mover

mover

jueves, 17 de junio de 2010

En el Mundial de Futbol


Hasta en Sudáfrica, hay manifestaciones contra Chávez (Cortesía Javier Guerra)

Una pancarta que decía "Chávez Tarjeta Roja Fuera de Venezuela", fue expuesta en el encuentro entre Argentina y Corea del Sur, que ganaron los albicelestes 4-1. La pancarta muestra la imagen de un árbitro con la tarjeta roja extendida, en señal de rechazo.

EL UNIVERSAL

Caracas.-Una pancarta que decía "Chávez Tarjeta Roja fuera de Venezuela" fue desplegada en el estadio Peter Mokaba de Polkwane, durante el encuentro entre Argentina-Corea del Sur, correspondiente a la primera ronda del Mundial Sudáfrica 2010. Este tipo de manifestación fue muy utilizada en los eventos deportivos venezolanos, como en el beisbol profesional, cuando se decía "Chávez 'tas ponchao". La pancarta muestra la imagen de un árbitro con la tarjeta roja extendida, en señal simbólica de expulsión.

Gigantesco hallazgo arqueol en Grecia - Desmentido







Estas fotos asombrosas son de un descubrimiento arqueológico reciente en Grecia; este hallazgo totalmente inesperado suministra prueba de la existencia de ' Nephilim'. Nephilim es la palabra usada para describir a los gigantes para describir a los gigantes que se habla en los tiempos bíblicos por Enoc, así como el gigante contra el cual David luchó (Goliat). Generalmente se cree que la mayoría de estos gigantes vinieron cuando los ángeles caídos se unieron con las mujeres terrenales. Note el tamaño increíble del cráneo.
Gen. 6:4 - Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después que entraron los hijos de Dios a las hijas de los hombres, y les engendraron hijos: éstos fueron los valientes que desde la antigüedad fueron varones de nombre.
Num. 13:33 - También vimos allí gigantes, hijos de Anac, raza de los gigantes: y éramos nosotros, a nuestro parecer, como langostas; y así les parecíamos a ellos.
______________________________________
"Skeleton of Giant" Is Internet Photo Hoax
James Owen for
National Geographic News
December 14, 2007

The National Geographic Society has not discovered ancient giant humans, despite rampant reports and pictures.
The hoax began with a doctored photo and later found a receptive online audience—thanks perhaps to the image's unintended religious connotations.

A digitally altered photograph created in 2002 shows a reclining giant surrounded by a wooden platform—with a shovel-wielding archaeologist thrown in for scale.
(Photo Gallery: "Giant Skeletons" Fuel Web Hoax)
By 2004 the "discovery" was being blogged and emailed all over the world—"Giant Skeleton Unearthed!"—and it's been enjoying a revival in 2007.
The photo fakery might be obvious to most people. But the tall tale refuses to lie down even five years later, if a continuing flow of emails to National Geographic News are any indication. (The National Geographic Society owns National Geographic News.)
The messages come from around the globe—Portugal, India, El Salvador, Malaysia, Africa, the Dominican Republic, Greece, Egypt, South Africa, Kenya. But they all ask the same question: Is it true?

Perpetuating the Myth
Helping to fuel the story's recent resurgence are a smattering of media outlets that have reported the find as fact.
An often cited March 2007 article in India'sHindu Voice monthly, for example, claimed that a National Geographic Society team, in collaboration with the Indian Army, had dug up a giant human skeleton in India.
"Recent exploration activity in the northern region of India uncovered a skeletal remains of a human of phenomenal size," the report read.
The story went on to say the discovery was made by a "National Geographic Team (India Division) with support from the Indian Army since the area comes under jurisdiction of the Army."

ccount added that the team also found tablets with inscriptions that suggest the giant belonged to a race of superhumans that are mentioned in the Mahabharata, a Hindu epic poem from about 200 B.C.
"They were very tall, big and very powerful, such that they could put their arms around a tree trunk and uproot it," the report said, repeating claims that initially appeared in 2004.

Voice editor P. Deivamuthu admitted to National Geographic News that his publication was taken in by the fake reports.
The monthly, which is based in Mumbai (Bombay), published a retraction after readers alerted Deivamuthu to the hoax, he said.
"We are against spreading lies and canards," Deivamuthu added. "Moreover, our readers are a highly intellectual class and will not brook any nonsense."
Other blog entries—such as a May 2007posting on a site called Srini's Weblog—cite a report supposedly published in the Times of India on April 22, 2004. But a search of that newspaper's archive revealed no such article.

Arabian Giant
Variations of the giant photo hoax include alleged discovery of a 60- to 80-foot long (18- to 24-meter) human skeleton in Saudi Arabia. In one popular take, which likewise first surfaced in 2004, an oil-exploration team is said to have made the find.
Here the skeleton is held up as evidence of giants mentioned in Islamic, rather than Hindu, scriptures.
The Debunkers
Web sites dedicated to debunking urban legends and "netlore" picked up on the various giant hoaxes soon after they first appeared.
California-based Snopes.com, for example, noted that the skeleton image had been lifted from Worth1000, which hosts photo-manipulation competitions.
Titled "Giants," the skeleton-and-shoveler picture had won third place in a 2002 contest called "Archaeological Anomalies 2."

The image's creator—an illustrator from Canada who goes by the screen name IronKite—told National Geographic News via email that he had had nothing to do with the subsequent hoax.
He added that he wants to remain anonymous because some forums that debated whether the giant was genuine or not "were turning their entire argument into a religious one." It was argued, for instance, that the Saudi Arabian find was entirely consistent with the teachings of the Koran.
"This was about the same time that death threats and cash bounties were being issued against cartoonists and other industry professionals for doing things like depicting the Prophet Mohammed," IronKite wrote.
How the Image Was Made
IronKite started with an aerial photo of a mastodon excavation in Hyde Park, New York, in 2000. He then digitally superimposed a human skeleton over the beast's remains.
The later addition of a digging man presented the biggest technical challenge.
"If you look, he's holding a yellow-handled shovel, but there's nothing on the end," IronKite said.
"Originally, the spade end was there. But [it] looked like it was occupying the exact same space as the skeleton's temple, making the whole thing look fake.
"Now it looks like he's just holding a stick, and people don't notice. It's funny."
IronKite also altered the color of the man's clothing to create a "uniform tie-in" with the white-shirted observer peering down from the wooden platform.
The two figures work to exaggerate the scale of the skeleton, he added.
(Related: "Shark 'Photo of the Year' Is E-Mail Hoax" [March 8, 2005].)
IronKite said he's tickled that the picture—which took only about an hour and a half to create—has generated so much Internet attention.
"I laugh myself silly when some guy claims to know someone who was there, or even goes so far as to claim that he or she was there when they found the skeleton and took the picture," IronKite said.
"Sometimes people seem so desperate to believe in something that they lie to themselves, or exaggerate in order to make their own argument stronger."
Wanting to Believe
David Mikkelson of Snopes.com said such hoaxes succeed when they seem to confirm something people are already inclined to believe, such as a prejudice, political viewpoint, or religious belief.
A hoax also needs to be presented "in a framework that has the appearance of credibility," he said in an email.
The "ancient giant" has both elements, according to Mikkelson.
"It appeals to both a religious and a secular vision of the world as different and more fantastic than mere science would lead us to believe," he said.
"Proof," Mikkelson added, "comes in the form of a fairly convincing image."
For anyone who may have knowingly propagated the myth, Mikkelson added, the motivation "probably wasn't any different than the motivation for engaging in a game of ringing someone's doorbell and running away—because it's an easy way to have a laugh at someone else's expense."
Alex Boese, "curator" of the virtual Museum of Hoaxes, said fake giants have a long history going back to the at least the 1700s.
The recent hoax is reminiscent of the once famous Cardiff Giant myth, involving a ten-foot-tall (three-meter) stone figure dug up in 1869 in Cardiff, New York, Boese said.
Many people believed the figure was a petrified man and claimed he was one of the giants mentioned in the Bible's Book of Genesis: "There were giants in the Earth in those days."
Likewise, Boese said, the recent giant hoax "taps into people's desire for mystery and their desire to see concrete confirmation of religious legends."
National Geographic News photo editor Sebastian John contributed to this report.
Free Email News UpdatesSign up for our Inside National Geographic newsletter. Every two weeks we'll send you our top stories and pictures (see sample).

Refrán Castellano

El que come tierra
carga su terrón

Venezuela, entre Munchausen y Estocolmo


Por: Golcar Rojas - @golcar - El régimen le ha venido progresivamente inoculando al país el virus letal de un socialismo trasnochado, que ellos llaman del Siglo XXI, hasta producirle la grave patología que presenta en la actualidad. Hace algunos años, me comentaba una amiga que una mujer cercana a alias “Esteban”, le había dicho que el hombre, cuando aún le quedaba un ápice de conciencia y cordura, sufría muchísimo por lo que consideraba era como una maldición que lo perseguía. Decía esta mujer que llegaba hasta a llorar al preguntarse por qué siempre le hacía daño a quienes tenía cerca, por qué hacía sufrir y dañaba a quienes quería y lo querían. Esta confesión, sea cierta o falsa, nunca la he olvidado y al ver la situación a la que ha llevado alias “Esteban al país en la actualidad y a riesgo de parecer simplista y que este escrito está basado en un manual de sicología en 25 mil palabras -como esos que aparentemente se han “medio leído” las eminencias del régimen sobre el socialismo y el marxismo-, me voy a permitir hacer una extrapolación hacia la situación de Venezuela, del trastorno de psicológico que sufren algunas madres denominado “síndrome de Munchausen” y que consiste en que las madres perturbadas mentalmente inducen en sus hijos síntomas de enfermedades que pueden ser reales o aparentes. Es decir, la mamá –perturbada- enferma o hace que su hijo se enferme o parezca enfermo. “La madre puede simular síntomas de enfermedad en su hijo añadiendo sangre a su orina o heces, dejando de alimentarlo, falsificando fiebres, administrándole secretamente fármacos que le produzcan vómito o diarrea o empleando otros trucos como infectar las vías intravenosas (a través de una vena) para que el niño aparente o en realidad resulte enfermo”. Así, indudablemente, ha venido actuando el régimen venezolano desde hace casi doce años ya. Ha sido más de una década en la que el chavismo se ha empeñado en enfermar al país hasta llevarlo al borde del colapso en que nos encontramos. El régimen le ha venido progresivamente inoculando al país el virus letal de un socialismo trasnochado, que ellos llaman del Siglo XXI, hasta producirle la grave patología que presenta en la actualidad, ha procedido de la misma manera como lo hace la desequilibrada madre víctima del síndrome de Munchausen que le inyecta fármacos al niño para que se le manifiesten los síntomas de la enfermedad. Como la madre perturbada, el gobierno dice que sus acciones están hechas desde el amor y buscando el bienestar del “pueblo” –generalmente, Chávez, al pronunciar la palabra “pueblo”, como cuando dice “Estado”, se golpea el pecho con la palma de la mano en un gesto que evidentemente deja entrever que él es el “pueblo” y él es el “Estado”-. Con las excusas del amor, la soberanía y la independencia el régimen ha llevado el país al colapso, como la madre mentalmente enferma y víctima del Munchausen, ha enfermado a Venezuela política, económica, social, ética y moralmente. No voy a enumerar todos los graves problemas que padecemos los venezolanos porque creo que son ampliamente conocidos y sufridos por todos, pero es evidente que el causante “amoroso”, el culpable “libertario” no es otro más que el gobierno. El régimen nos ha ido cerrando todas las puertas y bloqueando las salidas. Como en el cuento de los cerdos salvajes, nos ha ido poniendo cercas y secuestrándonos, ha enfermado de manera deliberada al país sin encontrar una cura para esta grave enfermedad que sufrimos y que pareciera estar llegando a su estadio terminal.
Sindrome de Estocolmo - Pero Venezuela no sufre en la actualidad solamente del síndrome de Munchausen, de otra parte están quienes parecieran a su vez padecer de otro síndrome: el de Estocolmo. "Los delincuentes se presentan como benefactores ante los rehenes para evitar una escalada de los hechos. De aquí puede nacer una relación emocional de las víctimas por agradecimiento con los autores del delito”. Es impresionante ver cómo muchos venezolanos están conscientes de los problemas que enfrenta el país en seguridad, escasez de alimentos, corrupción, desempleo, pérdida vertiginosa de la calidad de vida, violencia, etc. Y, como los secuestrados que padecen del síndrome de Estocolmo, justifican a sus captores, los entienden, y aceptan resignados los maltratos que les propinan sus secuestradores. Si uno se acerca a Twitter, por ejemplo, y revisa las peticiones que le hacen a @Chavezcandanga -la cuenta que hace unos meses abriera el presidente para tener un contacto más “directo” con los ciudadanos y que días más tarde terminara siendo atendida por una guerrilla de 200 personas contratadas para tal fin-, se encontrará con que la gran mayoría de los mensajes que recibe la cuenta son solicitudes de personas que tienen problemas de vivienda, de empleo, de seguridad, que presentan denuncias de corrupción o atropellos y abusios de poder, pero todos comienzan agradeciendo al comandante por su gobierno, por su “patria socialismo o muerte”. Saben que sus carencias no han sido satisfechas en estos 12 años, pero siguen seducidos por Chávez, como “la víctima de un secuestro, o persona retenida contra su propia voluntad, (que) desarrolla una relación de complicidad con quien la ha secuestrado. En ocasiones, dichas personas secuestradas pueden acabar ayudando a sus captores a alcanzar sus fines…”. Una muestra de estas manifestaciones de la gente se puede apreciar al leer algunos de los comentarios hechos en el artículo “Chavezcandanga, Esteban llegó a twitter” publicado tanto en este blog como en la agencia de noticias Infociudadano Dice Wikipedia que “Los delincuentes se presentan como benefactores ante los rehenes para evitar una escalada de los hechos. De aquí puede nacer una relación emocional de las víctimas por agradecimiento con los autores del delito”. Creo que esto explica perfectamente a lo que me refiero cuando sostengo que quienes aún continúan creyendo y esperanzados en el gobierno les proporcionará la satisfacción de sus necesidades y les mejorará la calidad de vida, parecieran estar absolutamente afectados por el síndrome de Estocolmo. Son estos quienes comienzan su rosario de quejas y solicitudes manifestando su profundo amor y admiración hacia el comandante y su revolución. Pero, lamentablemente, en Venezuela, junto con los dos síndromes anteriores, convive un problema que puede ser aún más grave de solucionar, y aquí vuelvo a hacer otra extrapolación: un elevado número de venezolanos pareciera sufrir de “trastorno o desorden de deficiencia de atención”. Estos son los que ven la situación que atraviesa el país con total apatía, indiferencia y desinterés. A estos no les importa que se vaya la luz, que cierren emisoras de radio y TV, que haya escasez de alimentos, que no se pueda tener acceso a los dólares, que hayan intervenido y cerrado bancos y que el resto del sistema bancario se encuentre bajo permanente amenaza, que se pudran toneladas de alimentos en contenedores, que se consigan medicamentos e insumos médicos vencidos almacenados en depósitos del gobierno, que sus vecinos hayan sido robados o asesinados, que sus primos estén desempleados, que sus mejores amigos se hayan visto obligados a emigrar para buscar una oportunidad laboral que le fue vetada en el país por haber trabajado en la antigua Pdvsa o, simplemente, para obtener mejor calidad de vida para ellos y sus hijos. El trastorno de déficit de atención sólo les permite estar pendientes del fin de semana, de la playa y el cine, del álbum de Panini, del juego de su equipo deportivo favorito y si, por casualidad, se les toca el tema de la situación de crisis del país, sencillamente voltean a mirar la luna o zanjan el tema con un “qué fastidio a mí la política no me interesa”. NOTA: Si alguien conoce un tratamiento o una terapia que puedan ser efectivos para enfrentar estos disturbios que presenta Venezuela en la actualidad, por favor deje su receta en un comentario al terminar de leer el texto.