mover

mover

martes, 30 de marzo de 2010

El Nazareno de San Pablo

Nazareno, con todo mi corazón,
coloco a Venezuela en Tus Manos. Amén.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

La imagen del Nazareno de San Pablo, es la de devocion de todo hijo de Caracas. Es una talla en madera de pino flandes de Sevilla, España, posiblemente de Felipe de Ribas en el siglo XVII. Dice la tradición que el escultor, después de terminar de tallar la imagen, el Nazareno se le aparece y le dice: "Donde me has visto que tan perfecto me has hecho".
Traída a
Caracas (Venezuela), a la Capilla de San Pablo el Ermitaño (de ahí viene el nombre de Nazareno de San Pablo). Consagrada el 4 de julio de 1674 por Fray González de Acuña. La obra de arte contempla la representación de Cristo cargando la cruz vestido de color morado en su calvario camino a su crucifixión.
En 1597 una epidemia de viruela afectó a la ciudad de Caracas. En ese entonces la población dedicaba gran parte de su tiempo a labores religiosas de rezos para el Nazareno de San Pablo. Cuenta la
leyenda del limonero del Señor que en el lugar cercano al templo de San Pablo existía una huerta plantada de limones cuyos azahares perfumaban el ambiente. En una ocasion una epidemia azotaba a los Caraqueños, por ello, el nazareno fue sacado en procesión a petición de los feligreses. Al pasar la imagen por la huerta, un racimo de limones quedó enredado entre la corona de espinas del Nazareno, cayendo al suelo algunos. Los devotos los recogieron, dándolos como medicina a los enfermos, quienes sanaron prontamente.
En
1880, el anticlerical Guzmán Blanco mandó destruir el templo de San Pablo. Esto fue porque tenía problemas con los sectores católicos del país y con el clero de la Iglesia. Y en ese mismo sitio se levantó el Teatro Municipal que fue inaugurado en 1881. Una de las leyendas más curiosas del Nazareno es que se dice que cuando Guzmán Blanco inauguró el teatro, estando en su palco presidencial vio al Nazareno quien le preguntó ¿Dónde está mi iglesia?, y dicen que él le contó lo sucedido a su señora y de allí nació la construcción de la iglesia de Santa Teresa. Pero en realidad el Presidente Guzmán Blanco, en honor a su esposa Ana Teresa Ibarra, mandó construir la Basílica de Santa Teresa y Santa Ana, lo que nosotros llamamos la Basílica de Santa Teresa y allí fue llevado el Nazareno de San Pablo, donde se encuentra hoy.
Hoy, la rememoración del Nazareno tiene la particularidad de movilizar a los venezolanos desde grandes distancias, hacia las principales iglesias del país donde la tradición ha alcanzado un prestigio notable. Los devotos le pagan penitencia al Nazareno, acompañándolo en una procesión que dura 3 ó 4 horas, todos los miércoles santos. Días antes de la celebración, decenas de feligreses se dedican a resaltar la imagen de esta representación del Hijo de Dios. En medio de una íntima ceremonia, los creyentes adornan la talla de madera con cinco mil orquídeas y la engalanan con una túnica bordada con hilo de oro. El manto que cubre al Nazareno de San Pablo muestra los símbolos de la pasión y muerte: la cruz, la copa, la corona de espinas, los tres clavos, el látigo con que fue azotado, la lanza que traspasó su costado y hasta el hisopo con el que le dieron vinagre. La túnica además está adornada con docenas de perlas ofrecidas por sus fieles, así como sortijas y zarcillos.

Vigilar y castigar


Por: Autor: Orlando J. Bruzual Rojas - Para quienes no conozcan la obra llamada “Vigilar y castigar” de uno de los grandes pensadores del siglo XX llamado Michael Foucault, este ensayo que aparece en 1975 comienza con una ejecución pública en Francia de un hombre llamado Damiens en 1757, quien después de atentar contra el rey se le castigo públicamente rociándole aceite y plomo derretido en su cuerpo, desmembrándole sus extremidades por cuatro caballos, y quemándolo para arrojar al vientos sus incineradas cenizas. Pero esta obra no solo nos hace referencia a los castigados quienes antes de esta terrible ejecución eran paseados en carretas con los cuerpos desnudos por el pueblo para que los ciudadanos se mofaran y se burlaban de ellos. También hace referencia al nuevo esquema de castigo que existe en estos tiempos donde los verdugos medievales han sido cambiados por nuevos verdugos como los sicólogos, facilitadores y guardias (militares) quienes aplican castigos mientras dure la estadía de sus rehenes o prisioneros. Repensando un poco sobre este tema, me he puesto a hacer algunas conexiones entre la idea de castigo y vigilancia que nos presenta Foucault en su obra y lo que esta ocurriendo hoy día en el país con tantas detenciones practicado por este gobierno dictatorial en Venezuela. Una de las conclusiones que pude sacar ha sido la que Chávez esta volviendo al pasado como uno de esos reyes de la Europa medieval al pedir cárcel a sus opositores y presionar a los jueces para que cumplan sus ordenes. Uno de los casos mas concretos es lo que esta ocurriendo con el gobernador Falcón quien después de renunciar al partido oficial del gobierno alegando razones de burocracia y corrupción, sigue siendo victima de los contantes ataques por el mismo presidente quien se burla y se mofa continuamente para que el pueblo observe este espectáculo como se hacia en 1757. Pero este castigo no solo es para el gobernador Falcón quien no quiere hacer lo que él le ordena, también este castigo es para políticos serios y reconocidos internacionalmente como es el caso de Oswaldo Álvarez Paz y para defensores de la libertad como el presidente de Globovisión Guillermo Zuloaga, periodistas, estudiantes, militares y hasta asambleístas quienes no comparten la idea de convertir al país en otra Cuba. En si el presidente Chávez en su afán de vigilar y castigar a sus opositores quiere convertir al país en un cuartel o en una prisión con vigilancia interna y sin comunicación al exterior, utilizando como torre panóptica ( faro de vigilancia) al criminal mas grande de Cuba quien es responsable de llevar al paredón de fusilamiento a miles de sus compatriotas Ramiro Valdez, para que vigile y le comunique a él a quien se debe castigar sicológicamente y físicamente en esta nueva cárcel llamada Venezuela.
http://www.lahistor iaparalela. com.ar/2010/ 03/29/vigilar- y-castigar/ #more-43374

Clases de sueño


Las escuelas de Escocia ofrecen a sus alumnos 'clases de sueño', para que aprendan cómo hay que dormir de manera correcta. Cuatro escuelas de Glasgow están llevando a cabo una experiencia inusual. Bajo la iniciativa de la organización benéfica Sleep Scotland introdujeron clases de sueño para sus estudiantes. Durante las clases se enseñan algunos principios básicos de un sueño sano: el tiempo mínimo que un adolescente tiene que pasar durmiendo es de nueve horas; hace falta acostarse en plena oscuridad y silencio, sin estar acompañados por ningún tipo de dispositivo electrónico en la cama como celulares o consolas, por ejemplo, ni siquiera está permitido tenerlos encendidos en la misma habitación: una pantalla de un televisor o de un ordenador provoca una cierta excitación del sistema nervioso que impide caer en un sueño profundo. Los especialistas afirman que dos clases bastan para aprender las reglas principales para dormir correctamente. Están programadas clases para los padres también, para que sepan qué es lo que tienen que hacer para proporcionar a sus hijos un sueño plenamente sano. Los maestros de las escuelas afirman que se notan ya los primeros resultados positivos. En los alumnos que cambiaron sus costumbres y horarios conforme a las recomendaciones de Sleep Scotland, mejoró notablemente el estado psicológico y sus posibilidades comunicativas. Incluso empezaron a lograr más éxitos en sus estudios y en los deportes. Sleep Scotland espera que con el tiempo el programa experimental sea demandado por todos los colegios del país y esté incluido en el currículo escolar estándar. Afirma que el Gobierno gasta millones de libras para enseñar ejercicios y dietas a los adolescentes, pero no presta ninguna atención a la cuestión del sueño. La organización presentó su iniciativa tras realizar una investigación que reveló que un adolescente escocés suele acostrarse entre las 23:00 y las 0:00 horas, pero no cae en un sueño profundo, sino que sigue viendo la tele o usando Internet tumbado en la cama. La mayoría duerme no más de unas cuatro horas por la noche. Las consecuencias de no dormir suficientes horas son fatiga, dificultades para concentrarse en los estudios y una gran cantidad de los problemas psicológicos que padecen los adolescentes: apatía, irascibilidad, insociabilidad, cambios drásticos de humor, deterioro de la memoria y de la atención. Además, el déficit del sueño aumenta el riesgo de depresión ytrastornos de personalidad en un 71%.
fuente: actualidad.rt.com
http://tepatinaelcoco.blogspot.com/

Cuenta regresiva


Por: Antonio López Ortega - alopezo@cantv.net - Tristemente, como quien ve un paisaje reseco y a punto de arder, el país se ha convertido en una gran cuenta regresiva. Nos levantamos todas las mañanas averiguando el nivel del embalse del Guri y los centímetros que se evaporan cada día: 17, 16, 15... Llevamos el conteo minucioso de la cota mínima con la que pueden operar las turbinas: 270, 269, 268... hasta temer el fatídico 240 que deberíamos alcanzar en mayo. Medimos también los kilovatios que en casas, comercios e industrias deberían bajar 20%. Estamos por reducir las jornadas, por reducir el horario de las oficinas públicas a medio día, por inventarnos un día libre o día de parada. El comercio se reduce, las industrias dejan de producir, el trabajo escasea. La gente deja de salir, las calles son bocas de lobo sin ninguna iluminación, las familias se refugian desde las 7:00 de la noche. Según el Consejo Nacional de Economía, todos los meses se destruyen miles de puestos de trabajo en el sector privado. Los bienes escasean, ciertos alimentos fundamentales desaparecen. Las industrias de Guayana apagan sus hornos, bajan a la mitad su capacidad productiva. La industria petrolera produce cada vez menos barriles, cada vez menos gas. La gasolina ahora se importa, también la carne que comemos o dejamos de comer, también innumerables rubros que antes producíamos en excedentes que exportábamos. Los presupuestos públicos también caen, los programas sociales se desvanecen, las universidades cuentan con 30% menos que el año pasado. Se trata de una gran regresión, nunca antes vista, y el venezolano de a pie la vive con una capacidad de adaptación envidiable. Ya la vida cotidiana se nos ha vuelto una gran resta: menos para esto, menos para aquello, menos futuro o menos porvenir. Vuelta a las cavernas, con fogatas en el campo o velas dispersas por los rincones de los hogares. Los espacios se reducen, también la convivencia, también las oportunidades, también el sentido de la vida. La escena pública es un espacio que no reconocemos, o que vemos a lo lejos desde una ventana, o en la pantalla de un televisor. Sorprendentemente, la escena pública desaparece a la merced de una onda que todo lo privatiza: hábitos, conductas, ideas, pareceres. No estamos juntos; estamos todos en nuestras casas, o en el abandono, incomunicados unos al lado de los otros, expectantes. Quisiéramos que algunas cifras también se redujeran, como las del crimen o las del secuestro o las de la salud pública o las de la corrupción, pero estos indicadores aumentan porque miden el deterioro social y moral, que es lo único que en nuestro país crece desde hace algunos años. Ojalá la cuenta regresiva que mide el largo y espinoso camino hasta las elecciones parlamentarias de septiembre (faltan 100, 90, 80... días) sirva al menos para propiciar una actitud, una reacción, un acto de fe. Ojalá esta cuenta regresiva atesore la voluntad de cambio, añeje la ambición de crecer o de transformarse. Ojalá el país después de esta gran penumbra se imponga otros desafíos, otra noción de porvenir, otra manera de ser o estar en el mundo. No es tarea fácil porque los ciclos históricos consumen lo que tienen que consumir para poder saltar a otra cosa, y a fin de cuentas éste que nos desmoraliza no sabemos si aún ronda por la mente de muchos de nuestros connacionales. En todo caso, la única cuenta regresiva que hoy genera una lectura positiva es la que nos acerca a una posibilidad de cambio, de transformación. Que el país pueda ser otro... he allí el único conteo que puede justificarse en términos regresivos.

Frase del día

Dices que tienes corazón,
y sólo lo dices porque sientes sus latidos.
Eso no es corazón...;
es una máquina que al compás que se mueve
hace ruido.

BÉCQUER, Gustavo Adolfo