mover

mover

viernes, 30 de septiembre de 2011

Dolor de espalda


Las dolencias de columna son de las más frecuentes entre la población. Y la mayoría de las veces, las posturas que adoptamos son las causantes de este mal. El dolor de espalda y los problemas de columna son de las patologías más frecuentes, aunque casi siempre podrían evitarse ya que nueve de cada diez de estos procesos dolorosos son de tipo mecánico o postural, es decir, por culpa nuestra. Esta dolencia podría considerarse como un auténtico reto de salud. El 80 por ciento de la población, ocho de cada diez, lo padece o lo ha padecido en algún momento de su vida. El mayor grupo de riesgo es la población entre 30 y 50 años. No respeta ni sexo ni profesión. Tareas del hogar - Quien se ocupe de la casa, por las peculiaridades del trabajo, debe estar vigilante a las posturas que adopta. Intenta no hacer la cama inclinándote, sino flexionando las rodillas, y procura que todo esté a la altura conveniente. Las tablas de planchar suelen estar más bajas de lo debido, forzando a una inclinación de la espalda. Además, los lavabos y fregaderos están por norma general a unos 78 centímetros de altura, cuando la altura recomendada es de 94 para no forzar las posturas. Sedentarismo Los especialistas señalan que entre los factores de riesgo ocupa un lugar predominante el sedentarismo. Éste dificulta el desarrollo óseo normal de la columna, conlleva la pérdida de fuerza y resistencia muscular y hace que la espalda sea más vulnerable al exceso de carga. La mochila escolar - El exceso de carga es también un factor fundamental. Por eso, el transporte de un peso excesivo aumenta el riesgo de que al escolar le duela la espalda. Es más frecuente entre quienes llevan más peso, y es la cantidad, y no el hecho de llevarlo en la mochila, el responsable. Conviene saber que utilizar la mochila colgándola de los hombros produce menos deformación que el uso de un sistema de transporte en el que el peso se cuelgue sólo de un hombro. Lo más aconsejable es situar la mochila lo más abajo posible, en la zona lumbar o entre las caderas y llevarla sujeta lo más cerca del cuerpo que se pueda. Eso es mejor que situarla entre los omóplatos. Para una espalda sana - La Fundación Kovacs, especializada en los problemas de columna, ha elaborado unas normas muy ilustrativas.
1. Mantente activa y evita estar todo el día sentada. Sino, perderás fuerza en la musculatura de la espalda y aumentará el riesgo de dolor.
2. Haz ejercicio habitualmente. Cualquier ejercicio es mejor que ninguno.
3. Calienta los músculos antes de hacer ejercicio y estíralos al terminar.
4. Cuando tengas que estar sentada: Hazlo lo mas atrás posible en la silla y mantén el respaldo recto. Mantén la espalda relativamente recta y los brazos y codos apoyados. Cambia de postura con frecuencia e intenta levantarte cada 45-60 minutos. Cuando leas, si vas a estar sentada mucho tiempo, utiliza un atril.
5. Cuando uses el ordenador, coloca la pantalla frente a tus ojos y a la altura de tu cabeza.
6. Si te duele la espalda, no te derrumbes. Es muy probable que no tengas nada grave y sólo se deba a que tus músculos no están trabajando bien. Evita el reposo, lleva una vida normal y mantente tan activa como puedas.

Para todos - Solemos sentarnos mal y tenemos la costumbre de flexionarnos hacia adelante forzando la columna. Cuando haya que hacer algo de pie, busca un taburete para apoyar una pierna y cambia el apoyo de vez en cuando. Las mesas de trabajo suelen comprarse por estética o por precio, pero casi nunca por higiene postural. Una mesa de trabajo correcta debe disponer de un asiento con respaldo, de modo que la mitad de la espalda tenga apoyo. Los pies deben estar en el suelo y la mesa a la altura de los codos. La obesidad implica siempre una sobrecarga mecánica. Y recuerda que una buena musculatura en el tronco es la mejor fórmula para conseguir una columna bien estabilizada. Hoy ya se dispone de máquinas que permiten una rehabilitación por desarrollo muscular. Lo que más duele - Por localización, los dolores más frecuentes son los de la columna lumbar, las rodillas, las cervicales y los hombros. La causa mas importante es la artrosis y después las afecciones de partes blandas de origen no traumático, como bursitis, tendinitis… (La artrosis es más frecuente en mujeres en una proporción de una a tres). En cuanto a los dolores, valorando del uno al diez, el que logró una mayor intensidad (siete) fue el del aplastamiento vertebral, consecuencia de la osteoporosis, seguido de la fibromialgia.

Una pequeña Oración



El Viernes es el día mundial del Cáncer.

Es una pequeña plegaria de solo una línea .

Dios, te ruego por una cura para el cáncer, Amén.

Por la memoria de alguien que conozcas que haya sido vencido por el cáncer o que aún vive con él .

Por favor mantén esta vela encendida.