sábado, 23 de enero de 2010

John Stuart Mill

Las leyes no se mejorarían nunca
si no existieran numerosas personas
cuyos sentimientos morales
son mejores que las leyes existentes.
MILL, John Stuart