mover

mover

miércoles, 21 de abril de 2010

Ciudadanos abusados

Magda Mascioli G. - Las cosas por no hablarlas, no dejan de existir. Debido a una tragedia como la del boxeador Inca Valero y su esposa, al día de hoy muchos "descubren" que existen situaciones de abuso doméstico en Venezuela. Y cuando se habla de abuso, no debemos circunscribirnos a golpes físicos. En muchas ocasiones el maltrato psicológico, contínuo y sostenido, hace tanto o más daño que los golpes físicos. Durante estos días he leido y escuchado muchas "conclusiones" al respecto. Juicios sumarios hacia el boxeador y su esposa muchos de los cuales desdicen no de ellos, victimas ambos, sino de quienes alegremente y de manera superficial piensan que una situación semejante es fácil de entender, de analizar, de manejar, cuando en realidad son situaciones con múltiples aristas que hay que considerar, ponderar y evaluar en justa medida. Es fácil, para quien está fuera de la situación, llegar a conclusiones simplistas como: esa mujer es una estúpida, masoquista, le encanta que le peguen, está alli porque quiere y disfruta el maltrato; ese tipo es un animal, por decir lo menos. En ambos casos nos olvidamos, olímpicamente, que ambos son victimas, enfermos ambos, venidos muchas veces de hogares en los que presenciaron, o a su vez fueron victimas, de maltrato. Extrapolando esa situación a Venezuela, no podemos negar que estamos en presencia de una ciudadania igualmente maltratada; exactamente igual que la esposa de Valero. Una ciudadanía inerme, atemorizada, asustada, incapaz de entender que no merece ser maltratada; con un nivel de autoestima por el suelo, pensando que siempre lo menos malo es lo único que merece; convencida que no es merecedora de nada mejor que lo que nos ofrecen los cabecillas de los partidos politicos, quienes se comportan igual que Valero. Individuos que abusan de la buena fé de los ciudadanos, que nos golpean psicológicamente, nos ofenden en nuestra dignidad y nuestra inteligencia, nos imponen una amenaza constante al hacernos creer que si no votamos por ellos no podremos salir de esto porque aparte de su grupito, no hay más nadie capaz. Paralelamente a esos mensajes de maltrato psicológico, se presentan "bajitos", como supuestos padres protectores, con discursos de supuesta comprensión y supuesto afecto, prometiéndonos que esta vez si nos van a cumplir y si van a rectificar los errores. Ante esto llegamos nosotros otra vez, nos volvemos a montar en el carro camino al viaje con ellos cual viaje al Intercontinental Valencia; y ¿qué pasa? nos vuelven a golpear tanto o más fuertemente que antes. Nosotros volvemos a gritar, a llorar, a drenar el disgusto, y entonces de nuevo llegan ellos con los mismos cuentos de que esta vez si van a cambiar, que no nos maltrarán más, que esta vez si van a trabajar para nosotros. Y se abre y se cierra constantemente ese círculo vicioso en el que los abusadores (politiqueros cupuleros de siempre) se comportan como Valero; y los ciudadanos (victimas consuetudinarios de los abusos) volvemos a caer en la trampa de la supuesta reflexión y rectificación. ¿De qué nos extrañamos entonces cuando aparece un caso como los Valero creyendo que nos es externo cuando la realidad es que día a día NOSOTROS emulamos a la Sra. Valero a manos de todos los Valero que han sido nuestros abusadores durante décadas? No entiendo de qué nos extrañamos cuando nosotros, los venezolanos de todos los colores, de todos los niveles socioeconómicos, de todo el pais, somos la esencia misma de las victimas de abusos y nuestro comportamiento es equivalente al de la Sra. Valero. Y para ejemplo, un botón: esta mañana en una camioneta leí un aviso: "Muevanse para atras". No tendría nada de particular la instrucción, si la misma no estuviera acompañada de una foto con 6 burros. Es decir: para el chofer, los pasajeros, somos burros. Y los pasajeros, psicológicamente condicionados a pensar que se merecen ese trato abusador constante y sostenido, no son capaces de imprimir a ese aparentemente inocente aviso, la importancia y el significado correcto que no es otro que estamos siendo victimas de otro abuso más que pensamos merecemos. Por eso no somos capaces de agarrar el papel, arrancarlo y exigir respeto. ¿Entonces? ¿Qué vamos a hacer? ¿Esperamos que la OEA o cualquier otro juez dicte medida para que los politiqueros rectifiquen junto al regimen, o nos decidimos DE UNA VEZ POR TODAS a denunciar a viva voz y SOSTENER la denuncia? Si no denunciamos y no sostenemos la denuncia para IMPEDIR que la situación de maltrato continúe, TODOS terminaremos como la esposa de Valero... ¡en la morgue!.. solo que esta vez la morgue tendrá 916.445 km cuadrados de tamaño.

¡USTED DECIDE!
¡NADIE PUEDE HACERLO POR USTED!
¡NADIE LO DEFENDERÁ SI ANTES USTED NO SE DEFIENDE A SI MISMO!
¡NINGUNA VICTIMA PUEDE SER AYUDADA SI ANTES NO SE AYUDA!
SI LA VICTIMA SIGUE OBEDECIENDO A SU AGRESOR
¡ NO SOBREVIVIRÁ!
¡LOS VENEZOLANOS NO NOS MERECEMOS
SEGUIR SIENDO VICTIMAS DE ABUSOS!
¡USTED DECIDE!

Refrán Castellano

Por la calle del ya voy
se va a la casa del nunca

Frase del día

Vive de manera
que puedas mirar fijamente a los ojos a cualquiera
y mandarlo al diablo.

MENCKEN, Henry Louis

Almas gemelas


Por: Susana Sechi - Directora de La Historia Paralela - susanasechi@gmail.com -La Presidente argentina partió de un país que cada vez se le parece más a Venezuela para adherirse a los festejos del Bicentenario chavista. Una puesta en escena tan inverosímil como el imitador de presidente que está destruyendo ese hermoso país. 200 años de historia deshechos en una parodia - El espectáculo cargado de chabacanería, en un país cada vez más pobre, fue una muestra infantil de un trastornado líder que trató de demostrar poder exhibiendo sus juguetes bélicos, rodeado de sus socios políticos, Evo Morales, Rafael Correa, Daniel Ortega, el dictador Raúl Castro y Cristina Kirchner como la estrella de la función. En tanto otros presidentes de la región faltaron a la cita estos fueron los de Brasil, Chile, Colombia, Perú, Uruguay y Paraguay. El cubanizado desfile cívico -militar rompió el patriotismo de la fecha tan cara al sentimiento de los venezolanos. Una horda roja tiño de espanto las calles, mientras el caudillo disfrazado de Fidel admiraba la tumultuosa invasión revolucionaria, que dejo sin efecto la esencia, para reducirla a una sucursal de Cuba, tal como lo ordenara el sanguinario dictador desde los cuarteles de invierno. Provocando la transpolación histórica de la fecha y reescribiéndola a su uso, y necesidad como supo ser vicio de los regímenes comunistas tal como el soviet. Hoy denominado por Chávez “Socialismo Siglo XXI “, se utilizó insanamente el nombre del libertador Simón Bolivar para lograr el efecto deseado, es decir en nombre del procer arrastrar al pueblo a la esclavitud. Con la connivencia de los Kirchner a logrado insertar en el Mercosur la chavización, arrastrando consigo la satírica revolución cubana cuyos miembros se multiplican en latinoamérica camuflados como médicos, oftalmólogos, masajistas y maestros para difundir adoctrinamiento ideológico propulsados por ong’s travestidas de extrañas filiaciones humanísticas. Es evidente que como almas gemelas los Kirchner y Chávez basan su modelo en el totalitarismo, por lo que son comunes el abuso del poder, la amenaza, la extorsión, la corrupción, el manejo indebido de los fondos públicos, la falta de seguridad personal, la carencia de Estado de Derecho y el manejo de la libertad de expresión, cada vez más amenazada en Argentina, al punto de ejercer el insulto y la violencia sobre los periodistas cuya opinión no coincida con la del gobierno. Los presidentes de la región que faltaron a la cita fueron los de Brasil, Chile, Colombia, Perú, Uruguay y Paraguay. Pero como son tal para cual Hugo Chávez eligió a Cristina como oradora de honor ante la Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela presentándola como “una patriota profunda de la patria latinoamericana”. Y por supuesto la Señora comenzó con sus títulos ex Legisladora, ahora Presidente y polemista. Su discurso se inundó de libertades, de próceres, de ideologías, de batallas culturales, de pueblos originarios, de igualdades, de pecados de los que edificaron las patrias, del primer centenario argentino, que fuera tan diferente al que celebraremos ahora. y -acotó- Era un centenario donde, como en casi toda la región, se habían consolidado repúblicas en un modelo de división internacional del trabajo, donde nosotros proveíamos materias primas que eran industrializadas y generaban riqueza y valor muy lejos de estas tierras”. “Este segundo centenario -agregó- nos encuentra también en un mundo absolutamente diferente. En el del siglo pasado lo dividieron la contradicción este-oeste, que impuso en nuestra región la feroz Doctrina de la Seguridad Nacional, que sufrimos en muchos de nuestros países y que significó también la desaparición de generaciones enteras y fundamentalmente en retraso económico más formidable del que se tenga memoria, debemos decir que este Bicentenario encuentra a los pueblos de la América del Sur en una nueva etapa de transformación y en lo que yo denomino una segunda independencia”-afirmó- ¿Por qué segunda independencia?- sostuvo- la Mandataria aclarando que le compete la responsabilidad histórica de conducir y dirigir democráticamente el estado que le toca gobernar y también atreverse como se atrevieron esos hombres. Elaborar nosotros mismos, en materia económica, en materia política, en materia de interpretar la historia y fundamentalmente en algo que propiciaron aquellos hombres de 1810, y que fue lograr la unidad latinoamericana con un objetivo fundante para la liberación de nuestros pueblos, declamó la Presidente mientras se comparaba con San Martín y Simón Bolivar adjudicándose el titulo de “Libertadora”. Sin embargo en esta segunda independencia que hace gala la presidente Kirchner, el todo vale parece ser la consigna de ese grupete de tiranos unidos por la perversión y la codicia, mientras se burlan de sus respectivos ciudadanos. Sobretodo la presidente argentina que se llena la boca de derechos humanos, y luego se abraza con los criminales dictadores cubanos culpables de infinidad de crímenes de Lesa Humanidad como si estos fueran el ejemplo de América Latina. Mientras el mundo condena la represión a “Las Damas de Blanco” y llora la muerte de Orlando zapata Tamayo, y exige la liberación de los presos políticos, Cristina se regodea fotografiándose a lado del asesino. En su discurso esta misma mujer hablo de libertades donde no las hay, defendió a Evo Morales después que este practicó terrorismo de estado contra los los propios ciudadanos de su país, nada dijo de la violencia de estado que ejerce el gobierno venezolano contra su gente, todo lo contrario se la vio muy compinche y a las risotadas con el caudillo tirano. Pero que se puede esperar si las cárceles argentinas se encuentran atiborradas con más de 600 presos políticos y han muerto por abandono de persona más de 85 y, los ciudadanos están condenados a la pena de muerte por la feroz delincuencia que domina el país, sin que a esa Presidente que se nombró “Libertadora ” le importe la vida y la muerte de los ciudadanos.