mover

mover

martes, 2 de febrero de 2010

¡ATENCIÓN! - PARTE III

ASI TRATA A LOS ESTUDIANTES VENEZOLANOS
EL REGIMEN COMUNISTA COMANDADO POR EL
COMANDANTE HUGO CHAVEZ FRÍAS
PARTE III
Foto: AFP Photo / Juan Barreto






























¡ATENCIÓN! - PARTE II

ASI TRATA A LOS ESTUDIANTES VENEZOLANOS
EL REGIMEN COMUNISTA COMANDADO POR EL
COMANDANTE HUGO CHAVEZ FRÍAS
PARTE II

Foto: AFP Photo / Juan Barreto















Proverbio chino

No puedes evitar
que el pájaro de la tristeza
vuele sobre tu cabeza,
pero sí puedes evitar
que anide en tu cabellera.
Proverbio chino

Enero


Por: Santiago Alcalá Semanario - LA RAZÓN www.larazon.net - Enero, resultó “horibilis” para los gobernantes forajidos del Planeta. Tres de los integrantes de esa cofradía –dos ex jefes de Estado y un ex alto funcionario- fueron objeto de severísimas sanciones. El primero, fue Alí Hasen Al Majad, “El Químico”, primo-hermano de Saddan Hussein y ministro de la Defensa, del Interior, jefe de Seguridad y gobernador militar del Kuwait de ese régimen cuando invadió Kuwait. El 25 de enero, “El Químico” fue ejecutado en la horca. Su captura se había producido en agosto de 2003 y luego de numerosas peripecias ante la justicia, vino a dar con sus huesos al patíbulo. El prontuario de Alí, pone los pelos de punta. Bombardeo con gases venenosos a la población civil kurda; represión contra shiitas después de la guerra del Golfo en 1991; persecución generalizada a opositores políticos con saldo de alrededor de 200 mil desplazados, todo eso sin contar numerosos asesinatos individuales, muchas veces por rivalidades amorosas o antipatías personales. Sobre la cabeza de “El Químico” pendían cuatro sentencias de muerte. La última, por el ataque a la ciudad de Halabja en el que murieron miles de inocentes. Conocedores de la realidad iraquí aseguran, que tenía una bien ganada reputación de crueldad, más temido, incluso, que su jefe y tan ladrón como este último. Los restos de “El Químico”, fueron sepultados junto a los de Saddam. No nos alegramos con la desgracia ajena, pero les deseamos que ambos se den la mano en la última paila del mismo infierno. Hay que hacer, sin embargo, una acotación:“Alí, el Químico” al contrario de cierto teniente-coronel, bocón, nalgón, verrugón y cobardón, asumió su responsabilidad. “Fui yo quien dio las órdenes al ejército de destruir los pueblos y de desalojar lugareños. No me disculpo. No he cometido error”, había dicho refiriéndose a la represión de la rebelión kurda (1987-1988) que causó casi 180 mil muertos. SEGUNDO AL BATE: JORGE RAFAEL VIDELA - El pasado 22 de enero un tribunal de la ciudad alemana de Nuremberg, ordenó la detención, orden de captura internacional y extradición de Jorge Rafael Videla. Es dudoso que esta última, la conceda Argentina. Videla permanece –en atención a sus 85 años- recluido en su residencia. Allí tendrá que esperar la muerte, porque le dictaron sentencia a cadena perpetua. Los crímenes de Videla, durante la presidencia de Argentina estremecen. Organizaciones de Derechos Humanos contabilizan 30 mil, entre muertos y desaparecidos. Además, sobre su persona pesa el infame secuestro de los hijos de sus víctimas, algo de un sadismo que lacera, todavía, a un considerable número de familias. ¿Proceden los sobreseimientos – al estilo del que en mala hora liberó a Chávez- indultos, prescripciones de la pena o leyes de olvido o de obediencia debida, contra tal clase de felones? El caso Videla lo desmiente. En tiempos de la presidencia de Carlos Menem, fue promulgada una amnistía. Pero los tribunales la declararon inconstitucional, con base en el principio ya expuesto, vale decir: los criminales atroces no pueden recibir perdones ni beneficios procesales (¡Oído al tambor, Chávez, El Aisami, los militarotes bolivarianos y sus asesores cubanos). Ahora los jueces alemanes han declarado que, tienen jurisdicción para sancionar los delitos de Videla y he aquí la parte de más filo de tal jurisprudencia. Cada día existen menos burladeros jurídicos. Menos aliviaderos o santuarios para los delincuentes de lesa Humanidad. Es así como un tribunal alemán ha librado orden de captura por un delito cometido en Argentina. Pero se ha procedido en similar sentido en Italia y España. En definitiva, cualquier tribunal del mundo puede avocarse al conocimiento de delitos atroces, cuando no lo hagan los llamados jueces naturales o cuando éstos carezcan de la elemental independencia y autonomía. Sí, ya lo sabemos. Se nos dirá que esas hienas siempre pueden refugiarse en Cuba –donde hay más de cien estafadores prófugos procedentes de Europa y de Estados Unidos- Zimbabwe, Sudán, la Nicaragua de Ortega y la Bolivia de Evo. Sin embargo, ¿de qué les sirve todo lo que se robaron (los delincuentes contra la Humanidad siempre son grandes choros) si no lo pueden disfrutar en ningún país más o menos civilizado? EL NORIEGA DE PANAMA Y EL NORIEGA DE SABANETA - Chávez se irrita cada vez que alguien lo compara con Manuel Noriega, ex presidente de Panamá. Dice que la gente al hacerlo, envía un mensaje subliminal a los gringos para que nos invadan como invadieron el istmo y esposaron al mencionado narcogobernante. Nada personal contra Chávez, ni contra Noriega dicho sea de paso. Aquí informamos y analizamos de manera objetiva y veraz. Pero jamás lo hacemos para ofender, sino para llamar al pan, pan. Además ¿qué quiere? ¿que lo comparemos con Churchill, con el general De Gaulle o con Ghandi? En todo caso, más bien seria Noriega, el de Panamá, quien podría considerarse ofendido por semejante símil. Y aquí llegamos a donde comenzamos. El lunes pasado, la Corte Suprema de Estados Unidos, negó un recurso intentado por los defensores de Manuel Noriega contra la sentencia de un tribunal de Atlanta, que había otorgado su extradición a Francia. En Estados Unidos estuvo 17 años preso, ahora sumará los diez años que le esperan en la cárcel de La Santé donde podrá jugar pico-pico solorico con un amigo que comparte con Chávez: “El Chacal”, Carlos Ilich Ramírez. Y si llega salir vivo, a su eventual retorno a la patria, le queda un repele: 60 años de cárcel en Panamá por una ristra de cohechos, asesinatos y narcotráficos. Se pudrirá en la cárcel, ese es su destino seguro y he aquí, otro común denominador con quien no quiere verse en ese espejo. VIOLACION DE DERECHOS HUMANOS - La gráfica de un Guardia Nacional “Bolivariana” tirando por el cabello a uno de nuestros estudiantes y arrastrándolo por la calle, le ha dado la vuelta al Mundo (Nota mia: ver aqui más fotos y reseñas: http://bit.ly/9yAon3. Magda). Lo mismo, la fotografía de la garrapiña o garfio a lado de las botas de los oficiales que reprimen con tales adminículos, las protestas por el cierre de RCTV. Les sale a los reporteros que las tomaron, su “Pulitzer” o su “Rey Juan Carlos”. En una de sus tronas mentales y sentimentales, Chávez, el jueves pasado, emplazó a los organismos de seguridad a reprimir a nuestros jóvenes. “¡El que no lo haga ‘ta botao!”. Meses atrás, les había recetado “gas del bueno” , aparte de la pretendida estigmatizació n al calificarlos de “niños ricos”. Malo, trágico, repugnante tal conducta en un jefe de Estado. Pero dentro del dolor y la ira compatriota por el maltrato, nos queda un consuelo, pequeño, pero consuelo al fin. Esas gráficas y esas órdenes de mando, por sí solas, constituyen evidencia, suficiente y bastante, para que Chávez y sus generalotes sean condenados por delitos de lesa humanidad. Con semejantes probanzas, no podrá el “Manuel Noriega” de Sabaneta, posar como posó, en el caso de sus bolibanqueros cómplices, cual marido cornudo que siempre es el último en enterarse. Él, es quien da las órdenes de matar. No otro. En cuanto a los oficiales policiales y militares ejecutores, también les sale delito de lesa humanidad y no hay “obediencia debida” que les valga, ni perdones, indultos, ni sobreseimientos. A los efectivos que tienen ya, sus manos tintas en sangre les aconsejamos que se den de baja. Así, quizás, cuando la hora sea llegada, podrán alegar algún atenuante. En cuanto a los que han permanecido desvinculados de tales directrices criminales, emanadas del “Manuel Noriega de Sabaneta” les recordamos, una vez más, que están en la obligación constitucional, legal y moral de no acatar mandos manifiestamente violatorios de los derechos humanos. Desobedecer, les salvará de correr la misma suerte de “El Químico”, de Videla, del Manuel Noriega de Panamá y de la suerte del “Manuel Noriega de Sabaneta”. Pero además, harán labor de Patria pues en caso de una desobediencia masiva de nuestra oficialidad, el único camino que le quedará al mencionado en último término será la renuncia y ulterior dilema hamletiano. O fuga, incluida solicitud de asilo a Admadenijah, a Omar Al Bashi o a Mugabe (Fidel y Raúl, le harán la seña del mono, como se la hicieron el 11/A) o lo que le queda de su miserable vida en una cárcel para delincuentes peligrosos.

Enemigos de Dios


Por: Ivo Hernández - Politólogo - En nuestro hemisferio, los regímenes no democráticos condenan a dos tipos de muerte. La semana pasada, el régimen iraní ha ahorcado a dos de sus opositores. Dada la fragilidad que mantiene puertas adentro desde su cuestionadísima elección, asesores internos habían aconsejado al Gobierno aparentar tolerancia con sus adversarios. Ya eso se terminó y emerge la verdadera cara de la opresión. Quien no piense como nosotros, debe morir. Vale aclarar, además, que la muerte por horca de todas las demás formas de pena capital lleva implícitamente el estigma de la ignominia y la deshonra. No es una muerte rápida ni indolora. Hay suficiente conciencia dentro de la progresiva hipoxia como para saber que se está muriendo. Existen dos métodos: el de asfixia progresiva o el de desnucamiento. El espectáculo siempre es lamentable y aterrador. Pero para los neototalitarismos y para los totalitarismos de antaño, no basta con todo esto. Hay que ir más allá. Para esos regímenes, los opositores políticos no son personas que adversan ideas y a las que se combate demostrando argumentos y método. No. Estos hombres que murieron no fueron condenados por sus ideas políticas. Se les denomina mohareb , “enemigos de Dios”, como si el régimen iraní fuese impuesto y diseñado por el Creador mismo, y los actuales administradores de la enorme riqueza petrolera de ese país, sus delegados. Nada menos. Política mortífera. Este abuso en el descrédito público se da por igual en América Latina. En nuestro hemisferio los regímenes no democráticos se cuidan ahora de fusilar o ahorcar a sus opositores, pero, en cambio, les ofrecen dos tipos de muerte diferentes: una lenta, en cárceles peores que las más miserables mazmorras medievales, o una lejana, en ese dolor inextinguible que para un patriota implica el exilio. En la primera, la salud se deteriora paulatinamente con condiciones de insalubridad y descuido que dejaran huella para siempre en el cuerpo y mente del preso; en la segunda, la nostalgia y ese dolor innombrable de la impotencia harán lo propio para que el final sea siempre el mismo. Quienes adversan al régimen cubano o al venezolano, por decir dos ejemplos contemporáneos, no son contrincantes políticos, esto es, pares o iguales que mantienen criterios operativos distintos en materia política. Para esos países se trata de escoria, gusanos, oposicionistas, escuálidos, antirrevolucionario s, traidores del pueblo, apátridas, basura humana. No he inventado ningún apelativo. Todos provienen de la prensa y los discursos oficiales de quienes se sienten parteros de la historia para engendrar su perpetuidad en el mando, y cuando fallezcan, la de sus familiares. Invento poderoso. Lo único que nos ha librado de estas bandas que se apropian del poder y de sus resortes para reproducir riquezas para ellos y pobreza para todos los demás, es uno de los inventos más frágiles de la humanidad que a la vez es uno de los más poderosos: la democracia. Es con independencia de poderes públicos, con alternabilidad en el mando, con libertad de expresión, con instituciones practicas, como el individuo deja de ser “pueblo”, masa informe y manipulable, y se convierte en ciudadano, eje y sustancia de todos los derechos sociopolíticos. Y llamamos frágil a la democracia pues ella implica muchas veces un camino más lento y largo, para algunos tedioso, que invita a tomar atajos. Craso error. En democracia forma y fondo van aparejados y es solo cuando la ética y la política encuentran un espacio común que prospera la más curiosa y hermosa de las flores: la libertad. Un último caso: ahora que Honduras ha retomado el camino de su democracia y el mundo entero, salvo excepciones, así lo reconoce, la historia sabrá determinar si sacar a lo que prometía ser un gobierno tutelado fue un golpe de Estado, como algunos quisieron hacernos ver, o si fue un pueblo que, viendo las desgracias de sus vecinos en Nicaragua y Venezuela, se armó de valor para repudiar el renacimiento del comunismo cubano ahora financiado con capital venezolano. Palabras milenarias nos lo dicen: por sus frutos les conoceréis.

El futuro de las naciones se cocina en el aula


Por: Bernardo Kliksberg (*) - La educación es clave para el futuro de las personas, las familias y los países. Recientes mediciones en los EE.UU. muestran que es el mayor preventivo anti delincuencia. En­tre los que terminaron la escuela secundaria, los detenidos en cárceles son 1 de cada 35. Entre los que no la finalizaron, 1 de cada 10, es decir, un 350% más. Quienes completaron un grado universitario ganan 74% más que los que no lo hicieron. En los países con educación universal garantizada hasta casi terminar la universidad, como Noruega, la pobreza es cero. Los países líderes en el mundo en inversiones en educación, como los nórdicos, y los asiáticos, encabezan los rankings de progreso tecnológico y competitividad. Una América latina preocupada por la inseguridad ciudadana, los altos niveles de pobreza (34% actualmente con los 9 millones más de pobres que se agregaron en el 2009 a causa de la crisis exportada), las desigualdades y la competitividad de sus economías debería prestarle la máxima atención. Con avances, los déficits son considerables. Seis millones de jóvenes entre 15 y 19 años no terminaron la escuela primaria. Sólo el 43% de los niños terminan la escuela primaria a tiempo, en la edad y número de años previstos. No finalizan la secundaria el 70% en Guatemala, Honduras y Nicaragua, y el 50% en Bolivia, Brasil, Colombia, Panamá y Paraguay. Las deserciones en primaria y secundaria están totalmente correlacionadas con las desigualdades generales de la región. En el 20% más rico la terminan 4 de cada 5, en el 20% más pobre sólo 1 de cada 5, mientras que en el 20% más rico, la quinta parte termina la universidad, en el 20% más pobre es sólo 1 de cada 100. Las causas de las deserciones son muy concretas. Una es la desnutrición, 16% de los niños padecen de desnutrición crónica. Otra es el trabajo infantil, el 11% de los menores de 14 años trabajan duramente para agregar ingresos a sus hogares. Una tercera es la desarticulación familiar. Ante carencias críticas las familias pobres se desintegran con más facilidad. Contar con una familia articulada es decisivo para la motivación, y el rendimiento de los niños en la escuela. Se crea así un “círculo perverso”. Entre los jóvenes cuyos padres no terminaron la primaria sólo terminan la secundaria 3 de cada 10. En aquellos que tienen padres graduados universitario, la completan 9 de cada 10. Por otra parte mientras las familias de mejores recursos económicos, hacen lo posible en un mundo tan competitivo para que sus hijos prolonguen sus estudios y hagan incluso posgrados, las pobres no tienen otra alternativa que tratar de que trabajen cuanto antes para sumar ingresos, y por tanto corten sus estudios. A todo ello se suman las carencias agudas de recursos de la educación pública, la única accesible para la gran mayoría de la población, que repercuten en su calidad. Entre otros aspectos, de acuerdo con el estudio SERCE-Unesco (2009) el 20% de las escuelas no tienen agua potable, un 33% no tienen baños suficientes, un 47% carecen de bibliotecas. Por otra parte la situación del recurso más importante de la educación, los maestros, es difícil en la región. Los salarios son muy bajos, las posibilidades de perfeccionamiento y de carrera, limitadas. El 36% de los maestros de 6º grado tienen otro trabajo para poder subsistir. Se crean así circuitos educativos diferenciados. Las oportunidades en educación son muy distintas para los diversos estratos sociales, y ello va a incidir directamente en sus chances en el mercado de trabajo. Las desigualdades en los años de educación recibidos y su calidad refuerzan las inequidades de la región, que son las mayores de todos los continentes. Es una obligación de una sociedad democrática, dar oportunidades de educación a todos en el siglo XXI. Hacerlo requiere en primer término, invertir recursos. Mientras que Dinamarca gasta en educación primaria u$s7.949 por alumno; Francia, u$s5.224; España, u$s4.800; México dedica u$s1.604; Colombia, u$s1.257, y Perú, 446 dólares. El gasto público en educación es en América latina el 4,1% del Producto Bruto, a distancia del de los países en desarrollo –4,5%– y de los desarrollados, 5,3 por ciento. No se puede alegar falta de recursos. Cuanto más haya, mejor, pero siempre habrá un tema de cómo se priorizan. Entre otros ejemplos Costa Rica decidió cambiar su Constitución para colocar en ella que el gasto en educación no debe ser menos que el 6% del Producto Bruto Nacional. La Argentina dictó una ley que obliga al Estado a llegar en el 2010 a ese mismo porcentaje. Uruguay desarrolló en la gestión del gobierno reciente el Plan Ceibal que universalizó el acceso a Internet en los 350.000 alumnos de sus escuelas públicas. Se necesitan políticas públicas “activistas” a favor de la educación, deben ser acompañadas de vigoro­sos programas de responsabilidad social empresarial en esta área, y de la movilización permanente de la sociedad civil a favor de ella. Hoy en América latina a cada niño al que se le niega de hecho la posibilidad de estudiar se lo está con­denando a ser un excluido o marginal en su sociedad, y en el siglo XXI. Es una afrenta ética y una violación de derechos humanos básicos que es hora de que termine.
(*) Orden al Mérito Civil 2009 del Gobierno de España. La más reciente obra del autor es Primero la gente, escrita con el Premio Nobel de Economía Amartya Sen.
http://www.elargentino.com/nota-74183-El-futuro-de-las-naciones-se-cocina-en-el-aula.html

Sepelio del Dr. Inciarte