mover

mover

sábado, 3 de julio de 2010

ATENCION PACIENTES-Vacuna Convit

VACUNA CONVIT
Estàn dando charlas informativas a todos los interesados en aplicar para el tratamiento con ls vacuna Convit contra el cancer. Pacientes, familiares, amigos y público en general pueden participar en el horario comprendido de 10:00 a 11:00 a.m. en el Auditorio, Piso 1, Instituto de Biomedicina. Antes de asistir, debe llamar a los telèfonos (0212) 8629604 - 8625326, para colocar su nombre en la lista y confirmar la realizaciòn de este evento. Para màs información visite la página web http://www.biomedicina.org.ve/ Si desea enviar comunicación, lo puede hacer a traves del correo electrònico jconvit@gmail.com o al fax (0212) 8611258 o puede dirigirse personalmente a la sede del Instituto de Biomedicina, ubicada entre las esquinas de San Nico`´as a Providencia, al lado del Hospital Vargas de Caracas, Parroquia San José.
Fuente: Quinto Dia Semana del 2 al 9 Julio, pag. 28.

Manifiesto por el desarme y la defensa de la vida


Considerando la necesidad de una política integral de seguridad ciudadana desde una perspectiva de derechos humanos que incorpore el desarrollo de acciones en las áreas institucional, preventiva y normativa, entendiendo por ésta última la adecuación del marco jurídico tanto a las necesidades para la prevención o represión del delito y la violencia, como para el desarrollo del procedimiento penal o la gestión penitenciaria,
Reconociendo que las principales experiencias exitosas en la prevención del delito y la procura de mayores niveles de seguridad ciudadana en América Latina se vinculan con el trabajo en espacios locales sobre factores que posibilitan la reproducción de la violencia, destacándose entre ellos el uso de armas de fuego,
Considerando que las armas constituyen uno de los principales factores de riesgo y precipitantes de la inseguridad ciudadana, al incrementar la violencia y letalidad de los conflictos tramitados por medios no pacíficos,
Reconociendo la presencia de armas, especialmente de fuego, en la mayoría de los acontecimientos violentos y situaciones de inseguridad ciudadana que se viven en el país,
Advirtiendo que actualmente se encuentra en discusión un proyecto de Ley para el Desarme y Control de Municiones (aprobado en primera discusión el 28 de enero de 2010), lo que propicia y abre mayores espacios para nuestra incidencia en la agenda legislativa,
MANIFESTAMOS LA NECESIDAD DE:
1. Unir esfuerzos para visibilizar y posicionar el tema del desarme como aspecto de máxima importancia en la construcción de paz en Venezuela, el cual debe ser parte de una Política Integral de Seguridad Ciudadana.
2. Solicitar a la Comisión de Defensa y Seguridad de la Asamblea Nacional, abrir un espacio de debate con organizaciones de derechos humanos, comunidades y la sociedad civil en general para dar a conocer el Proyecto de Ley de Desarme y Control de Municiones que ha sido aprobado en primera discusión, en virtud de que -y a pesar de haber abierto el periodo de consulta previsto en el artículo 211 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela- éste aún resulta muy poco conocido y debatido entre organizaciones comunitarias.
Respecto al contenido del proyecto de ley
3. Reafirmar la importancia de procesos participativos en la sociedad venezolana, recalcando que en modo alguno ello puede suponer la delegación de funciones del Estado en materia de seguridad ciudadana, específicamente en el registro y labores de desarme de la ciudadanía. Ello conduce a repensar el papel otorgado a los consejos comunales en el proyecto de Ley.
4. La importancia de examinar la noción de desarme que subyace a la propuesta aprobada en primera discusión, considerando que ella debe apuntar -desde nuestra perspectiva- a la relevancia de que la población civil no esté armada, promoviendo la formación de conciencia de desarme. En este sentido se debe precisar que:
§ La tenencia de un arma, la posesión de un arma, no significa mayores niveles de seguridad para quien la detenta. De hecho, las estadísticas apuntan en sentido contrario. Un arma no es sinónimo de seguridad.
§ La organización y desarrollo de labores de registro de las armas que se encuentran en el país en manos de la población civil no supone el desarrollo de procesos de promoción para la tenencia de armas. El objetivo es desarmar a la población haciendo que los civiles que detenten armas de fuego sean excepcionales y deban estar debidamente reglamentados en atención a un marco legal preciso y claro al respecto.
§ Prohibir que desde el Estado se fomenten programas, procesos de formación y/o capacitación en el uso de armas de fuego a la población civil.
5. Considerar elementos presentes en las convenciones internacionales en materia de derechos humanos relativas a la fabricación, comercio y uso de armas de fuego suscritas por Venezuela en el diseño de la ley[1].
6. Precisar en el Proyecto de Ley con mayor claridad el órgano y las competencias operativas, administrativas y presupuestarias para adelantar una política de desarme como iniciativa de máxima importancia que no debe confundirse con un operativo, sino ser sustentada en el tiempo, y que -reafirmamos- debe integrarse en una Política Integral de Seguridad Ciudadana.
7. Destacar la máxima relevancia de los procesos de difusión de información, promoción del desarme y sensibilización de las personas, por lo que consideramos que deben ser abordados con mayor atención. Los medios de comunicación juegan un papel importante, mas no exclusivo, en virtud del impacto que pueden tener.
8. Las armas recuperadas por los cuerpos de seguridad y autoridades competentes deben ser destruidas inmediatamente (a menos que estén incursas en procedimientos de investigación penal) en atención a procesos también normados. No queremos canjear armas, puesto que los resultados obtenidos en otras experiencias han sido muy precarios y en ocasiones hasta contraproducentes.
9. Consideramos que debe brindarse atención especial a espacios como las escuelas, para consolidarlos como ambientes libres de armas. Manifestamos nuestra preocupación e interés por adelantar estudios que permitan diseñar normas amparadas en el absoluto respeto a los derechos humanos que permitan impedir el ingreso de armas de fuego en ambientes escolares.
10. Manifestamos nuestra preocupación por las víctimas de las armas de fuego, tanto de quienes fallecen por el impacto de balas, como por quienes quedan lesionados en forma variable, así como sus familiares. En este sentido, consideramos de máxima importancia adelantar estudios sobre la situación de quienes se ven afectados a fin de garantizar su debida atención.
11. Una política de desarme de la ciudadanía debe ser acompañada con un control muy estricto de las armas de fuego y municiones de uso exclusivo y custodia por parte de los cuerpos de seguridad del Estado, para aumentar la credibilidad y confianza de los ciudadanos en las instituciones públicas.
Respecto a la Participación Ciudadana
12. Nos comprometemos a fomentar la reflexión a partir de estrategias pedagógicas, simbólicas, comunicacionales y procesos de participación social, sobre la problemática que generan las armas de fuego. De igual manera, nos comprometemos a contribuir en los procesos orientados al cambio de la mentalidad cultural frente al porte y tenencia de armas, favoreciendo una cultura ciudadana basada en la resolución pacífica de conflictos.
13. Finalmente, proponemos implementar un plan piloto de desarme ciudadano, en algún espacio focal concreto (barrio, parroquia, municipio, ciudad o estado) con la participación de las autoridades públicas respectivas y la movilización social de diferentes actores (comunidades, ONGs, iglesias, etc.), como base para la creación de un plan nacional de desarme.
Convencidos de que “Hablando se entiende la gente”, manifestamos nuestro interés y compromiso por el desarme y la vida.
Organizaciones que suscriben el manifiesto
Centro para la Paz y los Derechos Humanos de la Universidad Central de Venezuela.
Fundación Centro Gumilla.
Caritas de Venezuela.
Fe y Alegría.
Grupo Social CESAP.
Universidad Católica Andrés Bello (UCAB).
AVEC.
AVESSOC.
Red de acción Internacional sobre armas pequeñas y ligeras (IANSA).
Red de apoyo por la justicia y la paz.
AC Cátedra de la paz y DDHH. ULA.
OSCASI.
Cecodap.
Movimiento Juvenil Huellas.
Este documento será refrendado por otras organizaciones y personas a través de la web: www.gumilla.org/desarme

Mugabe, Al Bashir, Kambanda y Chávez


Por: Diego E. Arria S. - ¿Qué tiene Hugo Chávez en común con estos personajes africanos? De partida no es igual a ninguno de ellos pero después de más de 10 años en el poder se acerca peligrosamente al comportamiento inicial de ellos. Veamos rasgos que les son comunes y saquen sus conclusiones. Robert Gabriel Mugabe de Zimbabwe: Lleva 30 años en el poder y desde el año 2000 inició un programa radical de invasiones de las tierras más productivas con un ente similar al Instituto Nacional de Tierras de Venezuela --que se ha robado 2.5 millones de hectáreas. Ha aplicado una política de apartheid despojando a los agricultores blancos --oligarcas para Chávez-- de sus tierras haciendo colapsar lo que fue una economía muy prospera. Hoy al igual que Venezuela importa más del 70% de los alimentos que consume --sufre desabastecimiento severo y registraba la inflación mas alta del mundo antes de ser superado por Venezuela. Mugabe financia y apoya milicias --especialmente de jóvenes-- para aterrorizar a los disidentes y para saquear a bodegueros, carniceros, finqueros, industriales y comerciantes, a los que les confiscan sus productos, pertenencias y propiedades, que entregan a sus seguidores. Son los llamados Green Bombers --sus homónimos venezolanos son los Círculos Bolivarianos y milicias-- que gozan de inmunidad judicial y policial y que emplean en organismos militares y policiales. A pesar de los desmanes cometidos por Mugabe la Organización de Estados Africanos --la OEA de ese continente-- se ha negado a censurarlo. Igual que la OEA nuestra al régimen venezolano. Omar Hassan al Bashir, presidente de Sudán: Tiene el dudoso ``honor'' de ser el primer imputado por la Corte Penal Internacional por la promoción de crímenes contra la humanidad en Darfur, donde ya han muerto de 200 mil a 400 mil personas. Otros delitos incluyen transferencia forzosa del territorio --exilio--; promoción de ataques a la población civil y de saqueos con apoyo de fuerzas militares, policiales y de milicias. Hugo Chávez en la Cumbre Arabe Latinoamericana calificó la sentencia de la Corte como ``un horror judicial y una falta de respeto a los pueblos del tercer mundo. Lo hacen --dijo-- porque es un país africano conocido por su animosidad contra los Estados Unidos''. Este coronel golpista --igual que el teniente coronel venezolano-- detenta el poder desde 1989. Jean Kambanda, ex primer ministro de Ruanda: Primer ex jefe de Estado en ser condenado a cadena perpetua por un Tribunal Penal Internacional por la comisión de genocidio y crímenes contra la humanidad. Igualmente racista, utilizaban el color de la piel para fines de identificación étnica ya que sus víctimas la etnia Tutsi --el grupo minoritario-- tenían piel mas clara que la mayoría de la población Hutu. Kambanda promovió como política de Estado una campaña de odio y de violencia que le costó la vida a unas 800 mil personas. Su periódico Kangura y las dos estaciones de radio y televisión Radio Ruanda y Televisión Libre Mil Colinas fueron las mas utilizadas durante el genocidio ocurrido en 1992. Sus principales comunicadores recibieron igualmente cadena perpetua. Las televisoras y radios del régimen venezolano son aprendices aprovechados de Mil Colinas. Kambanda y sus secuaces utilizaban el término "inyenzi'' (cucaracha) - para referirse a los Tutsi --Chávez hace mención de "escuálidos que barreremos y liquidaremos''. Estos tres casos representan, al igual que el proceso a Slobodan Milosevic, una advertencia de que la comunidad internacional no tolera más la impunidad por la violación de los derechos humanos de los gobernantes que abusan del poder. Ya no podrán retirarse al sur de Francia como en el pasado ni viajar libremente sin correr el riesgo de ser apresados como lo fue el general Pinochet en Londres. Durante mi permanencia en el Consejo de Seguridad de la ONU participé en los procesos de Somalia, Ruanda, Sierra Leona y el Congo cuando aprendí lo suficiente para rechazar el prejuicio racista tan extendido que al confrontar a países como el nuestro con los casos de Darfur, o Ruanda o el Congo la reacción es: sólo los africanos --cuando no los llaman negros-- son capaces de esas barbaridades. Pues se equivocan, intervine también en los conflictos en Bosnia, Croacia y Kosovo --en el medio de Europa-- donde los criminales y las víctimas eran todos blanquitos y de ojos azules. Los fanáticos pueden incendiar a cualquier grupo. Hugo Chávez lleva diez años utilizando los medios de comunicación incitando a la violencia y practicando el apartheid como política de Estado. El inicio no fue fácil anticipar el desarrollo de las tragedias de Ruanda, Darfur Zimbabwe, Somalia, Congo, Sierra Leona; sin embargo, en Venezuela el propio teniente coronel Hugo Chávez se ha encargado de mostrarle al mundo que no tiene nada que envidiar en materia de destilar odio, por lo que cualquier parecido suyo con estos infames personajes no es pura coincidencia.
Ex embajador de Venezuela ante la ONU
http://www.elnuevoherald.com/2010/07/02/v-print/757008/diego-e-arria-mugabe-al-bashir.html#ixzz0sdJbqtMD

El Comunalismo


Por: Agustín Blanco Muñoz - abm333@gmail.com - El escándalo ‘pudreval’ debe verse como una clara expresión de la sobre-descomposición que recae hoy sobre este ex-país. Nadie puede negar que estamos ante “una revolución” corrupta en todos los sentidos e incapaz de ir más allá del brutal despilfarro de la renta petrolera. La actual crisis económica es insuperable en el corto y mediano plazo. Todo apunta hacia un abismo-hundimiento de proporciones gigantescas. Y esto se debe en lo fundamental a la improvisación de este régimen empeñado en pasar del sistema capitalista al socialista vía comunismo, para lo cual debe enfrentar y destruir lo existente para crear la nueva realidad. Una década después se sabe que no hay avances sino una crisis insalvable en el corto y mediano plazo. Esta situación, expresada en los llamados indicadores económicos y que se sintetiza en la progresiva escasez de dólares, tiene una seria repercusión a lo interno del PSUV, donde se enfrentan entre sí las diferentes tendencias, desde las institucionalistas hasta los radicales y burócratas de la corrupción. Una situación que se intenta corregir con La Comuna como un ‘nuevo modelo productivo’, que le resulta al régimen indispensable para implantar una nueva estructura geopolítica que le acerque al dominio de todos los desórdenes que conforman este ex país. La agrupación de Comunas como centros de producción independientes y autónomos se convierte en una vía para el establecimiento de ‘unas relaciones y un modo de producción solidarios’. Es el fin del capitalismo y la explotación. Sin violencia y bajo la guía de un líder-héroe-caudillo, que es el máximo representante del Estado revolucionario. Las Comunas son entonces centros de producción, de vida en general y de guerra. Es la nueva organización de la sociedad que nace supeditada y controlada por el centralismo estatal. Y cada unidad exhibirá su comunalismo, con su atraso, ausencia de lucha de clases y de mercado, trueque y ‘moneda solidaria’. Una entidad creada a fuerza de inversiones que conduce indefectiblemente hacia otro fracaso. El camino hacia el comunalismo, que no comunismo, es un serio intento por reproducir aquí la tragedia cubana, con el agravante de que es inestimable el capital que se perderá en esta ‘revolución de y para la destrucción’. Sancho. Ese comunalismo venecubano no recorre el mundo sino todas las miserias!