martes, 15 de junio de 2010

Como que Dios existe...

Magda Mascioli G. - Todos y cada uno de los responsables del quiebre del país, por acción u omisión, recibirá con creces la recompensa por cada lágrima, cada sufrimiento, cada suicidio, cada fallecimiento, cada familia separada, cada familia destruida, cada fallecido por falta de medicinas, cada enfermo por falta de alimento, cada niño en estado de abandono, cada angustia, cada desesperación, cada anciano muriendo de mengua, cada pensionado sin poder cobrar, cada alimento podrido, cada empleado dejado en la calle, cada empresa robada, cada inmueble arrebatado, cada medicina vencida, cada hospital abandonado, cada gota de sangre derramada en Venezuela. Porque Verdad de Dios que no solamente Hugo Chavez es culpable. En este país hay MUCHOS MISERABLES que por estar pendientes de sus intereses bastardos han contribuido, POR DOCE AÑOS, en muy mucho a mantener al dictador en Miraflores. Siempre los Ciudadanos indefensos pagan las consecuencias, pero tan cierto como que el sol sale para todos, TODOS los Ciudadanos saldremos adelante. UNIDOS venceremos a todos aquellos que piensan que no pasamos de ser sus borregos en tiempos de elecciones. ¡TODOS UNIDOS! lograremos UN PAIS y veremos cumplirse el Proverbio Arabe.
Que La Justicia de Dios resplandezca en el Tiempo Justo. Que así sea.

Pena ajena

Mascarillas caseras para tu tipo de piel


Por: Eugenia Correa - Encontrar la mascarilla adecuada para tu tipo de piel puede ayudar muchísimo para que tu cutis se vea fresco y rejuvenecido. Aplicar una mascarilla una vez a la semana le dará la humectación y suavidad a tu rostro. Pero elegir una mascarilla correcta puede ser complicado pues hay muchas en el mercado y la mayoría cuentan con preservativos y químicos que quizá no convengan a tu tipo de piel. Por eso una buena solución, simple y de bajo costo es hacer tus propias mascarillas al instante con productos que tienes en tu refrigerador y alacena. Mi abuela solía preparar algunas de estas y he de decir que ella siempre mantuvo un rostro suave y fresco. Su favorita era la de miel y avena pues decía que sin importar tu tipo de piel ésta te iba a hacer bien. Además de esta manera puedes asegurarte de qué productos estás aplicando realmente a tu rostro y sabrás que todo es de origen natural. Aquí algunas ideas de mascarillas que puedes usar para evitar los aditivos y preservativos de las mascarillas comerciales:
Para pieles sensibles - La mejor mascarilla para una piel sensible es una de miel y avena. Entibia un poco de miel, es importante que no la calientes demasiado pues puedes quemarte. Agrega avena natural y revuelve. Aplica la mezcla sobre tu piel cuando esté a una temperatura confortable, con cuidado esparce y déjala por unos 15 minutos. Una vez que pase este tiempo retírala con agua tibia, la avena ayudara a exfoliar, aunque recuerda no tallar mucho pues puedes lastimar tu piel.
Para pieles grasas - Una piel grasa puedo no soportar muchas mascarillas, aunque una hecha a base de clara huevo puede funcionar bastante bien. Usa las claras y bátelas a punto hasta que quede firme, como si fueras a hacer merengue. Después añade 6 gotas de esencia de nuez y 6 de jugo de limón. Aplícala a tu piel y déjala por 15 minutos, después retírala con agua tibia.
Para piel seca - Usa 50 gramos de aguacate fresco, 30 mililitros de jugo de naranja, una cucharadita de miel, una de azúcar moscabado y 5 gotas de aceite esencial de manzanilla. Mezcla todo con tus manos. Luego usa tus dedos para aplicar la mezcla en tu rostro y cuello. Déjala por unos 30 minutos para obtener resultados. Para retirar la mascarilla usa una toalla húmeda para ayudar a exfoliar tu piel. Verás como tu piel se siente más humectada y fresca.
Para pieles quemadas por el sol - Una mascarilla de mantequilla puede ayudar a calmar la piel dañada por el exceso de sol. Toma una cucharada de mantequilla sin sal, mézclala con puré de fresas frescas. Si tu piel es muy seca agrega un pedazo de pepino aplastado. Aplica la mezcla y déjala sobre tu rostro unos 15 minutos. Verás como tu piel se relaja y se siente más fresca.

Thomas Carlyle

Sólo en un mundo de hombres sinceros
es posible la unión.
CARLYLE, Thomas

La Amistad


"






















La amistad es algo sagrado, no se da sino entre gentes de bien que se estiman mutuamente, no se mantiene tan sólo mediante favores, sino también mediante la lealtad y una vida virtuosa. Lo que hace que un amigo esté seguro del otro es el conocimiento de su integridad. Tiene como garantía de ello la naturaleza de su carácter amable, su constancia y su confianza. No puede haber amistad donde hay crueldad, deslealtad, injusticia. Cuando se juntan los malos, siempre hay conspiraciones, jamás una asociación amistosa. No se aman, se temen; no son amigos, son cómplices”.("El Discurso de la Servidumbre Voluntaria" - Etienne De la Boétie).

Tácito

Los peores enemigos
son los que aprueban siempre todo.
Tácito

Plutarco

No necesito amigos
que cambien cuando yo cambio
y asientan cuando yo asiento.
Mi sombra lo hace mucho mejor.
PLUTARCO