mover

mover

jueves, 21 de julio de 2011

El verdadero triunfo de la Vinotinto









Por Magda Mascioli G. - Luego que las cosas han terminado, sea lo que sea y sea cual fuere el resultado, lo que sobran son los análisis en contra, a favor, como excusa o justificación de lo obtenido. El día de hoy no será la excepción en lo que se refiere a la actuación de la Vinotinto en el juego de ayer contra la oncena paraguaya. Si, en efecto podríamos analizar muchos aspectos de lo sucedido, pero como no soy fanática lo que se dice "fanática" de nada, porque estoy convencida que el fanatismo obnubila la mente del fanático razón por la que no conduce a nada positivo, no voy a caer en tentaciones. Quienes me conocen saben bien que desde los tiempos de enfrentamiento más duro entre los venezolanos, siempre sostuve que los ciudadanos pasaríamos por encima de todo eso y poco a poco, sin mucho espaviento, sin alharacas, en silencio "venezolano" avanzaríamos hasta reencontrarnos. Siempre he sostenido que la única vía que tenemos los venezolanos en medio de nuestras diferencias es ¡CIUDADANOS UNIDOS! No con politiqueros que distan muy mucho de entender lo que UNIDAD significa, sino unidad entre nosotros, los ciudadanos de a pie, sin importar filiación, ni color de franela, ni color de piel, ni sitio donde vive. Es decir, la unidad que ya tenemos el 57% de los ciudadanos que estamos dispuestos a avanzar y no permitir el regreso a un pasado que si bien era más "tranquilo", no era más pacífico desde el mismo momento que a la postre resultó ser el caldo de cultivo para que naciera este desastre que tenemos hoy. Volviendo a la Vinotinto, sabía yo anoche que hoy no aparecería en el twitter ningun comentario en su beneficio, o por lo menos muy pocos. Mucha habladera cuando se gana, mucho silencio cuando se pierde. ¿Pero la Vinotinto perdió en realidad? No lo creo. Y lo afirmo con contundencia: el más grande triunfo que la Vinotinto tiene en su haber es haber servido de catalizador, servir de puerto al que todos los venezolanos tenemos puerta franca para entrar. Fue la Vinotinto la activadora de lo que yo siempre he dicho que prevalecerá en Venezuela por encima de los comunistas y por encima de los serviles que le sirven de apoyo: EL CORAZÓN DE LOS VENEZOLANOS. Corazón que comprobó estar sintonizado aun en medio de las diferencias. Corazón que sabe muy bien cuándo salir e imponerse por encima de diatribas fabricadas por extremistas de ambos lados. Una Vinotinto que nos recordó que somos Ciudadanos Venezolanos Unidos en un solo sentimiento. Entonces ¿Cómo me van a decir que es una lástima que la Vinotinto haya perdido cuando en realidad hace años que en Venezuela no había habido unos GANADORES como la oncena de la Vinotinto? Quien no se los reconozca así, entonces es digno súbdito de los dos extremos igualmente nefastos, que "por ahora" reinan parcialmente en el país. ¿Entónces? ¿Será posible que los venezolanos podremos comenzar a "mirar" en lugar de solo "ver"? ¿Será posible que los venezolanos comencemos a entender que un "triunfo" no es lo mismo que una victoria? El mayor triunfo que la Vinotinto tiene en su haber y que NADIE se lo podrá arrebatar es haber servido de receptor de voluntades, de anfitrión de una gran fiesta a la que fuimos invitados de honor TODOS los venezolanos, sin distingo de ningun tipo. Todos JUNTOS, todos UNIDOS en un solo sentimiento, con un solo empuje, todos enfocados en un solo objetivo que era APOYAR a nuestra selección, sirviendo la Vinotinto como catalizador de diferencias. Yo si celebro ese triunfo de la Vinotinto porque sería muy mezquino de mi parte no hacerlo. ¡Salud!
ORIGINAL DE El Caps. colocado en google+ por Francisco Javier Touceiro Rodríguez