mover

mover

martes, 6 de julio de 2010

Tienen el presidente ¡que se merecen!

Magda Mascioli G. - El "texto" que a continuación publico, fue escrito por una forista que se nombra Ernestina Mogollones (no se si es su nombre real). Me llegó por una red de correo. Inmediatemente despues del mismo, Ud. podrá encontrar mi respuesta.
========================================

Por: Quien se firma "Ernestina Mogollones" - Me gustarí­a empezar esta carta con un requerido compatriota, pero ¿para que nos vamos a engañar? No te quiero, no me quieres y no compartimos la misma patria. El país que tú quieres no es el paí­s que yo quiero. No tenemos una misma bandera, la mí­a tiene 7 estrellas y la tuya tiene 8; mi escudo tiene un caballo hidalgo que corre hacia la derecha y el tuyo tiene un caballo bastardo que huye por la izquierda. Compartimos apenas un mismo espacio geográfico y un tiempo, nada más nos une. Pero hay cosas que tengo que decirte, no porque pretenda hacerte reflexionar, para eso tendría que asumir que tienes cerebro y alma y, honestamente, no lo creo; el cerebro que tienes apenas da para cumplir funciones vitales. Puedes respirar y esas cosas; y el alma, hace tiempo que la regalaste, porque ni siquiera puedo decir que la vendiste. Mira, hoy tengo 39 años, nací­ en 1971 y mis primeros años de colegio los hice en un colegio público de Caracas. Recuerdo que llegábamos a las 7 de la mañana al salón, y después de dar los buenos dí­as (cantando, así lo hací­amos en esa época) entraba una señora con dos ayudantes y junto con la maestra nos serví­a un desayuno. Así­ como lo escuchas: el desayuno, que podí­a variar: desde galletas con mermelada y mantequilla a unas arepas rellenas con queso o perico. Y lo que no cambiaba nunca, un vaso de leche acompañado de un cuartico de leche que nos daban para la casa. Fui creciendo y ya en la adolescencia, la mayor preocupación de mi madre era la famosa barriga. No la atemorizaban los secuestros, ni los tiroteos en la calle; no, su preocupación era esa, que yo saliera con una barriga. ¡Ah! Y las drogas, porque mi madre estaba convencida de que en las puertas de los colegios gente mala regalaba droga a los niños. Que digo yo, bien inocente mi madre, porque ¿de que iban a vivir los jíbaros si regalaban la mercancí­a? Estudié el comunismo, ya sabes, el marxismo y todo eso, de la misma forma que estudié el fascismo, el nazismo, y la democracia. Aprendí­ que en todos los paí­ses que tuvieran el remoquete de República Popular la gente viví­a como la mierda y que de popular tenía bien poco, porque popular -en teorí­a- es sinónimo de manda el pueblo; pero en la práctica quiere decir que el pueblo no tiene derecho a decir ni ñe, mientras unos pocos compadres privilegiados viven muy bien. Tuve una maestra que me enseñó que mi primer deber ante todo conocimiento nuevo, es dudar y cuestionar. Otra cosa que nos separa, porque tú no eres más que un albañal cuya única función es tragar cualquier mierda que decidan meterte. Y justo por eso te escribo, solo para decirte y demostrar (no para que tú lo entiendas, porque no puedes) lo imbécil que eres. Hace algunos pocos años se dieron cuenta que importaba azúcar, así­ que el gobierno, TU gobierno, decidió expropiar plantaciones de caña e ingenios azucareros; y hoy ¡hay menos azúcar! Así­ han expropiado un montón de cosas, con tu anuencia, con tu aplauso, con tu risa; y hoy, tú paí­s, que casualmente ocupa el mismo espacio geográfico que mi país, por desgracia produce menos. No hay una empresa -¡ni una sola!- que haya sido expropiada y que hoy funcione, si no en mejores, al menos en las mismas condiciones de cuando tení­a dueños privados. Gracias a eso, entre otras cosas, no tienes azúcar, ni leche, ni café, ni harina PAN, ni carne, ni un montón de cosas; pero como a ti la mollera no te da más que para las funciones vitales sigues aplaudiendo la destrucción de TU comida. Porque, eso sí­, hay sitios en Venezuela donde, te apuesto lo que quieras, no falta nada en la cocina: en Miraflores, La Casona y Fuerte Tiuna. Eres tan imbécil que ni memoria tienes. ¿Te acuerdas de que el presidente no necesitaba tanto lujo y que podí­a despachar desde cualquier sitio? Miraflores serí­a una universidad para el pueblo, pero resulta que hoy no solo no es una universidad, sino que encima, cada vez que le sale del forro de las bolas a TU presidente, ni el pueblo puede pasar por allá­ porque trancan el paso ¿será culillo? Te sientes bien porque el tirano que amas más que a ti mismo ahora abre una cuenta en Twitter para que puedas comunicarte con él; y tan pendejo, te lo crees olvidando que hace algunos años te ofreció lo mismo con un buzón, en todo el frente de Miraflores. La cuentica de Twitter correrá la misma suerte o ya la corre. Al principio él leí­a todo (o eso decí­a), después eran muchas cosas, porque el pueblo estaba en el piso por los efectos de la cuarta malvada; y habí­a gente que leía las carticas por él. Igual que ahora, dizque hay 200 tercios que leen los twitt; después la cuenta desaparecería como desapareció el buzón famoso. Entonces se inventaría otra vaina, otro buzón y tan pendejo, vas a volver a caer en la trampa del presidente que se comunica con su pueblo. Te quejas de los precios abusivos de las clí­nicas, pero lo cierto es que, entre otras cosas, te cobran unos impuestos, más el dinero que entra por petróleo para que los hospitales públicos estén dotados, pero eso no pasa y te quejas porque sabes que sin clí­nicas te mueres como lo que eres: un pendejo. Y ruega a Dios que no se le ocurra expropiar las clínicas, porque ahí­ si te jodes. Porque sin café puedes vivir, sin leche, sin azúcar, sin arepas, pero si te enfermas y no hay medicinas y médicos, ahí­ si que te jodiste, y eso no retoña. Claro, te pusieron los Barrio Adentro, lástima que casi ninguno funciona. Luego está el cuento de la luz. Ah Ya se. La tormenta El Niño, pero resulta que en la despreciable cuarta, con y sin niño, con sequí­as más largas que estas, al pueblo no le faltó la electricidad ¿Sabes por qué? Porque Guri no fue hecho para abastecer toda Venezuela, sino apenas una parte, para lo demás estaban las plantas termoeléctricas, esas que hoy no funcionan. Pero hay más, cuando TU presidente le dice al país que consuma menos electricidad ¿sabes que está diciendo? Le dice a los molinos que muelan menos granos, que hagan menos harina y que te den menos comida; le dicen al zapatero que haga menos zapatos y a ti que gastes menos suela, porque como se te joda ese zapato ni alpargatas vas a poder ponerte. Cuando pide gastar menos electricidad, no le dice al rico que no use su piscina climatizada, no, le dice al industrial que produzca menos, que no produzca lo que necesitas para comer, le dice al comerciante que no te venda, te dice a ti que no vivas, o que vivas menos. Fí­jate, hoy expropian una hacienda de Diego Arria ¿tú crees que a ese señor se le acaba la vida por eso? ¡Que va! Ese se va pal carajo; pero esas vacas que producían más leche que las otras, leche que tú tomas, van a para al plato de alguien militar panzón y cuatro burócratas que chupan de la teta del gobierno; y tú, re imbécil, te quedaste sin leche pa tus chamos. Que pa lo que te importa, la verdad, porque criados por ti tampoco es que tengan futuro para ser la gran vaina. Y te conformas y aplaudes que una vez a la semana te permiten comprar comida en un Mercal, después de hacer una cola de HORAS, con sol o lluvia, y que te permitan llevar, no lo que quieres y puedes comprar, sino lo que ellos quieran o estimen suficiente para ti. ¿Azúcar? Solo un kilo ¿harina? Dos kilos, ¿aceite? Un litro, ¿café? ¡No vino! Y de lo que vino, estí­ralo, porque pa la semana que viene no sabemos si viene. Y mientras tú haces cola en tu Mercal (Mierda Endógena Revolucionaria Convertida en Alimentos Limitados), Maduro desví­a su avión para comer en su restaurante preferido en Pari­s, Cilia Flores se pregunta porque solo puede tener un Ferrari y no dos como quisiera y Diosdado balbucea que él quisiera una textilera Gucci para no tener que mandar a traer sus corbatas. Mientras tú peregrinas y sufres por una medicina para tu hijo, Hugo va y viene en un saltico (En el avión que pagas tu) a Cuba a ver a Fidel, porque está quebrantadito; pero atendido por los mejores médicos y tratado con los mejores medicamentos que TU dinero puede comprar. Y hay más, pero me da ladilla seguir ahondando en lo estúpido que eres. Sé que a estas alturas piensas que te odio y quiero destruirte, pero la verdad es que no, lo que me causas es asco y un poco de curiosidad, pero ¿destruirte? ¿Pa que? Tú solo lo haces bastante bien; y eres tan considerado que no solo te destruyes tí sino que de paso destruyes a tus hijos, eso que los entendidos llaman legado genético. Si ya se, que piensas que yo tambien estoy jodida, tienes razon, lo estoy, pero tu te jodes conmigo ---Guevon.. Pero... nos veremos el 26 de septiembre... POR TI, POR TU FAMILIA, POR VENEZUELA VOOOOOOOTAAAAAAA.
___________________________________
Respuesta:
Por: Magda Mascioli - Una misiva (si es que a eso se le puede calificar como tal) absolutamentre irrespetuosa y grosera. ESE ¡NO ES EL PAIS que yo quiero! ¿Y personas como esa son las que se pregonan "demócratas"? ¿Adalides del respeto, de la consideración, de LA UNION? Extraña forma de demostrarlo, sinceramente. ESE es EL MISMO idioma, el MISMO PAIS DE HUGO CHAVEZ. Colmado y plagado de INSULTOS, de MENOSPRECIO, de DIVISION, de GROSERIA, de OFENSA, de ALTANERIA, de SOBERBIA, de ARROGANCIA, de AIRES DE SUPERIORIDAD y de creencia de ser dueños de la verdad y de considerar, AL IGUAL QUE CHAVEZ, que todo aquel que OSE disentir o no diga amén a todo lo que personas como la que escribió ese asco de texto dice, es poco menos que un excremento. Si ese es el pais que personas como esa quieren, entonces NO SE DIFERENCIAN EN NADA de Hugo Chavez Frias porque son TAN OFENSIVOS, TAN GROSEROS, TAN AGRESIVOS, TAN INSULTANTES, TAN SOECES COMO HUGO CHAVEZ. Agravado el hecho de que paralelamente se pregonan como "EJEMPLOS A SEGUIR" y pretenden erigirse en JUECES SUMARIOS. ¿Qué se pretende entonces por parte de individuos como quien escribió ese asco? ¿El quitate tu para ponerme yo y proceder a venganzas asquerosas e incontraladas? ¿Eso es lo único que están esperando hacer? A diario los leo y los veo CORTÁNDOSE LAS VENAS, RASGÁNDOSE LAS VESTIDURAS, CHILLANDO, cada vez que Chavez dice EXACTAMENTE LO MISMO. ¿Qué creen? ¿Que cuando eso es dicho por Chavez es malo pero cuando lo mismo lo dicen ustedes es perfecto? Algunos individuos definitivamente no han aprendido absolutamente NADA. Que lamentable. A pesar de siempre combatir la especie, a veces me obligan a pensar que definitivamente hay gente que tiene el presidente que se merece. ¡Ni más, ni menos!

Carta de un Sacerdote (que apoyo totalmente)

Por: Pbro. Marti­n Lasarte (Salesiano) - Angola - domboscolwena@ hotmail.com - Soy un simple sacerdote católico, uruguayo. Hace 20 años vivo en Angola. Me siento feliz y orgulloso de mi vocación. Me da un gran dolor por el profundo mal que sacerdotes que deberían ser señales del amor de Dios, sean un puñal en la vida de inocentes. No hay palabras que justifiquen tales actos. Veo en muchos medios de información la ampliación del tema en forma morbosa, investigando en detalle la vida de algún sacerdote pedófilo. Así­ aparece uno de una ciudad de USA década del 70, otro en Australia de los años 80, y así­ de frente, otros casos recientes. ¡Es curiosa, la poca noticia y desinterés por miles y miles de sacerdotes que se consumen por millones de niños, por los adolescentes, y los más desfavorecidos, en los cuatro ángulos del mundo! Pienso que a los medios de información no les interesa que haya tenido que transportar por caminos minados (año 2002) a muchos niños desnutridos, desde Cangumbe a Lwena (Angola), pues ni el gobierno se disponía a hacerlo y las ONGs no estaban autorizadas. No ha sido noticia, que haya tenido que enterrar decenas de pequeños fallecidos entre los desplazados de guerra, y a los que han retornado les hayamos salvado la vida igual que a miles de personas en Moxico, en el único puesto médico en 90.000 km2, así­ como con la distribución de alimentos y semillas. Que hayamos dado la oportunidad de educación en estos 10 años y escuelas a más de 110.000 niños. No es de interés que con otros Sacerdotes, hayamos tenido que socorrer la crisis humanitaria de cerca de 15.000 personas en los acuartelamientos de la guerrilla después de su rendición, porque no llegaban los alimentos del gobierno ni de la ONU. No es noticia que un Sacerdote de 75 años, el Padre Roberto, por las noches, recorra las ciudad de Luanda curando a los chicos de la calle, llevándolos a una Casa de Acogida para que se desintoxiquen de la gasolina; que alfabeticen a cientos de presos; que otros Sacerdotes, como Padre Stefano, tengan hogares transitorios para los chicos que son golpeados, maltratados y hasta violados y buscan un refugio. Tampoco que Fray Maiato, con sus 80 años pase, casa por casa, confortando los enfermos y desesperados. No es noticia que más de 60.000, de los 400.000 sacerdotes, y religiosos, hayan dejado su tierra y su familia para servir a sus hermanos en una leproserí­a, en hospitales, campos de refugiados, orfanatos para niños acusados de hechiceros o huérfanos de padres que fallecieron de Sida: en escuelas para los más pobres; en centros de formación profesional, en centros de atención a seropositivos o en parroquias y misiones, dando motivaciones a la gente para vivir y amar. No es noticia que a mi amigo, el padre Marcos Aurelio, por salvar a unos jóvenes durante la Guerra en Angola, lo hayan transportado de Kalulo a Dondo, y volviendo a su Misión, haya sido ametrallado en el camino; que el hermano Francisco, con cinco señoras catequistas, por ir a ayudar a las áreas rurales más recónditas, hayan muerto en un asalto, en la calle; que decenas de misioneros en Angola hayan muerto por falta de socorro sanitario por una simple malaria; que otros, hayan saltado por los aires a causa de una mina, visitando a su gente. En el cementerio de Kalulo, están las tumbas de los primeros Sacerdotes que llegaron a la región ¡Ninguno pasa los 40 años!
No es noticia acompañar la vida de un Sacerdote "normal" en su dí­a a dí­a, en sus dificultades y alegrí­as, consumiendo sin ruido su vida a favor de la comunidad que sirve. La verdad es que no procuramos ser noticia sino, simplemente llevar la Buena Noticia. Esa noticia que sin ruido, comenzó en la noche de Pascua.
Hace más ruido, un árbol que cae que un bosque que crece. No pretendo hacer una apologí­a de la Iglesia ni de los sacerdotes. El Sacerdote no es un héroe ni un neurótico. Es un simple hombre que con su humanidad, busca seguir a Jesús y servir sus hermanos.

Ser pobre es malo


Por: Ernesto García Mac Gregor - garciamacgregor@gmail.com - Según el Banco Central, en lo que mayormente se le va el salario a los pobres es en la canasta alimentaria. Por desgracia, el precio de los alimentos saltó 22 por ciento en los primeros cinco meses de este año lo cual fue debido a que el gobierno populista, con la finalidad de ganar votos, represó irresponsablemente y durante años, el precio de muchos productos básicos. Como consecuencia, sobrevino la escasez que obligó finalmente al innombrable a permitir ajustes superiores a 50 por ciento en pollo, arroz y lácteos, amén de la liberación de los precios de la margarina, salsa de tomate y mayonesa, que es lo que se consigue en los mercales. También influyó la macrodevaluación de la moneda que le permitió a la arruinada Pdvsa cancelar parte de su inmenso mono para así poder sobrevivir y seguir repartiendo, pero que al mismo tiempo, elevó en 21 por ciento el precio de los dólares para importar alimentos que para colmo, se pudrieron por millones y que Cilia Flores atribuye a un sabotaje de los medios de comunicación. El otro rubro que se lleva gran parte del salario de los más necesitados es el transporte, el cual aumentó en un 16 por ciento este año. Y son precisamente los pobres quienes viven más lejos y gastan más en movilizarse. Pero a pesar de ser los marginados los que más sufren en términos de comida escasa y podrida, medicinas vencidas, fallas eléctricas, falta de agua, galopante criminalidad, derrumbe de las misiones y de los sistemas hospitalarios y educativos de la nación, son ellos los que le dan el voto incondicional y masoquista al que te conté. Sumergid al mediocre, vago o ignorante, en la somnolencia embrutecedora del socialismo del Siglo XXI y será el más fiel, sumiso, pusilánime, pero feliz de los imbéciles; a este mismo personaje ponlo a pensar, incentívalo a producir, a superarse, y sentirás el rechazo del incapaz. Que oiga quien tiene oídos...

Napoleón

Es injusto
que una generación sea comprometida
por la precedente.
Hay que encontrar un medio
que preserve a las venideras
de la avaricia o inhabilidad de las presentes.

NAPOLEÓN BONAPARTE