comete como parte de un ataque generalizado o sistematico contra una poblacion civil y con conocimieno de dicho ataque”. Eso actos (Art.7.1.a) a k) son, entre otros, el asesinato, encarcelación u otra privacion grave de la libertad fisica en violacion de normas fundamentales de derecho internacional, tortura, persecucion de un grupo o colectividad con identidad propia fundada en motivos politicos y otros actos inhumanos de caracter similar que causen intencionalmente grandes sufrimientos o atenten gravemente contra la integridad fisica o la salud mental o fisica, como las confiscaciones decretadas como medida de castigo a quienes se oponen a dicho regimen. Es muy importante que quienes realizan tales actos y causan muerte y sufrimiento fisico y moral a parte de una poblacion civil conozcan los elementos de este crimen, los supuestos que permiten su identificación. Se trata de “ataques” , un termino que no supone necesariamente bombardeos, armas, tanques. La "persecucion" constituye un ataque, cuando se realiza para causar sufrimiento. No es necesario, ademas, que el "ataque" se produzca en conflictos armados, en medio de guerras. El caracter “general y sistemático” exigido se evidencia por las politicas del régimen de que se trate, traducida en declaraciones y otros actos, lo que a su vez muestra la intención de causar danos a esa poblacion civil. En todo caso, los responsables por estos y otros actos, autores, cómplices, instigadores serán procesados por los tribunales penales, sean nacionales o internacionales. Hay consenso en cuanto a que los crímenes de trascendencia internacional, como el de lesa humanidad, no deben quedar sin castigo. Hay la voluntad universal de poner fin a la impunidad de los autores de esos crímenes y de contribuir a la prevención de nuevos crímenes, tal como se afirma en el Preámbulo del Estatuto de Roma. Los dirigentes con vocacion totalitaria deben saber que con estos ataques a la poblacion civil en todas sus formas, seran procesados y castigados. La reconciliacion nacional es necesaria para reestablecer el orden en los paises fracturados por politicas criminales de mesias y aventureros, pero ello no puede excluir la mas sana aplicacion de la justicia y la necesidad de erradicar la impunidad, hoy sin cabida en un mundo cada vez mas organizado en el cual prevalecen los intereses de la humanidad.

Prudencia y más prudencia


Por: Manuel Barreto Hernaiz - barretom2@yahoo.com - Aristóteles decía que "la única virtud especial exclusiva del mando es la prudencia, todas las demás son igualmente propias de los que obedecen y de los que mandan. La prudencia no es la virtud del súbdito; la virtud propia de éste es la confianza en su jefe...". En tanto que para los escolásticos la prudencia consistía en la "recta ratio agibilium", lo que para nosotros vendría siendo la "rectitud de razón para elegir" o para juzgar el valor de los fines y de los medios a ellos conducentes, para acercarnos al pensamiento kantiano que nos indica que la prudencia resulta la habilidad de elegir los medios conducentes al mayor bienestar propio. Nos encontramos que el Diccionario de la Real Academia propone en la tercera acepción del término la siguiente definición: "Una de las cuatro virtudes cardinales, que consiste en discernir y distinguir lo que es bueno o malo, para seguirlo o huir de ello". No resulta fácil encontrar una exacta definición de prudencia, pero he aquí una aproximación que parece adecuarse al asunto que ahora nos ocupa: podemos decir que es la virtud moral que perfecciona nuestra razón práctica para elegir en toda circunstancia los mejores medios para alcanzar nuestros fines, subordinándolos al fin último. Etimológicamente el vocablo prudencia deriva de la voz latina prudentia, a su vez vinculada con providentia, ver desde lejos, fijarse en el fin lejano que se intenta, ordenando a él los medios oportunos y prever las consecuencias, hecho éste que nos indica que para lograrla se hace menester contar con experiencia, ya que el prudente necesita prever las consecuencias de sus decisiones. La experiencia se adquiere personalmente o repasando la historia, de allí que la inexperiencia sea propia de los más jóvenes y de los menos cultos. El fin de cuantos aspiran a dirigir este país nuestro tan exhausto, maltratado y burlado debe ser la permanente búsqueda del bien común, y esa sempiterna búsqueda debe acompañarse de la prudencia política, sin dejar espacio para más desaciertos, excluyendo la insensata temeridad y precipitación que suelen conducir a la actuación sin la debida reflexión, propias de los políticos autosuficientes, desconsiderados e incapaces de ponderar la realidad del delicado momento en el cual les ha tocado asumir posiciones relevantes, bien sea por falta de madurez o de juicio. Para nadie es un secreto que el político torpe carece de prudencia, como tampoco resulta desconocido que la actividad política verdadera, es una de las mayores manifestaciones de prudencial sabiduría. Ya lo sostenía Théophile Gautier: "En todo momento, los prudentes han prevalecido sobre los audaces". Ubicándonos en el pensamiento contemporáneo, nos encontramos que el filósofo canadiense Michael Ignatieff con lo que anota en su obra "El mal menor", al exigir el retorno a la prudencia política, sentencia que el mal de las democracias modernas no necesariamente lo provocan las personas "malvadas" que actúan aisladamente, sino que está inducido por la ceguera y el cinismo imprudente con que actúan sus políticos. A la luz de tales pensamientos, consideramos impostergable el momento para que nuestro líderes políticos no evadan la realidad y ponderen debidamente esas acciones imprevisibles e incontrolables muy propias en estos tiempos de intensas campañas en las cuales hemos escuchado una pobre y perniciosa retórica en lugar de expresiones que logren convencer. Es cierto, en estos menesteres es recurrente que los vocablos sean altisonantes, pero no necesariamente denigrantes. Y para concluir lo repetimos una vez más: se hace impostergable que todos los sectores que conforman esa notable mayoría opositora empiecen a tejer parámetros en común, en vez de enfatizar sus diferencias intrínsecas. De nada sirve que en la superficie todo parezca unificarse, si las raíces dejan ver dispersiones ambiguas y entramados discordantes. Prudencia, señores, prudencia y más prudencia.
Tomado de El Carabobeño.

Santo Tomás de Aquino

El que es sabio que nos enseñe, el que es santo que ore por nosotros y el que es prudente, es el que debe regirnos - Santo Tomás de Aquino

La Muerte de la Conversación


Acabo de leer en internet que a la entrada de algunos restaurantes europeos les decomisan a los clientes sus teléfonos celulares. Según la nota, se trata de una corriente de personas que busca recobrar el placer de comer, beber y conversar sin que los ring tones interrumpan, ni los comensales den vueltas como gatos entre las mesas mientras hablan a gritos. La noticia me produjo envidia de la buena. Personalmente , ya no recuerdo lo que es sostener una conversación de corrido, larga y profunda, bebiendo café o chocolate, sin que mi interlocutor me deje con la palabra en la boca, porque suena su celular. En ocasiones es peor. Hace poco estaba en una reunión de trabajo que simplemente se disolvió porque tres de las cinco personas que estábamos en la mesa empezaron a atender sus llamadas urgentes por celular. Era un caos indescriptible de conversaciones al mismo tiempo. Gracias al celular, la conversación se está convirtiendo en un esbozo telegráfico que no llega a ningún lado. El teléfono se ha convertido en un verdadero intruso. Cada vez es peor. Antes, la gente solía buscar un rincón para hablar. Ahora se ha perdido el pudor. Todo el mundo grita porsu móvil, desde el lugar mismo en que se encuentra. No niego las virtudes de la comunicación por celular. La velocidad, el don de la ubicuidad que produce y por supuesto, la integración que ha propiciado para muchos sectores antes al margen de la telefonía. Pero me preocupa que mientras más nos comunicamos en la distancia, menos noshablamos cuando estamos cerca. Me impresiona la dependencia que tenemos del teléfono. Preferimos perder la cédula profesional que el móvil, pues con frecuencia, la tarjeta sim funciona más que nuestra propia memoria. El celular más que un instrumento, parece una extensión del cuerpo, y casi nadie puede resistir la sensación de abandono y soledad cuando pasan las horas y este no suena. Por eso quizá algunos nunca lo apagan. ¡Ni en cine! He visto a más de uno contestar en voz baja para decir: "Estoy en cine, ahora te llamo". Es algo que por más que intento, no puedo entender. También puedo percibir la sensación de desamparo que se produce en muchas personas cuando las azafatas dicen en el avión que está a punto de despegar que es hora de apagar los celulares. También he sido testigo de la inquietud que se desata cuando suena uno de los timbres más populares y todos en acto reflejo nos llevamos la mano al bolsillo o la cartera, buscando el propio aparato. Pero de todos, los Blackberry merecen capítulo aparte. Enajenados y autistas. Así he visto a muchos de mis colegas, absortos en el chat de este nuevo invento. La escena suele repetirse. El BlackBerry en el escritorio. Un pitido que anuncia la llegada de un mensaje, y el personaje que tengo en frente se lanza sobre el teléfono. Casi nunca pueden abstenerse de contestar de inmediato. Lo veo teclear un rato, masajear la bolita, y sonreír; luego mirarme y decir: "¿En quéíbamos?". Pero ya la conversación se ha ido al traste. No conozco a nadie que tenga BlackBerry y no sea adicto a éste. Alguien me decía que antes, en las mañanas al levantarse, su primer instinto era tomarse un buen café. Ahora su primer acto cotidiano es tomar su aparato y responder al instante todos sus mensajes. Es la tiranía de lo instantáneo, de lo simultáneo, de lo disperso, de la sobredosis deinformación y de la conexión con un mundo virtual que terminará acabando con el otrora delicioso placer de conversar con el otro, frente a frente.
Recibido por correo. Autor desconocido.

La pirámide gira


Por: Eugenio Montoro - montoroe@yahoo.es - Aunque las ideas de organización de los ejércitos ya existían, fueron los antiguos romanos quienes las mejoraron y las llevaron a un nivel de maquinaria guerrera imbatible. Tenían miles de detalles pero quizás uno de los principales era la organización en grupos de diez comandados por un “decurión” y diez de estos formando un grupo de cien comandados por un “centurión”. Así seguía hasta formar las legiones. Era una estructura tipo pirámide, que hoy persiste en la mayoría de los ejércitos, en donde el general comanda varios coroneles, estos comandan a muchos oficiales y estos a una numerosa tropa. La estructura de organización tipo pirámide la copiaron casi todos los esquemas sociales, el ejército, la Iglesia, las empresas de manufactura, los partidos políticos, los gobiernos, entre muchos otros. De tal forma que es parte de la civilización actual y seguramente lo será por mucho tiempo. El mayor intento de darle vuelta a la pirámide se produce con las ideas marxistas sobre la empresa privada. Según sus creencias no podía ser que unos pocos dominaran a muchos trabajadores y, por el contrario, la empresa debía ser controlada por los propios trabajadores de manera de no ser explotados por el dueño. Después de muchos años los países comunistas que pusieron la pirámide de su economía con la punta hacia abajo han tenido que girarla para colocarla con la punta hacia arriba. Rusia, China, Vietnam lo hicieron y lentamente lo va haciendo ahora Cuba. En el caso venezolano hay marcados intentos para poner la pirámide económica con la punta hacia abajo. Las expropiaciones de empresas se muestran como pasando al control de los trabajadores que salen contentísimos en alguna propaganda oficial. Las tomas de fincas que se reparten entre campesinos son clarísimas vueltas de pirámide. También el impulsar las comunas como elemento de poder reduciéndoselo a las Alcaldías y Gobernaciones son giros de pirámide punta abajo. La pregunta válida sería porque solo girar la pirámide en algunos sectores de la sociedad y no en todos. Como dice el refrán:”Bueno para el pavo, bueno para la pava”. Podríamos salir de los ministros y dejar que los trabajadores de los Ministerios se encarguen, podríamos salir de los generales y dejar que la tropa maneje las fuerzas armadas, podríamos salir de toda la dirigencia del PSUV y dejar que su militancia dirija el partido. Si vamos a voltear la pirámide habría que hacerlo en todas partes. ¿Ridículo?, si que lo es, pero al menos no tendríamos el doble discurso de que las empresas privadas deben ser manejadas por los trabajadores (pirámide invertida) pero el ejército o el PSUV ni de vaina (pirámide derecha). Afortunadamente las pirámides con la punta hacia abajo son inestables y se caen solitas. Eso es lo que va a pasar con este régimen de absoluta fragilidad conceptual y de logros mayormente verbales.

Mi Abogado

Después de vivir “una vida buena”, mi tiempo en la tierra llegó a su final. La primera cosa que recuerdo fue estar sentado en la sala de espera de una corte. Las puertas se abrieron y me mandaron a entrar y sentarme en el banco del acusado. Miraba a mi alrededor y vi al fiscal que era la persona más desagradable que jamás había visto. Me dio una mirada malvada y gruñó. Al sentarme, miré a mi izquierda y allí estaba mi abogado, un caballero amable y bondadoso quien me pareció familiar. De repente la puerta de enfrente de la sala de justicia se abrió, y allí apareció el juez con su túnica negra. Me impresionó tanto que no podía quitar mis ojos de él. Cuando había tomado su asiento dijo “Comencemos”. El fiscal se levantó y dijo: “Mi nombre es Satanás y estoy aquí para demostrar por qué el acusado merece el infierno”. Procedió a contar todas las mentiras que yo había dicho, las cosas que había robado y como había engañado y defraudado a otros. Contaba todas las perversiones de mi vida pasada. Cada minuto que pasaba me sentía peor; tan avergonzado que no podía alzar la vista, ni para mirar a mi propio abogado. El diablo mencionaba pecado tras pecado que yo había olvidado por completo. Me sentía molesto por todo, y más al ver que mi abogado no decía nada para defenderme. Yo sabía que había hecho esas cosas, pero también había muchas cosas buenas. ¿No podría lo bueno cancelar algo de lo malo? El acusador terminó diciendo con furia: “Este hombre debe ser lanzado al infierno. Es culpable de todas estas acusaciones, y no hay hombre que pueda probar lo contrario”. Cuando ya era su tiempo, mi abogado pidió permiso para acercarse al tribunal. El juez aceptó su petición, aun contra las protestas de Satanás. Mientras caminaba hacia el tribunal, lo vi por primera vez en todo su esplendor y majestad. Ya recordaba por qué me había parecido familiar; era Jesús que me representaba, mi Señor y Salvador. Se paró frente al banco y dijo con voz suave al juez. “Hola papá”. Después se digirió a la corte. “Satanás está en lo correcto cuando dice que este hombre ha pecado. Esto no lo vamos a negar. Aceptamos los cargos contra mi cliente. También tiene razón que este hombre merece ser castigado con la muerte”. Respiró profundamente y dio vuelta hacia
su Padre con manos extendidas y proclamó: “Pero yo di mi vida en la cruz para que esta persona pudiera tener vida eterna. El me ha aceptado como su Salvador, entonces, es mío”. Continuó diciendo: “Su nombre está escrito en el Libro de la Vida y nadie puede arrebatarlo de mi mano. Satanás todavía no entiende que este hombre no recibirá justicia, sino misericordia”. Volvió a sentarse, pero sin antes mirar hacía su Padre y decir: “No hay nada más que hacer. Yo he hecho todo”. El juez levantó su mano poderosa y bajó su mazo con fuerza mientras las siguientes palabras salían de su boca: “Este hombre está libre; el castigo ya ha sido pagado totalmente. "Caso cerrado”. Mientras salía del salón con mi abogado, podía escuchar a Satanás gritando “No me daré por vencido. Ganaré el próximo caso”. Pregunté a Jesús si alguna vez había perdido un caso. Me miró con amor y me dijo, “Todos los que se han acercado a mí, pidiendo que yo les represente han recibido el mismo veredicto que usted: Totalmente Pagado”.

Otro que tampoco menciona a Diego Arria


Por: Fernando Mires - "El mejor candidato de la oposición será aquel que logre simbolizar el signo de un nuevo comienzo" - Para casi nadie fue una sorpresa el retiro de Antonio Ledezma de las lista de candidatos a primarias desde donde surgirá la persona que competirá frente a frente con el Presidente Chávez quien, vivo o semivivo, será siempre un hipercandidato. Tarde o temprano iba a tener que hacerlo. No sólo por no recibir el apoyo de Acción Democrática, como quizás esperaba, sino simplemente por el hecho de que su figura no concuerda con los signos que marcarán las próximas luchas electorales. Durante mi visita a Caracas (Octubre 2011) tuve oportunidad de conversar con diversas personas ligadas a la política de la nación. Naturalmente, divergían en diversos puntos. Pero con relación a Ledezma –antes de que tuviera a bien retirarse- todos estaban de acuerdo: “Se trata de un luchador político avezado, un hombre de principios, un demócrata a toda prueba, excelente expositor de ideas, en fin, una persona que en cualquiera parte sería un candidato presidencial de lujo, pero lamentablemente, va a tener que retirar su postulación a primarias”. ¿Por qué? – pregunté. La respuesta fue siempre unánime: “Ledezma está demasiado vinculado al pasado pre-chavista”. “¿Y qué tiene eso de malo? Ledezma tiene un pasado limpio” -aduje-. La respuesta fue, otra vez, unánime: “No se trata de la persona, sino del símbolo”. Mucho más clara quedó la idea cuando una profesora de la UCV me dijo: “En las próximas elecciones presidenciales se abrirá en Venezuela la posibilidad de un nuevo comienzo”. Esa frase me convenció. Entonces anoté dos conceptos en mi libreta: El primer concepto es: “símbolo”. El segundo es: “nuevo comienzo”. Con esos dos conceptos ya tenía configurado un artículo, y es el que ahora estoy escribiendo. La tesis central de este artículo dice: “El mejor candidato de la oposición será aquel que logre simbolizar el signo de un nuevo comienzo”. Por cierto, no todas las elecciones decisivas abrigan la esperanza de un nuevo comienzo. Para remitirme a un hecho histórico que conozco bien, recuerdo que en las primeras elecciones que tuvieron lugar en Chile después de la abdicación de Pinochet (Diciembre de 1989), el signo predominante era el de “la restauración de la democracia”. De acuerdo a ese signo el primer presidente post-dictadura tenía que ser, por lo tanto, un hombre del pasado pre-pinochetista. Patricio Alwyn no sólo por sus virtudes sino también por sus defectos simbolizaba mejor que nadie ese pasado. Con Alwyn comenzó la restauración pues, para quienes no lo recuerdan, hay que decirles que esa y no otra fue la tarea encomendada a la concertación, hoy tan denostada en Chile. Quiero remarcar, en consecuencias, lo siguiente: el mejor candidato político no siempre es el más idóneo, tampoco el más competente, pero sí es, y tiene que ser, el más representativo. La razón es obvia: política es representación, toda representación contiene un significado (signo) y todo significado se expresa en un símbolo, el que en la política sólo puede ser un símbolo antropomórfico. La política, sobre todo en momentos cruciales –y Venezuela comienza a vivir uno- es antes que nada, lucha simbólica. Eso lo sabe quizás mejor que nadie el Presidente Chávez quien tendrá muchos defectos, pero que es un excelente manejador de símbolos, nadie lo puede negar. Queda quizás responder la pregunta del porqué las próximas elecciones venezolanas estarán marcadas por el signo del “nuevo comienzo”. La verdad es que ese signo político no lo impuso la oposición sino el propio Chávez. Desde el momento en que ganó las primeras elecciones, Chávez ha buscado erigirse como “el representante del futuro” en contra de la oposición, a la que Chávez adjudicaba el rol de representar un pasado, según él, oprobioso (“cúpulas podridas”). Aún hoy, después de tantos años, Chávez insiste en adjudicarse los símbolos de un futuro promisorio. Pero a diferencias del primer Chávez, el de 1998, el Chávez del 2012 tiene detrás de sí un largo pasado presidencial. De tal modo que, quiera o no, él deberá dar cuenta a los votantes no sólo de las obras que hará en el futuro sino de las que no ha hecho en el pasado (y son muchas). En fin, aparecerá en un rol que no es el que más le acomoda: como representante del pasado. Los candidatos de la oposición, por el contrario, tienen vía libre hacia el futuro. Pero hay, además, otras respuestas a la pregunta relativa a la razón de un “nuevo comienzo”. Una de ellas es que durante el pasado chavista emergieron a la escena pública nuevas formaciones políticas las que, aún manteniendo débiles conexiones con el pasado pre-chavista, apuntan hacia la reconstrucción de un futuro post-chavista. Nuevo Tiempo, Primero Justicia, Voluntad Popular, son partidos políticos nacidos bajo las condiciones impuestas por el chavismo. Si a ellos agregamos los partidos disidentes Podemos y Patria Para Todos, emergidos desde el propio chavismo, advertiremos que Venezuela ya cuenta con una estructura política de reemplazo, presta para asumir tareas de gobierno en cualquier momento. Chávez insistirá sin duda en su conocido “después de mí el diluvio”. Pero frente a una oposición políticamente estructurada esa consigna perderá credibilidad. En otras palabras, Chávez no enfrentará esta vez al pasado pre-chavista, sino a un conglomerado anti-chavista surgido y estructurado bajo su actual mandato. Si a esos partidos sumamos los clásicos del pasado, como son COPEI y Acción Democrática, hemos de convenir en que uno de los éxitos involuntarios de Chávez ha sido el de haber posibilitado la regeneración de la estructura política venezolana, aunque por supuesto, en contra suya. Recordemos simplemente que cuando Chávez accedió al gobierno, la oposición era una ruina. Hoy la oposición venezolana -si la comparamos con la de los países del ALBA, o con la desastrosa oposición argentina, e incluso con la que intenta ejercer la desvencijada izquierda chilena en contra de Piñera- es una de las mejores constituidas de América Latina. Las condiciones para un cambio de gobierno en Venezuela están dadas. Después de Chávez no habrá diluvio ni abismo. La política continuará bajo otras formas. En fin, lo más probable es que emergerá la posibilidad de un nuevo comienzo. A las razones señaladas hay que sumar otra de mucha validez. Durante el largo mandato de Chávez ha surgido una nueva generación de electores que no recuerdan haber visto otro Presidente que no sea Chávez, ni otro gobierno que no sea el chavista. Esa nueva generación no tiene como referencia al pasado y los ataques del chavismo a la “cuarta república” no les interesa. El socialismo del siglo XXl, no pasa de ser para esos jóvenes una frase, y si van a votar, lo harán más por un futuro que cada vez menos representa Chávez, y cada vez más los cuatro candidatos opositores. Tanto Pablo Pérez, como Henrique Capriles, María Corina Machado y Leopoldo López, son candidatos jóvenes (para la política; como futbolistas serían ancianos). Los cuatro tienen apostura política. Hay dos que no son grandes oradores, pero tienen obras públicas y mucho trabajo social que mostrar. María Corina destaca por su coraje ciudadano y podría concitar más voto femenino que sus competidores. Leopoldo López destaca por su tesón; además tiene mucha empatía entre la juventud, sobre todo universitaria, y Chávez, sin duda, le teme. Los principales partidos de oposición ya están alineándose alrededor de Henrique Capriles y de Pablo Pérez, pero en las primarias no sólo participarán militantes disciplinados. Hay quienes dicen que Capriles tiene más entrada entre los “indecisos” que Pérez, pero también hay otros que opinan que Pérez tiene más sintonía con el pueblo que Capriles, incluyendo sectores que hasta ahora han sido clientes tradicionales del chavismo. En fin, cada uno de los cuatro candidatos a las primarias tiene lo suyo, y lo que le falta a uno lo tiene el otro. Razón de más para pensar que las primarias de Febrero serán muy disputadas. Tanto mejor. Cuando aparezca el representante del “nuevo comienzo”, la calle ya estará calentada por la oposición. Y si después los tres perdedores cierran filas alrededor de la figura vencedora en las primarias, la oposición tendrá muy buenas cartas para librar en Octubre del 2012 “la madre de todas las elecciones”. Ese será entonces “el comienzo del nuevo comienzo”. La noción del nuevo comienzo tiene su fundamento en la propia condición humana, y por ende, en la condición política. El ser humano es transitorio y luego la política también lo es. La inmortalidad no se hizo para nosotros y por esas misma razón nos vemos obligados a comenzar de nuevo cada cierto tiempo. Porque no sólo somos mortales: además somos natales. Cada nacimiento significa un nuevo comienzo. Esa es –ya se adivina- una de las formulaciones más caras al pensamiento político de Hannah Arendt quien, a diferencia de la mayoría de los filósofos existencialistas -tradición a la que Arendt pertenece sólo en parte- puso el acento no en la mortalidad sino en la natalidad de la condición humana. El nacimiento, no la inmortalidad, es la alternativa que tenemos para oponer a la mortalidad. El totalitarismo, las dictaduras, y no por último, los gobiernos autoritarios, basan su existencia en la noción de inmortalidad. No hay ningún déspota o dictador que no haya creído en su inmortalidad, si no en la biológica, en la de sus ideologías. De ahí que el principio del nuevo comienzo forma parte de la lucha por la libertad del ser. Ese principio nos dice que, aún en las peores condiciones, siempre existirá la posibilidad de comenzar de nuevo. No hay al fin ninguna ley histórica que lo impida. Así ha sido, así es y así será.

Frase del día

A nadie le interesa cambiar aquello de lo cual se va a servir si llega al poder.