mover

mover

lunes, 11 de enero de 2010

Confucio

Es más fácil apoderarse
del comandante en jefe de un ejército
que despojar a un miserable de su libertad.
CONFUCIO

Juan Luis Vives

Es inútil toda polémica
si no hay esperanza
de que resulte provechosa.
VIVES, Juan Luis

Edward Schillebeeckx

Lo decisivo
(para la responsabilidad religiosa)
no es el expreso reconocimiento
o la negación de Dios,
sino la respuesta a la pregunta:
¿qué lado eliges
en la lucha entre el bien y el mal,
entre los opresores y los oprimidos?

Edward_Schillebeeckx
(Fue llamado al orden por el Vaticano)

Cuadro de devaluación


Cleopatra usaba maquillaje antibacterias


El maquillaje de ojos usado por Cleopatra y otros antiguos egipcios tenía un doble propósito estético y de protección de los ojos contra ciertas enfermedades, según una investigación de científicos franceses del Museo del Louvre y el CNRS.De acuerdo con los especialistas, hace 4.000 años los antiguos egipcios usaban maquillaje hecho de plomo y sales del mismo elemento químico para oscurecer los ojos, que además tenían propiedades medicinales que estimulaban el sistema inmunológico. ''Dosis muy bajas de plomo no matan a las células, en su lugar se produce una molécula de óxido nítrico que activa el sistema inmunológico que repele bacterias en caso de infección en los ojos'', explican los investigadores, que sostienen que en el Antiguo Egipto ya conocían la química de estos compuestos.Además, los científicos sugieren que la galena, forma mineral natural del sulfito de plomo empleada en el maquillaje, funcionaba como antiséptico y protegía los ojos de los rayos solares. Los detalles se publican en el último número la revista Analytical Chemistry.

La Gioconda tenía el colesterol por las nubes


Vito Franco, profesor de Anatomía Patológica de la Universidad de Palermo (Italia), ha realizado un examen del retrato de la Mona Lisa o Gioconda pintado por Leonardo Da Vinci para intentar averiguar por qué la modelo murió joven de un infarto. El científico ha realizado un detallado análisis de las características físicas de La Gioconda basándose en la representación que de ella se realiza en el óleo. Y ha identificado claros signos de una acumulación de ácidos grasos bajo la piel, síntoma de unos "niveles de colesterol estratosféricos". Además el científico afirma haber detectado un lipoma, un tumor benigno, en su ojo derecho."La enfermedad existe dentro del cuerpo; la gente retratada en el arte revela su aspecto físico, los cuadros nos hablan de su vulnerabilidad humana", argumenta Vito Franco, que presentó sus conclusiones en una conferencia médica en Palermo, en la que expuso su diagnóstico de varios personajes que aparecen en algunas de las obras del arte más famosas de la humanidad. Entre ellos ha podido "pasar consulta" a Miguel Angel, gracias a su aparición en La escuela de Atenas de Rafael, que le ha permitido concluir que el escultor, arquitecto y pintor del renacimiento podría haber sufrido de cálculos renales, como demostrarían las rodillas hinchadas de la pintura. Además, Vito Franco sugiere que el Retrato de joven realizado por Boticelli indica, por los alargados y finos dedos de su protagonista, que el joven en cuestión podría sufrir del síndrome de Marfan, una enfermedad genética que produce un alargamiento inusual de la longitud de los miembros del que la padece.
http://www.muyinteresante.es

Carta de Gordon O´Connor


Carta de Gordon O´Connor, ministro de Defensa de Canadá - Se trata de una carta que envía una canadiense pacifista a las autoridades quejándose del trato que se da a los “insurgentes presos” (terroristas) detenidos en Afganistán. Le contesta el ministro de Defensa en los siguientes términos:
“Estimada ciudadana comprometida: Gracias por su carta en la que expresa la preocupación por el trato que damos a los terroristas talibán y de Al Qaeda en manos de las Fuerzas Armadas Canadienses. Se los transferimos al Gobierno de Afganistán que los mantiene presos en su sistema carcelario. Pero, en atención a las quejas que recibimos de ciudadanos comprometidos como usted, hemos creado un nuevo programa LARK [iniciales en inglés para Responsabilidad Aceptada de los Liberales para con los Asesinos]. De acuerdo con ese programa, hemos decidido seleccionar un terrorista y colocarlo bajo la dependencia de la familia de usted. El próximo lunes tendrá usted en su casa a Alí Mohamed Amé ben Mamud (puede llamarlo simplemente Amé). Espero que puedan tratarlo amablemente tal como exigía usted en su carta de protesta. Lo más probable es que necesite usted contratar a algunos ayudantes para esa misión. Cada semana nuestro departamento le va a hacer una visita de inspección para comprobar que se tienen en cuenta los principios de buen trato que exigía usted en su carta. Debo advertirle que Amé es un psicópata extremadamente violento, pero confiamos en que, con la sensibilidad que usted manifestaba en su carta, logrará superar ese inconveniente. Seguramente tiene usted razón al describir esos problemas como meras diferencias culturales. Pero insistimos en que su huésped resulta extremadamente eficiente en el combate cuerpo a cuerpo y que puede matar con un lápiz o un cortauñas. Le rogamos que no le pidan a Amé que demuestre esas habilidades en el grupo de yoga al que usted asiste. Además, Amé es un experto en fabricar artefactos explosivos con productos caseros; así que tenga bien guardados esos productos a menos que en su opinión esa decisión pueda ofender a Amé. El terrorista no querrá relacionarse con usted o con sus hijas (excepto sexualmente) puesto que él considera a las mujeres como meros objetos. Ese es un aspecto muy sensible, puesto que se le han observado tendencias violentas respecto a las mujeres que no cumplen con el atuendo prescrito en las costumbres islámicas. Así pues, confío en que a usted no le moleste llevar el burka; de ese modo contribuirá usted a respetar la cultura y las creencias que manifestaba en su carta. Gracias otra vez por su preocupación. Estamos muy reconocidos a las personas como usted e informaremos a nuestros conciudadanos de su cooperación. Buena suerte y que Dios le bendiga. Atentamente, Gordon O´Connor, ministro de Defensa de Canadá”.

Sobre los liberales, socialistas, liberalismo y socialismo


Por: Gabriel Boragina - 1. Las ideas socialistas - En su magnífico libro publicado en 1927, titulado Liberalismo, Ludwig von Mises, entre muchas otras cosas, explicaba la razón por la cual el liberalismo era rechazado por las masas a pesar de demostrar cuanto había mejorado la condición social y económica de esas masas ese mismo liberalismo que objetaban. Explicaba que, obra de los intelectuales socialistas, desde los utópicos hasta Karl Marx, se había logrado convencer a esas masas que la producción de bienes y servicios era un mero dato, es decir, algo dado, producto de una evolución necesaria en un sentido claramente determinista, y así lo llamó las "fuerzas materiales de producción". Puesto que conforme a la enseñanza de socialistas y marxistas, la producción de bienes y servicios era algo "inevitable" y que ya estaba instalado entre nosotros, el problema social y económico se reducía –siempre según los socialistas- a la "injusta" distribución de esos bienes y servicios. En realidad, la idea de la "injusta" distribución de la riqueza es muy antigua, comienza casi con el dogma de Montaigne en el siglo XV, que la formula de manera imperfecta y es desarrollada por John Stuart Mill[1], de quien, tanto los socialistas utópicos como los marxistas, la adoptaron con entusiasmo. A partir de allí, puede decirse que el daño ideológico ya estaba hecho, y tanto el liberalismo como el capitalismo quedaron seriamente heridos por la aceptación popular de tales falacias "distribucionistas" y esto al menos, en el terreno de la divulgación de ideas y de la enseñanza. Aceptada por las masas, entonces, el dogma socialista que el problema económico y social solo radica en la "justa" distribución de una riqueza que se producía y se produce en forma "automática" (los actuales socialistas siguen sosteniendo esta *descabellada* tesis), el socialismo pudo empezar a expandirse políticamente, incluso y a pesar de sus notorios fracasos económicos. Pero hay más puntos que hacen del socialismo algo más atractivo para las masas que el capitalismo. En tanto los liberales hacen hincapié en la idea de ahorro, los socialistas propician la del gasto y es obviamente más simpático para las masas esta última idea que la primera. Resulta seductor para la mayoría que, una doctrina como la socialista, les diga a las gentes que es posible "ser rico" gastando (lo ajeno) en lugar de ahorrar. Esto trae votos y adherentes. Una mayoría ha aceptado consciente o inconscientemente la tesis central del marxismo: la teoría de la explotación. Esta es la razón por la cual, esa misma mayoría piensa que, por ejemplo, su salario es "bajo" porque el patrón le "roba" parte del mismo, del mismo modo que el cliente -en general- piensa (y dice) tan a menudo que el comerciante "le roba" al venderle el producto. Son todas ideas marxistas, lo sepa la gente o no lo sepa. Solo saben que son ideas atrayentes, que les "suenan bien" y que hay que votar a quien la sostenga. No pueden dejarse de lado los factores emocionales, que los marxistas explotan en su favor, atacando a todo aquel que discrepe con ellos de "egoísta, inhumano, perverso, explotador", y falsedades de la misma calaña, quedando los colectivistas en pose de "altruistas, humanos, impolutos", etc. es decir de falsedades del mismo tipo, pero en sentido contrario. 2. Política y economía - Hoy en día, nos seguimos debatiendo en la contradicción señalada: el triunfo político del socialismo y sus recurrentes fracasos económicos; es que el socialismo es una imposibilidad económica, como ha demostrado la Escuela Austriaca de Economía y esto no es sencillo de percibir por las masas votantes, de allí, que ignorantes las masas de las enseñanzas austriacas, poco cabe hacer desde la prédica política, toda vez que el discurso político socialista y marxista es muchísimo más simple y mas encantador intelectualmente hablando, y por ello, muchísimo mas aceptable a las masas que el discurso político liberal o libertario (en términos estadounidenses). Es más simple y más entendible para las masas la idea de *distribución* que la de *producción* y hasta mucho más aceptable para ellas; no es intuitivo para la gente sencilla y no versada en economía comprender nociones tales como las del proceso de producción, distribución, redistribución, moneda, precios, cálculo económico, fiscalidad, utilidad marginal, función ahorro-consumo, etc. y sin estos conceptos básicos, de los cuales una enorme mayoría de personas carecen por completo, un discurso político de corte liberal está de antemano condenado al fracaso más rotundo. Ello explica, de alguna manera, la frustración de las políticas de los partidos liberales, a lo largo del mundo durante la mayor parte del siglo XX y lo que va del presente; no han tenido en cuenta este aspecto, en parte porque muchos políticos liberales -varios con, incluso, grados académicos- no son versados en economía austriaca, y he verificado casos en que algunos ni siquiera manejan mínimas herramientas de economía general, no se diga ya austriaca. A propósito, recuerdo una discusión con un ingeniero muy famoso y culto, que no podía comprender la diferencia entre producción y productividad. 3. La actitud liberal - Para peor, muchos políticos liberales (o liberales en política) "desprecian abiertamente" a los economistas liberales, con motes despectivos y burlones tales como "economicistas", "teóricos", "utópicos", "economistas de café literario", etc., sumándose -ya sea consciente o inconscientemente- a las mismas críticas y burlas que a esos economistas liberales se les hace desde la izquierda. Esto representa una *trágica ruptura* entre las filas liberales, donde las aguas se encuentran artificialmente divididas entre los partidarios de la política (o políticas) liberal (es) por un lado y los de la economía liberal desde el otro flanco, mirándose con recelo y hostilidad mutua, y bien decía Maquiavelo cuando aconsejaba al príncipe: divide y reinarás; la consecuencia de esa guerra de, a veces indiferencia, otras de abierta agresión, hostigamiento y burla entre las filas liberales, han dado recurrentemente un permanente triunfador: la izquierda marxista que triunfa políticamente, a la vez que fracasa económicamente de manera estrepitosa. Hay muchos análisis simplistas del tema entre los propios liberales en otros aspectos, dentro de los cuales se atacan unos a otros, sea por cuestiones metodológicas, estratégicas, tácticas, e incluso ideológicas; me ha tocado participar en muchos debates donde el tema de discusión entre liberales se centraba largamente en quien era "más" liberal que el vecino, arrogándose todos sin exclusión la posesión y único uso de una especie de imaginario "liberalómetro" mecanismo con el cual se descalificaba a unos y se ponderaba a otros, conforme criterios absolutamente subjetivos y antojadizamente arbitrarios. La falta de acuerdo entre autodenominados liberales, libertarios, libertarianos, libertaristas, etc. o expresiones análogas, el desprecio de los métodos de unos por otros, el rechazo de las competencias o dedicaciones de unos y otros, y sobre todo, la permanente descalificación de las áreas en que cada grupo trabaja, la tendencia a formar cenáculos privados, cerrados y pequeños, solo para "exclusivos" , el desconocimiento de las tesis de la Escuela Austriaca de Economía y hasta su parcial o completo rechazo o descrédito por parte de quienes se llaman a sí mismos "activistas" del liberalismo, sumado a lo cautivante e intuitivo a la gente de las erróneas tesis socialistas, mas otros factores que serían largos de explicar aquí, todo ello revela, a mi modo de ver, el fracaso del liberalismo como alternativa política, y consecuentemente, de los partidos, grupos o asociaciones políticas liberales que la han intentado. Ludwig von Mises dijo con acierto –en mi opinión- que el liberalismo no puede *imponerse* desde arriba, desde una cúpula política; como enseñó el genial maestro austriaco, hablar de un "gobierno liberal" es una absoluta contradicción en términos; perseguir una meta semejante no diferenciaría -en última instancia- a liberales de socialistas, ya que ningún socialista afirma a las masas que desea el gobierno para oprimirlas sino para "liberarlas" de la opresión.


Usted puede ayudar a guardar sus dientes sanos del al revés – las ciertas opciones de dieta pueden ayudar a guardar sus tajaderas fuertes y brillantes. ¡Aquí están algunas puntas para ayudar a proteger su contra decaimiento, enfermedad, y más! El azúcar no es la única cosa esto es malo para sus dientes – carbs puede ser como perjudicial. Después de todo, los hidratos de carbono dividen abajo en azúcares simples en su cuerpo. En su , los azúcares son convertidos en la placa. ¡Esto no significa que usted tiene que dejar carbs! Sólo trate de comerlos sólo a la . Carbs son amables de pegajoso, entonces ellos tienden a adherirse entre dientes o debajo de la línea de goma. La de su carbs a la dará a su una posibilidad de limpiar el carbs lejos. Más usted come, más saliva usted produce. La saliva ayuda a quitar lavando partículas de . Asegúrese que usted consigue mucha vitamina C en su dieta. La Vitamina C ayuda a mantener todas sus células unidas – de su piel a sus gomas. Si usted consigue menos de 60 miligramos de la vitamina C diariamente, usted 25 % con mayor probabilidad tendrá la enfermedad de goma que la gente que consigue 180 miligramos o más cada día. Como una medida, un de ocho onzas de OJ contiene 80 miligramos de la vitamina C o más. Asegúrese que usted come mucho en su dieta. La mayoría del en su cuerpo vive en sus huesos y sus dientes. 800 miligramos de cada día (para el tipo medio) ayudarán a reducir su riesgo de desarrollar la enfermedad de goma. Las mujeres con menos de cincuenta probablemente necesitan más – aproximadamente 1000 miligramos diariamente. Las mujeres con más de cincuenta deberían conseguir 1200 miligramos diariamente. Té de bebida. ¡Los antioxidantes en el té negro y verde ayudan a impedir a la placa atenerse a sus dientes! Esto significa que usted tiene una posibilidad inferior de cavidades en vías de desarrollo y enfermedad de goma. Muchos tés también contienen el fluoruro (tanto de dejar como del agua usted remoja el té en) de modo que ayude a proteger su esmalte de diente. Té de bebida. Sí, lo digo dos veces. Los antioxidantes en el té negro y verde inhiben el crecimiento de ciertas clases de bacterias – las clases aquel mal aliento de causa. Beba sus sodas, bebidas de deportes, y zumos por una paja. Los ácidos cítricos y fosfóricos en bebidas (hasta bebidas de dieta) pueden erosionar su esmalte de diente. La utilización de una paja puede limitar el contacto con sus dientes.
Articulos relacionados
Alimentos Que están Bien Para Sus Dientes
¿Por qué Necesita Mi Cuerpo Calcio?
¿Cuál es Gingivitis?
Por qué Chicle está Bien Para Usted
¿Caramelo Que Lucha contra Cavidades
Boca seca
¿Por qué Necesita Mi Cuerpo la Vitamina B2?
¿Duele esto Cuándo Usted Seda floja?
¡Once Cítricos (¡y Por qué Usted Debería Amarlos!)