mover

mover

lunes, 26 de abril de 2010

Presidente, vuelva al Cabildo


Por: R. Ovidio Pérez Morales - La interpelación a Emparan - El 19 de abril de 1810, cuyo bicentenario acabamos de conmemorar, Francisco Salias, interpretando la voluntad popular, conminó al Capitán General Vicente Emparan a volver al Cabildo, máximo cuerpo representativo de la ciudadanía en ese momento. El Ayuntamiento había sido convocado para resolver la confusa situación nacional, a raíz de la crisis de poder originada en España por la intervención napoleónica. Emparan había sido invitado a la reunión capitular y conocía la finalidad de la misma; pero quiso evadir una decisión y por ello se dirigió a la Catedral para asistir a la celebración litúrgica del Jueves Santo. El Ayuntamiento, además de sus miembros, congregaba en esos momentos a diputados, delegados, de diversos sectores de la ciudadanía, acompañados por una creciente aglomeración popular. Se tenía así una asamblea, la cual, en esa circunstancia, debía abordar la suerte política de Caracas y Venezuela, y, como se percibía en el ambiente, decidir sobre su identidad y futuro como pueblo soberano. El volver al Cabildo, por parte del Capitán General, significaba enfrentar con realismo la desafiante situación, y responder, con receptividad y lucidez, a las profundas e ineludibles aspiraciones de libertad y autonomía de la Provincia de Caracas y de gran parte de la Nación. El margen de maniobra de Emparan era estrecho, pero su mejor opción no consistía en eludir responsabilidades, sino en enfrentar la crisis y favorecer una salida, la menos traumática posible para todos. El Cabildo estaba consciente de que la agenda de ese día no la ocupaban intereses simplemente de un estrato determinado de la población o problemas sólo sectoriales por grande que fuesen. Lo que estaba sobre el tapete era cómo recoger, dándoles forma institucional, los anhelos y propósitos autonómicos de un vasto conjunto humano, que el Acta de la Independencia denominaría, al año siguiente, como “la Confederación americana de Venezuela en el continente meridional”. El cuerpo capitular reflejaba y representaba, con acierto y limitaciones, un sentimiento unitario nacional. Se estaba en una etapa germinal y este sentimiento debía traducirse ulteriormente en estructuras socio-económicas, políticas y culturales coherentes con una verdadera unidad. En ese momento, en efecto, persistían discriminaciones y exclusiones, no sólo de hecho, sino también de derecho (afirmación que, a doscientos años de distancia podemos repetir con humildad y reconociendo pecados actuales). A propósito de estos hechos es oportuno traer aquí a colación lo expresado por la Conferencia Episcopal Venezolana en su reciente carta pastoral sobre el Bicentenario: “…entre el 19 de Abril de 1810 y el 5 de Julio de 1811, los fundadores de la Patria tomaron la difícil decisión de formar la República de Venezuela y proclamaron un hermoso sueño nacional, conscientes de la grandeza del mismo, del sacrificio que implicaba, así como de las limitaciones para llevarlo a cabo”. (No.4). “Tanto el 19 de Abril como el 5 de Julio—señala este documento—fueron dos acontecimientos en los que brilló la civilidad. La autoridad de la inteligencia, el diálogo, la firmeza y el coraje no tuvieron que recurrir al poder de las armas o a la fuerza y a la violencia. La sensatez en el intercambio de ideas y propuestas respetó a los disidentes y propició el anhelo común de libertad, igualdad y fraternidad”. (No.5). Más allá de la ambivalencia de aquellos acontecimientos, y posteriores procesos, el gran resultado tangible fue nuestro nacimiento como país independiente y la voluntad “…de lograr formas de convivencia y libertad para toda persona sin exclusión… aspiración primordial, pero imperfecta”. (No.9). Doscientos años después - En verdad, la Venezuela que conmemora su Bicentenario reconoce los límites de aquel sueño y esa aspiración, pues si “de derecho todos estaban incluidos en la esperanza y en la bendición de Dios, invocada para… una forma de convivencia que… fuera ámbito de vida, de libertad y de dignidad para todos, de hecho… la gran mayoría de los sectores populares quedó excluida”(id.), pero, además, tras comenzar en 1998 “…un proyecto… de “refundar” la República… (cuya) ambición no sólo toca el tejido material y organizativo… sino también y, sobre todo, afecta el fondo íntimo, espiritual, del alma nacional” (id. 20), la Patria es hoy, en primera instancia, un país desgarrado, que se desangra e involuciona. Decir esto no significa en modo alguno ser “profeta de lamentaciones y desgracias” e ignorar la positividad tanto del existir mismo de la comunidad nacional en cuanto crisol de razas y pueblos, como de los valores y logros que registra el haber de su peregrinaje. Significa, sí, rememorar responsablemente, dar un aldabonazo a la conciencia de todos mis hermanos para un “despierta y reacciona”, ante la grave crisis que nos amenaza e interpela. Sin pretender, obviamente, ser exhaustivo, expongo algunos elementos sobresalientes de esa crisis:
1. Venezuela, en efecto, ya no es una como sueño ni una como experiencia de convivencia. Por motivos ideológico-políticos se la ha dividido artificialmente, Por lo menos a la mitad se la califica de apátrida y hasta de antipatriótica, decretándosela excluida del goce pleno de los derechos ciudadanos. ¿Cómo se va a celebrar festivamente, en democracia, el cumpleaños de una República cuya unidad se niega? Ya no se la considera la casa común que soñaron los fundadores, amplia, acogedora, tolerante, pacífica, fraterna, sino el recinto cerrado, exclusivo, único, de una secta maniquea. No ya la gran familia sino un ámbito inclemente de rechazos, y de apartheid superado en otras latitudes. ¡Los Derechos Humanos no son ya de todos los humanos!
2. Venezuela tampoco es ya plural. No se quiere que sea el hogar de un pueblo variado, multicolor, multicultural, donde los diferentes y también los díscolos tienen su lugar. A pesar de que en el Referéndum de 2007 se dijo “no” a la propuesta de convertir la República en un “Estado Socialista”, porque contradice a “la Constitución, y a una recta concepción de la persona y del Estado”—Conferencia Episcopal Venezolana, 19 de octubre de 2007—, se persiste, desde el Poder, en la desobediencia manifiesta al mandato referendario y en la imposición, mediante hechos y “leyes”, de un tal sistema. La Constitución, en efecto, está siendo violada; más aún, no se oculta su interpretación y utilización como simple función del proyecto “socialista”, distorsionándola radicalmente. Está así en juego, obviamente, la legalidad del régimen. El proceso de dependencia de los poderes de uno solo, de estatización global, de centralismo nominalmente comunitario, de hegemonía masificante, acelera su marcha en los distintos campos de lo económico, lo político y lo ético-cultural. La democracia es, por el momento, soportada, pero está acosada, paulatinamente, por un voluntarismo “revolucionario” de vocación autocrática y “mesiánica”, y de desconocimiento o desvirtuación del derecho del hombre.
3. Venezuela ya no es ámbito de vida. Somos un país en monstruosa hemorragia culpable. Ocupamos lugar destacado en el mundo en materia de violencia y criminalidad. Nuestras calles son escenario de incontrolada delincuencia e impunidad; nuestras morgues, abarrotados lugares de doloroso compartir; nuestros juzgados y tribunales, recintos de injusticia por corrupción de venalidad o politización; nuestras cárceles recintos de inhumanidad, antítesis de reeducación, antesalas de muerte. Todo esto no era totalmente inédito, pero se ha exacerbado exponencialmente, al tiempo que el gobierno, de palabra y obra, siembra violencia cuando descalifica, injuria, amenaza y discrimina; cuando exhibe y acrecienta su arsenal bélico, radicaliza la militarización de la población y acentúa la represión de la disidencia. El lema “Patria, socialismo o muerte” es la correspondiente consigna militarista necrófila, de trágicas memorias históricas. No faltan quienes ante la galopante e irrefrenada inseguridad se plantean el interrogante de si ella no correspondería a una política de Estado, tendiente a que muerte y miedo conduzcan a una parálisis que facilitaría la sumisión de la ciudadanía.
4. Venezuela ya no es una nación en “vías de desarrollo. Tenemos un petrocapitalismo de Estado, con liberalidades selectivas hacia afuera y populismo dentro. Motivos ideológico-políticos y el afianzamiento del poder privan sobre las verdaderas necesidades y aspiraciones de la población. Todo ello, unido a una ineficaz, ineficiente y dolosa gestión, está llevando a la caída de la producción nacional, del abastecimiento y del consumo, agravada por crisis inéditas previsibles en los servicios eléctrico e hídrico, configurando un cuadro de carencias y dependencia, objetivamente funcional también al “Proyecto” de concentración y control.
5. Venezuela ya no es respetada en su alma e identidad. La subjetividad y centralidad, la moralidad y espiritualidad de la persona humana se diluyen, para privilegiar la base material productiva y lo simplemente colectivo-estructural, literalmente “alienantes”. Se habla de refundar el país. ¿Sobre qué valores? El “socialismo del siglo XXI” (de creciente referencia marxista-leninista y con confeso modelo castro-comunista) se erige como fin y criterio supremos; se absolutiza y sacraliza la “Revolución”, hecha régimen establecido, convirtiéndola en norma definitiva de lo verdadero y lo bueno. Y todo esto tiende a personificarse en el líder máximo, inobjetable, inapelable, insustituible, omnipotente. En este marco se reformulan los símbolos, se rehace la memoria histórica y se decreta alianzas o mancomunidades con otros Estados, al margen de sentimientos nacionales y populares; se monopoliza la comunicación social, se reestructura la educación, la mentira se hace anti-cultura, se redefine el arte, se instrumentaliza lo religioso.
Volver al Cabildo - A partir de esta celebración del Bicentenario del 19 de abril, considero, pues, un urgente deber de conciencia, como ciudadano, creyente y obispo, retomar la interpelación de Francisco Salias e instar al comandante Hugo Chávez Frías: ¡Ciudadano Presidente, “vuelva usted al Cabildo”! Le hago este llamado, con el debido respeto a la investidura y a la función, pero también con la claridad y la sinceridad que me exige, desde mi fidelidad a Dios y a mi conciencia, el servicio a Venezuela. Lo hago con esperanza creyente, sabiendo que Dios nos ama a todos, sin excepción, y nos ayuda en cualquier circunstancia a rehacer caminos para el mayor bien de nuestro prójimo. Lo hago también sin juzgar intenciones—cosa que sólo a Dios corresponde—ni considerarme sin responsabilidad respecto de los males que sufre el país. Lo hago, finalmente, sin pretender infalibilidad en mis apreciaciones. Sólo quiero y debo servir. ¿Qué significa hoy “volver al Cabildo”? Ante todo, no se trata de una vuelta “mecánica o anacrónica” a formas u organismos desaparecidos o históricamente datados, sino fidelidad creadora, memoria crítica, despertar consciente, sueño esperanzador.
En pocos puntos le sintetizaré lo que entiendo por ello.
1. Volver a la unidad de la Patria. Esta unidad no podría ser pseudo-armonía etérea o bucólica, tampoco uniformidad monolítica ni homogeneidad masificadora, asfixiantes, sino compartir plural, diversificado. Esto obliga a promover la efectiva participación de todos, individual y grupalmente considerados; a impulsar la solidaridad que integra, así como la subsidiaridad que estimula y conjuga la actividad de los cuerpos sociales intermedios, articulándola con la tarea que corresponde al Estado, en aras del bien común y de su punto culminante: la paz en la justicia y la verdad. Esto recuerda y exige, en lo concreto y cercano, saldar una deuda pendiente con nuestra memoria histórica integral y una responsabilidad con hombres y mujeres reales caídos, mutilados, exiliados, presos o absueltos, convocando a una “comisión de la verdad” sobre los sucesos de Abril 2002. Tarea prioritaria de un Presidente es, en efecto, buscar la cohesión, la confraternidad de todos los ciudadanos, por encima de distingos de cualquier género, con miras a un trabajo corresponsable y compartido para lograr el progreso material, moral y espiritual de la Nación. El Primer Magistrado lo es de todos los venezolanos, no de un “proyecto”, ideología o partido, sino de una sola y misma patria. Nada debe estar más presente en la función presidencial que la prédica y acción convocantes, congregantes, a todos, de quienes es, a la vez, mandatario y servidor (y quienes, si pragmáticamente a ver vamos, son también contribuyentes que pagan los gastos presidenciales). El retorno a la unidad es volver a la gente con miras a una convivencia ciudadana, viva y polícroma. Esto implica romper el encierro y la polarización en el yo, una idea o la secta. Liberar al país del símbolo por antonomasia de toda hegemonía oficial, y que arbitrariamente secuestra el tiempo y la privacidad del pueblo soberano: las “cadenas”. Abrirse al compartir ciudadano y a las preocupaciones de la entera comunidad; al diálogo sereno y a la discusión respetuosa, que tendrían expresión simbólica en una impostergable iniciativa de reconciliación nacional y en el debate civilizado de un “cabildo” (Asamblea, Gobernaciones, Alcaldías, Comunas) multicolor.
2. Volver a Venezuela como ámbito de vida. Recordemos que el primer instinto es el de conservación y el derecho primordial humano es el de la vida. La primera tarea de una sociedad es la de preservar y resguardar la supervivencia de sus miembros. El primer deber de un Estado es asegurar y favorecer la salud física, mental y moral de sus ciudadanos. De allí lo necesario y urgente de promover una cultura de la vida, frente a la proliferación y arraigamiento en muchas formas de una anticultura de muerte. En documento sobre La violencia y la inseguridad publicado a raíz de su última asamblea plenaria, el Episcopado expresó lo siguiente: “Es un deber de la ciudadanía exigir a los poderes del Estado, principalmente al gobierno, que cree las condiciones necesaria para que el derecho a la vida, a la integridad física, a la protección a la propiedad, al libre tránsito, entre otros, sean derechos al alcance de todos. Actualmente, la respuesta ante la violencia social es el miedo, que nos lleva a encerrarnos y a protegernos, a desconfiar de todos. Sálvese quien pueda y como pueda, parece ser la consigna ante un Estado indolente y cómplice” (No. 12). Volver a la vida es asumir prioritariamente y con decisión la defensa de la vida integral de los venezolanos, de todos los compatriotas hastiados de la delincuencia, irreductibles ante la impunidad, militantes contra toda prepotencia que descalifica y excluye, que pretende penalizar expresiones legalmente reconocidas o descalificar reclamos judicialmente garantizados. Volver a la vida es reconocer al otro como persona, creado a imagen y semejanza de Dios y portador, por tanto, de derechos inalienables; merecedor de respeto a su integridad física y moral, a la promoción y defensa de sus derechos inalienables, a la solidaridad con él, especialmente si es pobre y necesitado; es trabajar por la fraternidad y la paz, sobre el fundamento de la verdad y del bien. A quien preside la República le toca en esta tarea una responsabilidad de primer protagonismo. De allí que le corresponde acercarse con amorosa sencillez a las personas concretas, con sus logros y frustraciones, sus alegrías y tristezas, sus derechos humanos inalienables, su anhelo muy sentido de vivir en paz y seguridad, sin un continuo sobresalto y zozobra, y una permanente y agotadora confrontación verbal de tono militarista y nihilista, e iniciativas sociales con proclamas belicistas.
3. Volver al progreso en el marco de la Constitución. El pueblo venezolano se la ha dado como expresión de su soberanía; ella ilustra y garantiza el Estado de Derecho para todos, la estabilidad jurídica de las instituciones y el bienestar integral de la Nación. La Constitución, establece, en su letra, el marco normativo tanto de la ciudadanía para el ejercicio de sus derechos y deberes, humanos y cívicos, como del Estado y de sus órganos, servidores de aquélla; y en su espíritu encarna el consenso fundamental de convivencia, el pacto social de principios y valores compartidos. Es necesario y urgente rescatarla, no sólo como “ley de leyes” y paradigma de toda legalidad, sino también para revalorizar la función humanizadora, radicalmente ética, del derecho. Según el artículo 2 de nuestra Carta Magna, “Venezuela se constituye en un Estado democrático y social de Derecho y de Justicia, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico y de su actuación, la vida, la libertad, la justicia, la igualdad, la solidaridad, la democracia, la responsabilidad social y en general, la preeminencia de los derechos humanos, la ética y el pluralismo político”. Sobre estos principios fundamentales ha de construirse el progreso integral y compartido que requiere el país, el cual exige, además, la participación de todos los ciudadanos, grupos y entidades sociales, cuya iniciativa es indispensable acoger y promover, evitando exclusiones y sumando esfuerzos.
4. Volver a Venezuela. Apreciando sus raíces; haciendo memoria, crítica sí, pero fiel, realista y comprensiva, de su pasado; aceptando con humildad que somos herederos de “héroes y villanos”, no pretendiendo recomponer al arbitrio árboles genealógicos, practicar saltos antihistóricos ni violentar la biografía o el mensaje de los antecesores. No se puede pretender una refundación del país, pasando por encima de la identidad del pueblo; vaciando el alma nacional de sus vivencias espirituales y religiosas; minusvalorando el vecindario natural y la fisonomía cultural para priorizar extrañas alianzas; copiando modelos ideológico-políticos fracasados y lejanos a la idiosincrasia y a los verdaderos intereses venezolanos. Volver a Venezuela entraña también preocuparse ante todo por la propia Nación, no cayendo en aquello de “luz en la plaza y oscuridad en la casa”. La solidaridad internacional tiene que liberarse de tentaciones criptoimperialistas favorecidas por la potencia petrolera, de un lado, y recaídas neocolonialistas por sujeciones ideológicas, del otro. Venezuela es y ha de ser de todos como casa común y ámbito de acogida fraterna.
“Volver al Cabildo” exige, de modo prioritario y patente, que asuma Usted su responsabilidad de Presidente de la República. Este delicado cargo implica la escucha y dedicación a todos los venezolanos, trabajando por su unión en pro del bien común nacional. Nada más contradictorio con ello, que la identificación, implícita o explícita—y, peor, cuando se la exhibe—con sólo un sector de la población, despreciando y marginando a los demás, con base en motivos ideológico-políticos, raciales, religiosos o de cualquier otro género. El Presidente lo es, de verdad, cuando respeta a los ciudadanos “no a pesar de”, sino “precisamente por” sus diferencias, conviviendo en la diversidad comprensible e inevitable de una sociedad democrática, pluralista. Cuando tiene el reconocimiento de todos: los que lo eligieron y los que no votaron por él o lo adversan, pero que, en todo caso, deben y necesitan percibirlo sensible, cercano, humano, como su Presidente. De otro modo, está en juego la legitimidad de su ejercicio como mandatario. La “vuelta al Cabildo”, Ciudadano Presidente, no podría menos que acarrear al país la alegría del reencuentro de los venezolanos, con la esperanza de lógicos frutos: progreso compartido, vigencia de la justicia y el derecho, fraterna solidaridad, paz estable, cultura de civilidad. Como cristiano pido a Dios por Usted, para que, superando obstáculos y no dejándose amilanar por dificultades, prejuicios e intereses, presentes y pasados, pueda contribuir eficazmente, desde su alta responsabilidad, a reencauzar a esta nación por el camino de la unidad, en la verdad y la paz, la cual Cristo Jesús enfatizó en la Última Cena, en perspectiva religiosa, como valor máximo, y Simón Bolívar subrayó, en su postrer mensaje, como condición de solidez y progreso de nuestros pueblos. ¡Señor Presidente, vuelva al Cabildo!

En peligro el Jardin Botánico

Por: Juana Rodriguez - Docente-investigadora de la Facultad de Medicina de la UCV - La destrucción sistemática de la que han sido objeto estos últimos meses el bambú, y otras especies en NUESTRO Jardín Botánico, a manos de aquellos llamados a velar por su protección, vale decir, su Junta Directiva, no sólo deja el amargo sabor de la triste realidad pero expone toda una serie de hechos penosos e injustificables, sobre todo en este momento de la celebración de un nuevo Día de la Tierra. La denuncia oportuna no atendida dejó muy claro que la llamada Junta Directiva no respeta ni se debe a nadie, ni siquiera a su propio compromiso. Una mentira dicha infinidad de veces no dejará nunca de ser una mentira. Exponer recientemente, aquí y allá, la recuperación de la Laguna Principal no pasó para algunos de nosotros de la condición de un hecho de natural esclarecimiento en un jardín botánico. Una actividad de mantenimiento a la que nadie se opone. La voz de protesta surge cuando se une esa recuperación de la laguna al proyecto Cafetín y se procede a la tala de los bambúes. El tratamiento de la laguna se convierte así en un subterfugio para justificar lo injustificable: la ejecución en definitiva del insólito proyecto CAFETÍN. Ese mismo que negaron una y otra vez diciendo que se trataba de un cuento, un rumor. En el propio foro sobre la recuperación de la laguna celebrado el 17/03/10 comenzaron diciendo que era mentira, para finalmente, producto de la presión ejercida en el momento, darnos la primicia, minutos después, de que si es verdad lo del Cafetín. Ese mismo que “ni fuente de financiamiento tenía”, pero al que en realidad no le falta nada. Escuchar los “argumentos” de los “expertos” para depredar es darse perfecta cuenta de que el bambú le resta al anhelado Cafetín la visión directa de la laguna, uno de los grandes atractivos y por lo tanto, así como se han talado árboles con el “sabio criterio” de que se trataban de “especies repetidas”, en esta oportunidad, bambú, ¿para qué te quiero? Primero informaron que se haría un esclareo, una poda de los bambúes. Después, en la práctica, vimos el engaño: y no solo se aniquiló todos los bambúes sino que se trajo un tractor para que sacara los rizomas y así asegurarse que no darán nuevas expresiones de vida. Esta situación denota, entre otras cosas, falta de coherencia en la dirección de la institución, indolencia e imposición de intereses personales. Queda claro de este modo que nuestro Jardín Botánico hoy no es más que otra muestra del atraso abismal en el que nos encontramos en materia de valores, donde son los sinsentidos los que privan a la hora de dejar a nuestro muy querido santuario en semejantes manos. Como si no supiéramos de estos sinsabores, con COPRED, el peor enemigo de las áreas verdes UCV, acabando desde hace años con los árboles de la CIUDAD UNIVERSITARIA honrando la condición de patrimonio cultural de la Humanidad! En el mismo contexto de la incompetencia surge otro hecho dramático. El Jardín Botánico del municipio San Francisco en el estado Zulia, patrimonio natural regional, fue expropiado por su alcalde, quien también es rojito, para dar paso al Parque Turístico Acuático del Zulia. Otro atropello ambiental, que al igual que el que nos ocupa estará rindiendo beneficios económicos. Sin lugar a dudas, nuestro Jardín Botánico corre peligro y el enemigo está en casa, al acecho y viene por más. Y finalmente, parece obligado preguntar las razones por las cuales, hasta esta hora, la Junta Directiva de la Fundación Jardín Botánico ‘Tobías Lasser’ y las propias autoridades universitarias, han guardado absoluto silencio ante este ecocidio que pone en el mayor peligro nuestro Jardín Botánico.
http://redinternacionaldelcolectivo.blogspot.com/2010/04/juana-rodriguez-en-peligro-el-jardin_22.html

Mancheta Ali y Babá


El año 2012 en el Calendario Maya


Extractos de la Investigación realizada por Carlos Barrios, Historiador y Antropólogo - Traducido por Herta Pfeifer Santiago, noviembre, 2009 - Carlos Barrios nació en una familia española en El Altiplano, las tierras altas de Guatemala . Su hogar se encontraba en Huehuetenango, que era también el lugar habitado por la tribu Maya Mam. Junto con otros mayas y otros guardianes de la tradición indígena, los Mam mantienen parte de las viejas costumbres en Turtle Island (USA). Son guardianes del tiempo, autoridades en extraordinarios calendarios que son antiguos, elegantes y relevantes. El Sr. Barrios es historiador, antropólogo e investigador. Después de estudiar con los ancianos tradicionales durante 25 años, (desde la edad de 19), tambien se convirtió en un Ajq'ij Maya, sacerdote ceremonial y guía espiritual, del Clan del Águila. Hace años, junto a su hermano Gerardo, Carlos inició una investigación en los diferentes calendarios mayas. Estudió con muchos maestros. Cuenta que su hermano entrevistó a cerca de 600 ancianos mayas tradicionales, para ampliar su esfera de conocimiento. "Los antropólogos visitan los lugares en donde se levantan los templos, leen las inscripciones e inventan historias acerca de los mayas, pero no interpretan correctamente los signos. Es su imaginación ... Otros escriben acerca de profecías en nombre de los mayas. Dicen que el mundo se acabará en diciembre del 2012. Los ancianos mayas están furiosos con esto. El mundo no se va a acabar. Será transformado. Los indígenas tienen los calendarios y saben como interpretarlos acertadamente, no los otros". La comprensión del tiempo, las estaciones y los ciclos en los Calendarios Mayas ha probado ser vasta y sofisticada. Los mayas entienden 17 calendarios diferentes, algunos de los cuales trazan precisos esquemas del tiempo abarcando períodos de más de diez millones de años. El calendario que ha estado llamando constantemente la atención desde 1987 es llamado el Tzolk'in o Cholq'ij. Calculado hace milenios y basado en el ciclo de las Pleyades, aún se le considera como sagrado. Con sus calendarios nativos, los mayas se han mantenido informados sobre importantes momentos de cambio en la historia. Por ejemplo, los 'guardianes del día' que estudian los calendarios, identificaron un día importante en el año Ce Acal (Una Caña), como fuera llamado por los mexicanos. Ese era el día en que se profetizaba que un importante ancestro regresaría "viniendo como una mariposa". En el calendario occidental el Una Caña coincidía con el Domingo de Pascua, 21 de abril de 1519, el día en que Hernán Cortés y su flota de 11 galeones españoles llegaran desde el Este a lo que hoy en día se conoce como Veracruz en México. Cuando los barcos españoles llegaron a la costa, los pobladores indígenas esperaban y observando lo que pasaría. Los inflados velámenes de los barcos ciertamente que hicieron pensar a quienes montaban guardia, en un número de mariposas que pasaban rozando la superficie del océano. De este modo se iniciaba una nueva era, como lo habían anticipado en sus calendarios. Los mayas la bautizaron como la era de los Nueve Bolomtikus, o Nueve Infiernos, de 52 años cada uno. Durante el desarrollo de estos nueve ciclos, les fueron arrebatadas tierra y libertad a los pueblos nativos. Predominaron la enfermedad, la desconsideració n y el ultraje. Lo que comenzara con la llegada de Cortés, duró hasta el 16 de agosto de 1987 – una fecha que muchos pueblos recuerdan como de la Convergencia Armónica. Millones de gentes aprovecharon esa fecha para llevar a cabo ceremonias en lugares sagrados, orando por una apacible transición a una nueva era, el Mundo del Quinto Sol. Desde ese 1987 hasta ahora, dice el Sr. Barrios, hemos estado en un tiempo en que el brazo derecho del mundo materialista está desapareciendo, lenta pero inexorablemente. Nos encontramos en la cúspide de la era en que comienza la paz y la gente vive en armonía con la Madre Tierra. Ya no nos encontramos en el Mundo del Cuarto Sol, aunque no estemos aún en el Mundo del Quinto Sol. Este es el período intermedio, el período de transición. Mientras pasamos por la transición, se produce una colosal convergencia global de destrucción medioambiental, caos social, guerra y progresivos cambios en la Tierra. Todo esto, dice el Sr. Barrios, fue previsto por la vía de la simple matemática espiral de los calendarios mayas. "Va a cambiar", observa el Sr. Barrios. "Todo va a cambiar". Dice que los Guardianes del Día mayas ven la fecha del 21 de diciembre del 2012 como un renacimiento, el comienzo del Mundo del Quinto Sol. Será el inicio de una nueva era que resultará y será indicada por el cruce del ecuador galáctico del meridiano solar, en que la tierra se alineará con el centro de la galaxia. Al amanecer del 21 de diciembre del 2012, el Sol se eleva para coincidir con la intersección de la Vía Láctea y el plano de la elíptica. Esta cruz cósmica es considerada como siendo una personificación del Árbol Sagrado, el Árbol de la Vida, un árbol recordado en todas las tradiciones espirituales del mundo. Algunos observadores dicen que esta alineación con el corazón de la galaxia en el 2012, abrirá un canal para que la energía cósmica fluya a través de la tierra, purificándola a ella y a todo lo que more sobre ella, elevándolo todo a un nivel superior de vibración. El proceso ya ha comenzado, sugiere el Sr. Barrios. "El cambio se está acelerando ahora y continuará acelerándose". Si la gente de la tierra puede llegar a esta fecha de 2012 en buen estado, sin haber destruido demasiado del planeta, dice el Sr. Barrios, ascenderemos a un nivel nuevo, superior. Mas para llegar allí, debemos transformar a fuerzas enormemente poderosas que buscan bloquear el camino. Desde su entender de la tradición maya y de los calendarios, el Sr. Barrios ofrece un cuadro del punto en que nos encontramos y de lo que podría esperarnos más adelante por el camino: la fecha especificada en el calendario, el Solsticio de Invierno del 2012 no marca el fin del mundo. Muchos aficionados que escriben sobre el calendario maya, sensacionalizan esta fecha, pero no saben. Aquellos que saben son los ancianos indígenas a quienes se les ha confiado el conservar la tradición. "La humanidad va a continuar – sostiene – aunque de una manera diferente. Las estructuras materiales cambiarán. Gracias a eso tendremos la oportunidad de ser más humanos. Estamos viviendo en la era más importante de los calendarios y profecías mayas. Todas las profecías del mundo, todas las tradiciones, están convergiendo ahora. No queda tiempo para juegos. El ideal espiritual de esta era es la acción. Muchas almas poderosas han reencarnado en esta era, con una cantidad de poder. Esto vale para ambos lados, el de la luz y el de la oscuridad". Una alta magia está actuando por ambos lados. Las cosas van a cambiar, mas dependerá de la gente lo difíciles o fáciles que sean los cambios que se produzcan. La economía es hoy en día una ficción. Los primeros cinco años de transición, agosto de 1987 a agosto de 1992, marcaron el comienzo de la destrucción del mundo material. Hemos progresado diez años más profundamente hacia la fase de transición, y muchas de las así llamadas fuentes de estabilidad financiera son, de hecho, vacuas. Los bancos son débiles. Este es un momento delicado para ellos. Podrían quebrar globalmente si no prestamos atención. Si los bancos quebraran... estaríamos forzados a depender de la tierra y de nuestras capacidades. Los sistemas monetarios estarían en un caos, y nosotros tendríamos que depender de nuestra relación directa con la Tierra para nuestra alimentación y cobijo. Tanto el Polo Norte como el Sur se están desmembrando. El nivel de las aguas en los océanos va a elevarse. Sin embargo, al mismo tiempo, se elevarán territorios desde el océano, en especial cerca de Cuba. Llamado a la Unión : Cuando se reunió con audiencias en Santa Fe, el Sr. Barrios narró una historia acerca de las más recientes ceremonias del Año Nuevo Maya en Guatemala. Dijo que un respetado anciano, que vive todo el año en una solitaria caverna en la montaña, viajó hasta Chichicastenango para hablarle a los asistentes a dicha ceremonia. El anciano entregó un simple y directo mensaje. Llamó a los seres humanos a unirse en apoyo de la vida y la luz. Actualmente, cada persona o grupo van por su propio camino. El anciano de las montañas dijo habrá esperanza si las gentes de la luz pueden juntarse y unirse de algún modo. Reflexionando al respecto, el Sr. Barrios explicó : "Vivimos en un mundo de polaridades : dia y noche, hombre y mujer, positivo y negativo. La luz y la oscuridad se necesitan mutuamente. Ellas son un equilibrio. En estos momentos el lado oscuro es muy fuerte, y tiene muy claro lo que quiere. Tienen sus visiones y prioridades claramente establecidas, y también su jerarquía. Están trabajando de muchas maneras para que seamos incapaces de conectarnos con la espiral del Quinto Mundo en el 2012. "Por el lado de la luz, todos piensan que son los más importantes, que su propio entendimiento o los entendimientos de su grupo, son clave. Existe una diversidad de culturas y de opiniones, de modo que hay competencia, difusión y no un foco único". Como lo ve el Sr. Barrios, "el lado oscuro trabaja para bloquear la fusión, a través de la negación y el materialismo. También actúa para destruir a quienes están trabajando con la luz para llevar a la Tierra a un nivel superior. Al lado oscuro le gusta la energía del Cuarto Mundo materialista y decadente. No quieren que cambie ni quieren la fusión. Quieren mantenerse en este nivel, y le temen al próximo. El oscuro poder del decadente Cuarto Mundo no puede ser destruido ni vencido. Es demasiado fuerte y claro, y esa es la estrategia errada. Lo oscuro sólo puede ser transformado cuando se le confronta con la simplicidad y la abierta cordialidad. Esto es lo que lleva a la fusión, un concepto clave para el Mundo del Quinto Sol". El Sr. Barrios indicó que la emergente era del Quinto Sol, llamará la atención sobre un muy descuidado elemento. Mientras los cuatro elementos tradicionales de tierra, aire, fuego y agua han dominado varias épocas en el pasado, habrá un quinto elemento que considerar en la era del Quinto Sol : el éter. El diccionario define al éter como el rarificado elemento de los cielos. El éter es un medio. Llena todo el espacio y transmite ondas de energía en una amplia gama de frecuencias, desde los teléfonos celulares hasta las auras humanas. Lo que es "etéreo" es relacionado con las regiones allende la tierra : los cielos. El éter, el elemento del Quinto Sol, es celestial y carece de sustancia material, aunque no es menos real que la madera , la piedra o la carne. "Dentro del contexto de éter se puede dar una fusión de las polaridades" , dijo el Sr. Barrios. "Ya no más oscuridad o luz en las gentes, sino una fusión elevada por encima de ellas". Mas en estos momentos, el ámbito de la oscuridad no está interesado en ello. stá organizado para bloquearlo. Busca desestabilizar la Tierra y su medioambiente como para que no estemos preparados para la alineación del 2012. Necesitamos trabajar juntos por la paz y el equilibrio con el otro lado. Necesitamos cuidar de la Tierra que nos alimenta y nos cobija. Necesitamos poner toda nuestra mente y corazón en buscar la unidad y la fusión ahora, para enfrentar al otro lado y preservar la vida, para estar Preparados para este Momento en la Historia. El Sr. Barrios les dijo a sus audiencias en Santa Fe que nos hallamos en un momento crítico de la historia del mundo. "Estamos desequilibrados – dijo – No podemos seguir jugando. uestro planeta puede ser renovado o devastado. Ahora es el momento para despertar y entrar en acción. Todos son necesarios. No están aquí sin una razón. Todos los que están aquí ahora tienen un propósito importante. Estos son tiempos duros, pero especiales. Tenemos la oportunidad para crecer, pero debemos estar listos para este momento en la historia". El Sr. Barrios ofreció una serie de sugerencias para ayudar a la gente a caminar equilibrada a través de los años por delante. "Los cambios profetizados se producirán, – dijo – mas nuestras actitudes y acciones determinarán cuan rigurosos o suaves sean. Necesitamos actuar, introducir cambios y elegir gentes que nos representen, que entiendan y que vayan a decidir acciones políticas para respetar la Tierra. Desarróllense de acuerdo a sus propias tradiciones y al llamado de su corazón. Mas recuerden de respetar las diferencias y esforzarse por la unidad. Coman sabiamente. Una gran cantidad de alimentos están corrompidos ya sea en lo sutil o lo denso. Presten atención a lo que pongan dentro de sus cuerpos. Aprendan a conservar alimentos y a conservar energía. Aprendan algunas buenas técnicas respiratorias, como para mantener un dominio sobre su respiración. Sean claros. Aténganse a alguna tradición con raíces profundas. No importa cual tradición sea, su corazón se los dirá, pero tiene que tener grandes raíces. Vivimos en un mundo de energía. Una importante tarea en estos tiempos es aprender a percibir o ver la energía en cada cual y en todo : gentes, plantas, animales. Esto va a ir siendo cada vez más importante a medida que nos vayamos acercando al Mundo del Quinto Sol, porque está asociado al elemento éter – el ámbito en que vive y se entrelaza la energía. Diríjanse a sitios sagrados en la tierra para orar por la paz, y mantengan el respeto por la Tierra que nos da nuestro alimento, vestido y cobijo. Necesitamos reactivar la energía de estos lugares sagrados. Esa es nuestra tarea. Una simple aunque eficaz técnica de oración, es la de encender una vela de color blanco o azul pálido. Mediten un momento en paz. Exprésenle su intención a la llama y envíen esa luz hacia los líderes que tengan el poder de llevar a la guerra o a la paz. Tenemos una Tarea que Cumplir". Según el Sr. Barrios este es un momento crucialmente importante para la humanidad y para la Tierra. Cada persona es importante. Si han encarnado en esta era, tienen un trabajo espiritual que llevar a cabo para equilibrar al planeta. Indicó que los ancianos han abierto las puertas como para que otras razas puedan acercarse al mundo maya para recibir la tradición. Los mayas han apreciado y respetado desde hace mucho al hecho que existen otros colores, otras razas y otros sistemas espirituales. "Ellos saben – dijo – que el destino del mundo maya está relacionado con el destino del mundo entero." "La mayor sabiduría reside en la simplicidad" , aconsejó el Sr. Barrios antes de abandonar Santa Fe. "El amor, el respeto, la tolerancia, el compartir, la gratitud, el perdón. No es ni complejo ni elaborado. El conocimiento real es gratuito. Está codificado en el ADN de ustedes. Todo lo que necesitan está dentro de ustedes. Grandes maestros lo han dicho desde un principio. Encuentren su corazón, y encontrarán su camino."

AIAMOM Shanti, Shanti , Shanti.

Los chimpances ante la muerte


Científicos revelan conmovedora actitud de chimpancés ante la muerte - Los chimpancés perciben la muerte de modo muy similar a los humanos, según científicos británicos que observaron los mimos de un grupo de primates a una vieja hembra moribunda y la desgarradora reacción de dos madres tras perder a sus bebés por una enfermedad respiratoria. Ambos estudios, que ofrecen una rara visión del comportamiento de los chimpancés ante la muerte, aparecen publicados hoy en la revista científica Current Biology, que difunde en Youtube los vídeos de los chimpancés. Su hija se quedó con ella toda la noche. Existen pocos testimonios de la respuesta de un chimpancé cuando muere un miembro de su grupo, aunque se sabe que las madres no se separan de sus bebés muertos durante largo tiempo y que la pérdida repentina de un adulto causa conmoción, según el psicólogo James Anderson, autor de uno de los estudios. Anderson y su equipo de la universidad escocesa de Stirling observaron en un vídeo a un grupo de chimpancés durante la agonía de “Pansy”, una hembra vieja del Blair Drummond Safari Park, a una hora de Edimburgo y de Glasgow. En los días anteriores a la muerte de la hembra, el grupo estuvo muy silencioso y le prestó mucha atención, y justo antes de morir fue acicalada y acariciada por sus congéneres. Los chimpancés parecieron buscar en ella signos de vida una vez fallecida para corroborar el óbito, y aunque poco después se marcharon, su hija se quedó con ella toda la noche. El grupo mantuvo una actitud respetuosa y callada cuando el cadáver fue retirado por los cuidadores y durante varios días los chimpancés evitaron dormir sobre la plataforma donde se produjo la muerte, pese a ser un lugar preferido para descansar. “En general, hallamos varias similitudes entre el comportamiento de los chimpancés hacia la hembra antes y después de su muerte y las reacciones de los seres humanos ante la desaparición de un miembro anciano de la comunidad o de un familiar, pese a que los chimpancés no tienen creencias religiosas o rituales funerarios”, señaló Anderson. “Dudo de que cualquier científico que estudie a los primates sugiera que no tienen un rango de sentimientos similar al de los humanos”. El psicólogo explicó a Efe que en un entorno salvaje los animales enfermos o heridos, al no poder seguir al resto del grupo en busca de alimentos, tienden a “desaparecer” por la noche -probablemente en busca de un lugar apartado para morir o al ser atrapados por un depredador-, por lo que es difícil observarlos en estas circunstancias. En este caso fue posible filmarlos porque los chimpancés no se vieron obligados a abandonar el cuerpo para ir en busca de alimentos, dijo. Y el científico afirmó que posiblemente la existencia de una “base” segura en la que hallar comida es fácil permitió a los primeros seres humanos adoptar un nuevo tipo de respuesta ante la muerte. En el segundo estudio, la doctora Dora Biro de la universidad de Oxford y sus colegas asistieron a la muerte de cinco miembros -dos de ellos bebés- de una comunidad semiaislada de chimpancés en los bosques de Bossou, en Guinea. Biro subrayó la “extraordinaria” reacción de las madres ante la pérdida de sus hijos, ya que siguieron transportando los cadáveres durante 19 días en un caso y 68 días en el otro. Durante ese periodo de tiempo los cuerpos se momificaron y fueron objeto de los mismos cuidados que en vida por parte de las madres. “Dudo de que cualquier científico que estudie a los primates sugiera que no tienen un rango de sentimientos similar al de los humanos”, declaró Anderson, quien recordó que los chimpancés pueden entrar en una profunda depresión por la muerte de una pareja o un familiar cercano. Vía “EFE”

Venezolanos: DEFENDAMOS nuestros Derechos


─►¡CIUDADANOS UNIDOS!◄─
─►¡ÚNICA ALTERNATIVA◄─
─►¡CIUDADANOS UNIDOS!◄─
─►¡ÚNICA ALTERNATIVA◄─
─►¡CIUDADANOS UNIDOS!◄─
─►¡ÚNICA ALTERNATIVA◄─
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
►PRIMERO: #SALIDACONSTITUCIONAL
►SEGUNDO: #JUNTADEGOBIERNO
►TERCERO: #SISTEMAMANUALVOTACIONES
►CUARTO: #ELECCIONES
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Donde todos piensan igual,
nadie piensa mucho
Rodin