mover

mover

jueves, 22 de septiembre de 2011

¿Día mundial de la Paz?


Por: Rafael Bello - http://rafbello.blogspot.com - El 21 de septiembre se celebró el Día Mundial de la Paz y muchas organizaciones que tradicionalmente han estado vinculadas al tema y trabajan constantemente en la promoción de la paz, salieron a la calle a dar sus mensajes y compartirlo con la gente. Este hecho, más allá del inmenso valor que tiene, debería llamarnos a la reflexión sobre el paralelismo que como sociedad mundial atravesamos. Es difícil, por decir lo menos, que un equipo de remo pueda ganar una competencia si unos reman hacia un lado y el resto decide hacerlo en sentido contrario. Digamos que físicamente si ejercen la misma fuerza a lo sumo se quedarán en el mismo sitio, pero si la balanza tiende a inclinarse hacia uno de los 2 polos, entonces indudablemente avanzarán hacia ese lado, lentamente, pero avanzarán. Así pasa en el mundo, mientras unos salen a promover la paz, otros salen con fuerza a servirle a la guerra y un tercer grupo, infinitamente grande, decide no tomar posición y sólo pertenecer a la categoría de espectadores, como si el tema no fuera de su incumbencia. No tengo cifras y no acostumbro a dar argumentos sin una fuente confiable que sustente mis comentarios, pero creo que ustedes coincidirán conmigo si les digo que la balanza del mundo se está inclinando hacia el lado contrario a la paz. Guerras, enfrentamiento de sociedades hermanas, muertes, delincuencia, hambre, crisis, desempleo y toda esa nube de palabras que cubre a diario las noticias del mundo, me hace pensar que definitivamente el grupo que rema hacia la guerra es mucho más grande y consistente que el de nosotros, que remamos a la paz. Están avanzando, ¿lentamente?, pero avanzando. Nos toca una enorme tarea, debemos empezar a construir una estrategia atractiva (sí, qué insólito que la Paz por sí sola no sea una causa atractiva) para sumar activamente a nuestro equipo a esos espectadores y por qué no, para convertir a los del equipo contrario. Muchas veces hemos sentido que la paz es una causa perdida, que en el mundo siempre tendremos descontentos, injusticias, enfrentamientos; y lo más probable es que sea así, lo que debemos es cambiar la correlación de fuerzas y empezar a navegar lentamente hacia nuestro lado. Necesitamos darle un cambio de rumbo a lo que pasa en el mundo, sólo así podremos celebrar algún 21 de septiembre, un verdadero día mundial de la Paz.

Franklin

El hambre espía en la casa de los pobres, pero si la habitan personas trabajadoras, no se atreve a entrar - FRANKLIN, Benjamin

Pascal

La justicia sobre la fuerza, es la impotencia, la fuerza sin justicia es tiranía - PASCAL, Blaise

El cerebro, la mejor medicina contra el desamor


Por: Dr. Fran Cohen Praven - Es lo que todo el mundo anhela y espera al final del día, amar y ser amado. Es por eso que cuando el amor se tambalea y las relaciones se vuelven dañinas, se siente como si estuviéramos cayendo a un doloroso y oscuro vacío del que al parecer no hay salida. Hasta hace poco, se había asumido que fuerzas misteriosas o la casualidad controlaban las emociones humanas y que las relaciones románticas se mantenían como enigmas a ser comprendidas sólo por las canciones románticas o los poetas, pero al parecer hemos estado equivocados todo este tiempo. En el nuevo libro The New Science of Love, la reconocida sicóloga Dr. Fran Cohen Praver, se basa en hallazgos científicos vanguardistas y sus dos décadas de experiencia como terapeuta para probar un hecho sorprendente y esperanzador, cuando el amor se desvanece, se puede literalmente, usar el cerebro para traerlo de vuelta. Sobre esto la Dr. Praver nos cuenta, "Estudios han probado que tenemos un tipo de neuronas llamadas 'neuronas de espejo; que reflejan el mundo interno de cada una. Estas se conectan con otras neuronas y son las que te enlazan con tus emociones, sentimientos y memorias. Es así como las personas se enamoran unas de otras, cuando el cerebro libera estos químicos". Con relación a utilizar el mismo cerebro para hacer transformar las emociones, la doctora amplía, "El cerebro es plástico y puede cambiar y reformarse si se transforman los comportamientos. Cuando entramos en patrones negativos, como insultar, culpar, enojarse, ser desleal y desconfiar estos se adhieren al cerebro y parecería que la relación no tiene solución. Por esa razón es que las personas hacen las mismas cosas una y otra vez y no salen del círculo. Pero la mejor parte es que cuando sabes que sí puedes cambiar, y que todo depende de ti y cómo decidas intencionadamente hacer ese cambio, la acción trae consigo nuevas experiencias y vas a ser capaz de reemplazar las ideas incorrectas con positivas cada vez más fácilmente". Con ejercicios paso a paso e historias que ilustran el proceso para alcanzar las metas que como pareja que se han trazado, este innovador libro es una pieza de esperanza e inspiración que proporciona información práctica sobre la manera de mantener una relación sana a largo plazo. Dr. Praver comenta, "La química que una vez tenían, cuando la relación se vuelve tóxica, desaparece. Cuando se resuelven los problemas esta vuelve a liberarse. Uno de los pasos que utilizo con las parejas es pedirles que den rienda suelta a su imaginación, el acto de imaginar cambia el estado de la mente y destapa los químicos del cerebro. De pronto te encontrarás teniendo esos sentimientos por esa persona nuevamente". Dr. Praver además expone y discute temas los hallazgos que obtuvo a través de su proceso de investigación para realizar su publicación, los cuales guían a las parejas a retomar una vida sexual saludable, reconocer cómo los escenarios el pasado están afectando a las relaciones actuales, contrarrestar mensajes negativos, mejorar la comunicación, entre otras cosas. Asimismo, le provee las herramientas para dejar de revolcarse en el mismo juego de la culpa y aprender a perdonar. Con relación a este tipo de situaciones explica, "El perdón en una relación se adquiere a través de la empatía. Estudios nos muestran que estos dos elementos están conectados directamente en el cerebro. Cuando una de las parejas es infiel, para poder perdonar se necesita que la otra persona busque la manera de tener empatía por la que cometió la falta. No para excusarla sino para entender qué la llevó ahí, ponerse en sus zapatos y tratar de encontrar compasión. Luego la persona también necesita sentirse con remordimiento para poder pedir perdón desde un lugar que es sincero. Entonces hay que dejar ir la culpa. Porque, ¿para qué culparlo constantemente cuando él o ella debería ser el que se culpe a si mismo/a?". The New Science of Love, está disponible en las principales librerías y a través de la página web de la autora.

Pascal

¿Puede haber algo más ridículo que la pretensión de que un hombre tenga derecho a matarme porque habita al otro lado del agua y porque su príncipe tenga una querella con el mío aunque yo no la tenga con él? - PASCAL, Blaise

Franklin

Las tres cosas más difíciles en este mundo son: guardar un secreto, perdonar un agravio y aprovechar el tiempo - FRANKLIN, Benjamin

Todo, por el poder de la amistad



Foto cortesía Crónica.com.ar

El simio, que había perdido a sus padres, estaba tan deprimido que se negaba a alimentarse y corría peligro de muerte. Pero todo cambió cuando conoció a un can dentro del zoológico. Desde ese momento, pasan largos ratos juntos, "chochos" de la vida. Después de perder a sus padres, un orangután de tres años de edad estaba tan deprimido que se rehusaba a comer y no respondía muy bien a los tratamientos. Los veterinarios creían que se dejaría morir. Así lo publica el portal de Crónica. Pero todo iba a cambiar en un abrir y cerrar de ojos. Un perro fue encontrado perdido en los alrededores del zoológico de Georgetown, Carolina del Sur, y cuando fue llevado a la sala de tratamiento, se encontró con el orangután. Desde ese instante, los dos se volvieron amigos inseparables y el simio se recuperó en su totalidad. Todo, por el poder de la amistad.
Tomado de: http://www.periodico24.com